eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Juegoreviews Juegoreviews

Análisis Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

PS3 da sus ultimos coletazos con un RPG exclusivo que mezcla elementos clásicos con un sistema de combate por turnos muy particular e innovador
Ar Nosurge

PS3 sigue dando señales de vida a pesar de la aparición de un relevo generacional que se empeña en cobrar todo el protagonismo. En concreto, serán los fans de los RPG de estética manga los que puede que encuentren motivos suficientes para posponer la jubilación de su anciana consola con la nueva obra de Gust, un estudio veterano del género de los RPG.

Ar Nosurge: Ade to an Unborn Star nos narra una fantasía futurista de ciencia ficción en un mundo donde la música y la magia se entremezclan a partes iguales para contarnos la historia de una civilización que perdió su planeta y vaga por el espacio en busca de un nuevo mundo que poder habitar.

Durante el desarrollo controlaremos a dos grupos diferentes de personajes: Delta y Casty, dos jóvenes pertenecientes al equipo de Fuerzas Especiales que protegen a la humanidad de una nueva forma de vida alienígena conocida como Sharl; y el robot Earthes y a su misteriosa compañera Ion, que luchan bajo la convicción de que Sharl y los humanos pueden coexistir.

Una de las principales peculiaridades del título es precisamente la posibilidad de vivir una misma historia desde dos perspectivas diferentes, en la que llegados a cierto punto, podremos alternar libremente entre ambos grupos de personajes y descubrir así la forma de combinar sus historias.

Desde un punto de vista narrativo, Ar Nosurge sigue muchas de las líneas habituales de los RPG de corte más clásico con todas sus consecuencias, es decir, infinidad de líneas de diálogo para profundizar en la trama y en sus personajes. Es un aspecto del juego que agradará enormemente a todos aquellos que consigan interesarse por un trasfondo atractivo, pero que requiere un cierto grado de esfuerzo por parte del jugador.

Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

Por una parte es relativamente fácil perderse en la historia a pesar de que la enorme cantidad de términos, nombres y conceptos del universo creado para la ocasión, se explican con todo lujo de detalles. En ocasiones puede llegar a percibirse que se da por hecho que el propio jugador conoce algunos de los acontecimientos sobre los que giran multitud de secuencias y el más mínimo despiste puede provocar que nos perdamos una parte importante de la trama desde ese punto en adelante.

Aun así, con un cierto grado de concentración e interés ante la a priori monotonía de tanto cuadro de diálogo, se desvela una historia emotiva, profunda y rica en detalles que hará las delicias de todos aquellos que sepan a lo que se enfrentan.

Como todo buen juego del género, contaremos con un sistema de combate que bebe de otros juegos de su clase, ofreciendo un sistema de enfrentamientos por turnos, aunque integrando ciertas mecánicas en tiempo real como bloquear ataques enemigos. Aunque puede sonar como una mecánica demasiado familiar, es precisamente en el sistema de combate donde nos encontramos las principales señas de identidad de este juego para marcar la diferencia con una propuesta realmente novedosa.

Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

A diferencia de otros tantos RPGs, en Ar Nosurge no nos enfrentaremos a un enemigo o pequeño grupo de enemigos, aquí en cada combate (generado de forma espontánea según determinados parámetros) tendremos que plantar cara a un auténtico ejército de enemigos que van apareciendo en pantalla mediante oleadas.

Nuestra labor no es otra que acabar con el mayor número de ellos encadenando movimientos de ataque y otros golpes especiales para dar lugar a destructivos combos. La peculiaridad es que además, los combates por norma general se desarrollan con un grupo de dos personajes, uno para la primera línea de batalla, y otro en la parte trasera a modo de apoyo mediante el uso de la magia de la música. Estos hechizos de Magia de Canciones permiten entonar distintas melodías con diversos efectos para acabar con un buen número de enemigos o alterar el rumbo del combate mediante otros devastadores efectos. Sea como sea la forma en la que abordemos cada enfrentamiento, y a pesar de lo extraño que pueda resultar el sistema en un principio, a medida que vamos comprendiendo su funcionamiento, se abren un buen número de opciones tácticas y estratégicas que aportan toda la profundidad necesaria para conseguir un desafío en condiciones en el que además, se medirá nuestro rendimiento en forma de puntuación final.

Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

Ar Nosurge también cuenta con un interesante sistema de progresión de personajes, más centrado en las relaciones entre protagonistas y personajes secundarios, que en el éxito o fracaso de misiones y combates. Gracias a la posibilidad de establecer y fortalecer vínculos entre personajes, conseguiremos que éstos mejoren sus aptitudes, lo que lo convierte en una de las facetas del juego a la que más tiempo dedicaremos fuera de los propios combates y la exploración.

Este planteamiento se acentúa aún más gracias al sistema Genometrics, gracias al cual nos introduciremos virtualmente en la mente de otro personaje. El desarrollo de estos niveles supone un paréntesis en las mecánicas generales de juego, aunque seguiremos teniendo un buen número de cuadros de diálogo, en ocasiones especialmente cómicos y en ocasiones irrelevantes y aburridas, pero nos permite profundizar aún más en las motivaciones, intereses e historia de algunos personajes para conseguir además determinadas bonificaciones y mejoras en sus habilidades.

Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

En Ar Nosurge también tendremos la posibilidad de equipar a los personajes con distintos objetos, así como fabricar nuestros propios ítems y consumibles mediante el sistema de síntesis en determinadas tiendas, de gran ayuda para el desarrollo de los combates.

Respecto al apartado visual, podremos apreciar multitud de ambientaciones diferentes y un diseño artístico que vale la pena remarcar, especialmente en los momentos donde somos testigos de algunas secuencias de corte anime. Sin embargo la tónica general desde un punto de vista meramente técnico es la de un apartado completamente obsoleto que deja algunos detalles desagradables como zonas especialmente toscas, de una sencillez excesiva y muy poligonales, o la continua sensación de encontrarnos con “paredes invisibles” cuando nos salimos un poco del área funcional del escenario.

Bastante mejor resulta el apartado sonoro, y muy especialmente una banda sonora que nos ofrece algunos temas memorables, sobre todo en las piezas instrumentales que van sonando en función del lugar en el que nos encontremos o en determinadas secuencias concretas para calmar o disparar los niveles de intensidad.

Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star

Quizás la principal pega fuera de todo aquello que pueda no gustar a los que no sean amantes de este tipo de juegos, sea la falta de traducción a nuestro idioma, porque tanto voces como textos nos llegan en inglés, aunque tendremos la opción de seleccionar las voces originales en japonés. Dada la cantidad de textos e información, es un juego muy poco recomendable para todos aquellos que no tengan un dominio más que decente de la lengua de Shakespeare.

Por último cabe recalcar otros pequeños inconvenientes que sin llegar a lastrar la experiencia, se perciben como aspectos claramente mejorables, como una mayor variedad en el desarrollo de los combates en función de los personajes que elijamos o algunas secciones de la aventura que pueden resultar realmente soporíferas.

Aun así, estamos ante un RPG con aires de clásico pero con sus propias mecánicas e innovaciones que le permiten diferenciarse de forma muy acertada de la inmensa mayoría de juegos del género. Con un poco de interés y esfuerzo por parte del jugador, se puede disfrutar de una obra, que sin llegar a hacer sombra a algunos de los grandes, merece hacerse un hueco en los corazoncitos de los más apasionados seguidores de los juegos de rol japoneses.

NOTA AR NOSURGE

Lo mejor

  • Las innovaciones en el sistema de combate, le dan una identidad única
  • El diseño artístico y las secuencias anime
  • La banda sonora cuenta con piezas memorables
  • Una historia profunda y rica en detalles

Lo peor

  • El apartado técnico resulta completamente obsoleto
  • Requiere un cierto esfuerzo por parte del jugador para seguir la trama
  • Los cuadros de diálogo pueden llegar a agotar la paciencia en ocasiones
  • Se echa en falta una mayor variedad en el desarrollo de los combates, sobre todo al cambiar el grupo de personajes

Noelia Valbuena
Análisis Ar Nosurge: Ode to an Unborn Star
Publicado: 09/10/2014
7 / 10 estrellas

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha