eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Los 10 errores que debes evitar en tu currículum

  • Tu currículum vitae es tu tarjeta de presentación por lo que debes tener cuidado y no cometer errores. Aquí te mostramos los 10 fallos más comunes para que puedas corregirlos
- PUBLICIDAD -

La búsqueda de empleo es una tarea difícil y más en una época como la actual. Muchas veces mandas tu currículum a ofertas de empleo a las que se han postulado más de 800 candidatos, otras veces tienes suerte y sólo se han enterado 200 personas. Cuando no te llaman puede ser porque tu currículum ha sido de los últimos en ser recibido, porque no tienes la experiencia que te pedían o porque tenía fallos que han provocado que el equipo de recursos humanos no siguiera leyéndolo. Tu currículum en muchos casos es tu única tarjeta de presentación y lo primero que ve la persona que te entrevistará, por lo que tienes que ser muy cuidadoso y no olvidarte de revisarlo.

Debes saber que el equipo de recursos humanos no dedica más de 10 segundos a mirar un currículum a no ser que vea cualidades para seguir leyendo. Si el tuyo tiene algunos de estos fallos, lo más seguro es que no te dediquen ni siquiera esos 10 segundos para descubrir quién eres y qué puedes aportar.

Un buen currículum debe ser exhaustivo, concreto y sobre todo honesto, seguro que te pillan si dices que hablas inglés a la perfección o que tienes 3 años de experiencia como contable, cuando los números no son lo tuyo y a tu edad aún te cuesta hacer una regla de tres.

Aquí va nuestro decálogo de los 10 errores que debes evitar:

  1. Currículum ilegible. No hablamos de que uses una letra minúscula y sea necesaria una lupa para leerlo, sino de que esté tan engorroso que haga casi imposible encontrar la información que quieres transmitir. Por tanto, debe ser lo más claro posible.
  2. Las fotos informales no dan una buena imagen a la hora de buscar empleo. No vale mandar una con tus colegas en la playa, ni otra bañando a un elefante sacada de Facebook. Lo recomendable es una imagen tamaño carnet, a color o en blanco y negro, y con vestimenta formal.
  3. Información incompleta que no refleja toda tu experiencia profesional. Debes rellenar toda tu trayectoria, los blancos en el currículum denotan que no has hecho nada durante esos periodos de tiempo. Eso sí, de una manera concisa, no te pedimos una novela.
  4. Muy largo. Un currículum con muchas hojas se hace eterno. El tamaño recomendable es de dos folios, como máximo. Así que debes condensar todo lo que has hecho.
  5. Tachones con bolígrafo. No debes corregir el documento después de imprimirlo. Está de sobra decir el mal aspecto que te dan correcciones de este tipo.
  6. No es recomendable el formato libre, salvo para puestos en los que se trabaje la parte creativa, como diseñador o maquetador. Por tanto, debes presentarlo en un formato estándar.
  7. Incoherencia entre currículum vitae y puesto. A la hora de enviar un currículum para un puesto determinado debes resaltar los estudios y la experiencia que tengas para desarrollar ese trabajo.
  8. Falta de claridad. Debes ser conciso y concreto y destacar los aspectos importantes de tu carrera para venderte. Recuerda que el reclutador tiene 10 segundos para ver tu currículum.
  9. Información personal no relevante. El último apartado del currículum, a veces llamado “otros aspectos sobre mí” debe incluir información personal que sea un plus para el proceso de selección o la compañía. Es recomendable que rellenes este apartado, pero pon algo que aporte.
  10. No revisarlo. No te olvides de revisarlo, las faltas de ortografía y presentar un currículum con los datos actualizados hasta el año 2000 no hará que te llamen en 2015 para hacerte una entrevista.
- PUBLICIDAD -