La portada de mañana
Acceder
El PP congela los recursos por la amnistía e intenta romper la mayoría con Junts y el PNV
El juez alarga su investigación a Gómez pese a los límites de la Audiencia de Madrid
Opinión - Así son los jóvenes del ‘lepenismo 3.0’. Por Neus Tomàs
Un aula de un centro de La Rioja.

Rioja2

0

La polémica en torno al profesor expedientado en el IES de Calahorra ya ha saltado al Ayuntamiento de Calahorra. Y es que los socialistas de la localidad acusan a Alcaldía de “no incluir en el pleno la moción del PSOE en apoyo a los alumnos del Ciclo de Laboratorio del IES Valle del Cidacos, por entenderse es una moción que no trata sobre una competencia municipal y porque afecta a la derechos de una tercera persona, en este caso, la del profesor y tutor del ciclo”.

Una negativa que el PSOE de Calahorra califica de “sorprendente” porque tal y como detallan “en prácticamente todos los plenos se abordan y se debaten sobre materias de las que el Ayuntamiento no tiene competencia para solicitar o instar a otras administraciones a que tomen decisiones que afectan de una u otra manera a terceras personas. No entendemos cuál es el problema de trasladar la solidaridad de la ciudad con los alumnos del ciclo de laboratorio del Valle del Cidacos que han sufrido una situación extraordinariamente grave durante todo el curso, que ha perjudicado su rendimiento académico y ha generado un clima irrespirable en el aula que ha afectado emocionalmente a muchos de ellos”.

Los socialistas de Calahorra no entienden que no se pueda trasladar este mensaje de solidaridad y no comprenden que “no se pueda debatir una solicitud para que desde la Consejería se tomen las medidas reales y oportunas para que esta situación no vuelva a producirse”. A pesar de esta negativa, el PSOE de Calahorra “presentará esta moción en el pleno por la vía de urgencia, y esperamos que los grupos de la oposición admitan su debate para poder trasladar la solidaridad y el apoyo de Calahorra a los estudiantes afectados y al centro educativo”.

Y es que apostilla que el “Partido Popular de Calahorra ha decidido utilizar a su antojo el Ayuntamiento de la ciudad saltándose los acuerdos de la Junta de Portavoces, alargando para sí mismo el plazo para la presentación de las mociones a incluir en el pleno”. En este sentido, relatan, que “mientras el resto de partidos con representación en el Ayuntamiento, registraron sus mociones sin dificultad antes del miércoles 22 de mayo a las 12:00 horas del medio día, que era el plazo existente para ello. Sin embargo, el Partido Popular decidió a última hora introducir una moción en el pleno, para lo cual comunicó a las 8 y media de la mañana del jueves que ese plazo se alargaba hasta las 10:00 horas de ese día, siendo el único partido que registraba una moción durante esa mañana, concretamente a las 9:20 horas”.

Para este nuevo ejercicio de arbitrariedad, prosiguen, “alegó el cierre del Ayuntamiento el miércoles 22 como consecuencia de la festividad de Santa Rita, que únicamente afecta a la administración local, que permanece cerrada. Sin embargo, no se trata de un festivo local, ni autonómico, ni nacional, por lo que a todos los efectos se trataba de un día hábil para cualquier ciudadano o ciudadana, y un día en el que era perfectamente posible registrar las mociones electrónicamente como así hicieron el resto de grupos de la oposición”. Por todo ello, el PSOE de Calahorra ha recurrido esta decisión de Alcaldía “por entender que se trata de un nuevo abuso de poder del Gobierno de Mónica Arcéiz, una alcaldesa que altera constantemente las reglas del juego a su conveniencia política, faltando al respeto al juego democrático que debe imperar en el Ayuntamiento de Calahorra”.

Etiquetas
stats