La portada de mañana
Acceder
El Supremo se contradice para intentar tumbar la amnistía
CRÓNICA | Sánchez abona las deudas pendientes para amarrar el apoyo de ERC a Illa
OPINIÓN | Estese a lo acordado, por Elisa Beni
Raquel de Ángel, Erika Jiménez y Valeria Villamor y su profesor, Carlos Lorente

Laura Olave Lozano

1

Eran finalistas. Ahora son las ganadoras. Raquel de Ángel, Erika Jiménez y Valeria Villamor son tres ingenieras adolescentes riojanas y, desde el pasado sábado, las ganadoras del concurso escolar Audi Creativity Challenge con su proyecto HER. Un primer puesto y un billete de ida para Silicon Valley. Allí estas tres jóvenes riojanas y su driver y profesor del centro Compañía de María en Logroño, Carlos Lorente, tendrán la oportunidad de hacer realidad este sueño que comenzó en un tren.

“HER nació en el tren de vuelta a casa de la octava edición de este concurso”, cuenta De Ángel a Rioja2. Y es que no es la primera vez que estas adolescentes ingenieras prueban suerte. “Nos gustó la experiencia y decidimos repetir”. En ese viaje de vuelta a Logroño ya cerraron el tema, la violencia de género. “Empezamos a buscar cifras y nos impactaron. Una de cada tres mujeres ha sufrido violencia de género, nosotras somos tres en el equipo, por lo que puede que una de nosotras sea una víctima de violencia de género”. Y así fueron desarrollando HER un proyecto para luchar contra la violencia de género y la violencia sexual. “Los dispositivos de seguridad que llevan las mujeres víctimas de violencia de género son demasiado aparatosos y les recuerdan constantemente su condición de víctima. Nosotras queríamos idear algún sistema que no les estigmatizara, a ti te gustaría salir con un dispositivo así a la calle?”.

Tengo 17 años y nunca vuelvo a casa sola después de salir de fiesta

Raquel de Ángel, una de las ideólogas del proyecto HER

Un módulo específico para las mujeres víctimas de violencia de género y otro para prevenir la violencia sexual. “Tengo 17 años y nunca vuelvo a casa sola después de salir de fiesta. Y además, nos mandamos mensajes de whatsapp para avisar al resto cuando llegamos”. De forma que aumentar la seguridad de la gente que vuelve a casa, es el objetivo de otro de los módulos porque “HER cuenta con una cámara que se vincula con la aplicación y graba el trayecto. De esta forma, y en caso de que la mujer se sienta en peligro, basta con decir una palabra clave para enviar un aviso a la Policía Nacional con la posición GPS y la grabación”.

Buscando financiación de Apple, Google o Netflix

El proyecto y la exposición de estas jóvenes adolescentes riojanas conquistó al jurado en Madrid. Y ahora esperan que suceda lo mismo al otro lado del charco. El próximo 6 de julio partirán hacia Los Ángeles, Las Vegas, el Cañón del Colorado, San Francisco y Silicon Valley. “Todavía no nos lo creemos. Somos tres chicas de Logroño que van a viajar Silicon Valley a exponer el proyecto a gente de Apple, Google o Netflix” y que puede hacerse realidad si alguno de estos inversores decide apostar por la aplicación de las riojanas. Un primer puesto que además tiene un sabor especial. “Nos hace muchísima ilusión viajar a Silicon Valley porque esta era la última vez que podíamos concursar las tres juntas, somos amigas y vamos a disfrutarlo muchísimo además de aprender a partes iguales”. Y quién sabe quizás consigan esa financiación necesaria para “desarrollar la aplicación y comercializarla para luchar contra la violencia de género”.

Soñamos con un mundo en el que la violencia de género contra la mujer sea un doloroso recuerdo del pasado no una realidad

Raquel de Ángel, una de las responsables del proyecto HER

Son jóvenes y son mujeres. Raquel de Ángel, Erika Jiménez y Valeria Villamor quieren poner de esta forma su granito de arena en la lucha contra la violencia de género y violencia sexual porque sueñan con un mundo en el que “la violencia de género contra la mujer sea un doloroso recuerdo del pasado no una realidad. Nos negamos a vivir con miedo, nos negamos a ser silenciadas porque nos queremos vivas”. Uno de sus sueños, viajar a Silicon Valley, ya es una realidad. Este último, con el que finalizaron la exposición del proyecto en Madrid, también debería serlo.

Etiquetas
stats