La portada de mañana
Acceder
El cierre en falso de Kitchen y la exculpación del Ibex desinflan el caso Villarejo
Amós García Rojas: "No hay evidencia científica que justifique la tercera dosis"
Opinión - Paradigma de incongruencia, por Javier Pérez Royo

Ayuso se corona de nuevo como presidenta de la Comunidad de Madrid

La presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso.

El día elegido no era casual. Hoy, 19 de junio, se cumplen siete años de la coronación de Felipe VI, y ha sido el día escogido por Isabel Díaz Ayuso para tomar posesión de nuevo como presidenta de la Comunidad de Madrid, solo unas horas después de ser investida este viernes en la Asamblea de Madrid con los votos de PP y Vox, y con toda la oposición de la izquierda. Todo estaba medido en este día de puesta de largo, con una Ayuso visiblemente emocionada para un mandato corto que terminará en 2023, ahora gobernando en solitario pero con Vox marcando la agenda desde el primer día.

El acto comenzaba pasadas las doce del mediodía en la Puerta del Sol, sede del Gobierno regional. Tras unas breves palabras de la presidenta de la Mesa de la Asamblea de Madrid, Ayuso ha prometido –que no jurado– de nuevo el cargo. El de este sábado se ha convertido para Ayuso en "uno de los días más importantes" de su vida, "más que si me casara", aseguraba después de su intervención en conversación informal con los periodistas.

Tras una semana de declaraciones polémicas sobre la monarquía y los indultos –insinuando que el rey no debería firmarlos– Ayuso dedicaba unas palabras de su breve intervención para felicitar el cumpleaños real: "Madrid, que le debe su historia al haber sido Corte, pues Madrid, España y Monarquía son inseparables, hoy felicita al rey de todos y para todos en el séptimo aniversario de su proclamación".

Visiblemente emocionada, la proclamada presidenta ha asegurado que las elecciones del 4M merecieron "la pena". La realidad es que el escenario ha cambiado radicalmente con respecto a hace dos años, cuando Ayuso fue investida presidenta en tiempo de descuento en pleno mes de agosto. Las reticencias de Ciudadanos con la extrema derecha tras rechazar sentarse en una mesa a tres fueron la causa entonces. 

Ahora el panorama es otro con una sintonía total con la extrema derecha, como se demostró este viernes en la debate de investidura, cuando Ayuso abrazó los postulados del partido de Santiago Abascal y hasta salió en su defensa para atacar a la oposición que hizo piña contra los ataques racistas de Rocío Monasterio, la portavoz de Vox, al diputado senegalés de Unidas Podemos, Serigne Mbayé. 

Hoy Monasterio era una de las invitadas estrella y llegaba hasta con regalo para la presidenta madrileña. A pesar de lo que había dicho días antes, Vox ya no apoyará la comisión de investigación de las residencias impulsada de nuevo por la oposición. "Nosotros no vamos a apoyar una comisión de la izquierda que viene con intereses revanchistas". La sintonía es total entre Ayuso y la extrema derecha.

Además de Monasterio, en la primera fila también han estado el presidente del PP, Pablo Casado, –sentado a la izquierda de Ayuso– y todos los presidentes autonómicos 'populares' que han acudido a arropar a su compañera de filas –Alberto Núñez Feijóo (Galicia), Alfonso Fernández Mañueco (Castilla y León), Fernando López Miras (Murcia) y Juan Manuel Moreno (Andalucía)–. Ayuso agradecía la presencia de todos ellos, en un acto en el que ha estado presentes todos los consejeros –los que repiten y los nuevos– y los expresidentes autonómicos excepto Joaquín Leguina (del Gobierno socialista) e Ignacio González.

"Se ha convertido en un referente por su cercanía. Es la mejor presidenta para impulsar la recuperación económica", decía a su llegada Mañueco. Feijóo felicitaba a Ayuso aunque rebajaba el souflé que ha venido proclamando la dirigente madrileña tras los comicios del 4M sobre si su modelo debe exportarse a otras regiones gobernadas por los populares: "eran unas elecciones autonómicas y el proyecto era para Madrid", decía el presidente gallego, el único que gobierna con mayoría absoluta.

La gran ausencia ha sido la de Moncloa. Ningún representante del Gobierno ha acudido este sábado a la toma de posesión de Ayuso. No ocurrió así con la toma de posesión de Feijóo en la que estuvo la ministra Carolina Darias. También en la de Iñigo Urkullu en Euskadi, acudió Fernando Grande Marlaska. Y en la última de Pere Aragonés en Catalunya, el ministro Miquel Iceta.

La falta de representantes del Gobierno no ha ensombrecido la alegría de Ayuso, que ha pronunciado un discurso en el que ha resumido las medidas anunciadas este jueves en la tribuna del Parlamento regional. La recién proclamada presidenta regional ha destacado la "fortaleza" de Madrid y ha reivindicado que nada nunca ha sido "ajeno" a la región y en ella no han escondido "nunca la cabeza", ni han mirado "para otro lado". "Aquí se viene a vivir en paz, sí. Pero también a estar donde pasa lo importante", ha subrayado.

"A veces se nos olvida que se nos hizo la capital de un mundo, el de España e Hispanoamérica, del que somos herederos. Aquí se unen todas las formas del español y de lo hispano. Por eso uno de mis objetivos es hacer de la Comunidad de Madrid la capital del español en Europa", ha remarcado.

Ayuso ha insistido en que Madrid se ha convertido "en la segunda casa de todos: para los que buscaban una nueva oportunidad, convivir con los más creativos, o la libertad perdida". Excepto para si quieres ser madre joven, menor de 30 años, para lo que se pide un certificado de empadronamiento de mínimo 10 años. Todas esas madrileñas de adopción se quedan sin el 'chequebebé' de 14.500 euros. "El apoyo a la maternidad y a las familias será una de las razones de ser mi mandato", ha asegurado.

Un discurso que ha durado 13 minutos y que ha terminado con el himno de España. Una vez acabados los abrazados y saludados, Ayuso ha salido por la puerta principal de la Puerta del Sol para seguir abrazaos a las decenas de personas que se han congregado para felicitarla. "De aquí a la Moncloa", ha gritado un espontáneo al que han seguido unos cuantos más. Dentro, ajeno a todo esto, seguía Casado.

Etiquetas

Descubre nuestras apps