Ayuso rectifica y rebaja de diez a cinco los años de empadronamiento para las ayudas a madres menores de 30

“Pretendemos volver a vivir en Madrid un 'baby boom'”, de esta manera, Isabel Díaz Ayuso ha presentado este lunes su plan de fomento de la natalidad en la región para el que ha presupuestado un coste de 4.500 millones de euros en los próximos cinco años. Ese baby boom se ha concretado un poco más en cifras: “Recuperar la cifra de 75.000 nacimientos anuales que se registraron de media en la región entre 2007 y 2011”, ha asegurado la presidenta de la Comunidad de Madrid.

De entrada, el plan incluye una rectificación de una de las medidas estrellas anunciadas durante la sesión de investidura: el cheque bebé de 14.500 euros –500 euros al mes durante los dos primeros años de vida– para mujeres menores de 30 años con ingresos máximos de 30.000 euros anuales. Uno de los requisitos más polémicos para acceder a esta ayuda era que las madres embarazadas debían llevar empadronadas en Madrid al menos 10 años, algo que dejaba fuera a miles de mujeres que residen en la región. El nuevo requisito rebaja la exigencia de empadronamiento a los cinco años.

Ayuso se ha ido a la Escuela Infantil Rocío Durcal, en Sanchinarro, para presentar su plan que incluye 80 medidas y un presupuesto de 4.500 millones para los próximos cinco años. El paquete de medidas incluye la puesta en marcha de incentivos fiscales “muy ambiciosos”, como una deducción de hasta 2.100 euros en el IRPF por nacimiento o adopción durante tres años y otra de hasta el 100% de la cuota autonomía del IRPF durante los primeros años para familiar numerosas especiales y del 50% para las de categoría general.

Como ya anunció la presidenta regional hace unos días, también se pondrá en marcha el Plan Fertilidad en Red con el que se aumentarán los tratamientos de reproducción asistida hasta los 45 años y permitirá que se sometan también mujeres que ya tienen un hijo, se incrementará de tres a cuatro el número de intentos, se trabajará en reducir las listas de espera y se creará el Banco Madrileño de Ovocitos en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Tarifa plana de 24 meses para madres autónomas

En cuanto a las medidas enfocadas al acceso al mercado laboral, la presidenta madrileña ha anunciado que además de los incentivos para la contratación indefinida que ya contempla la Comunidad, se ampliará a 24 meses la tarifa plana de 50 euros para mujeres autónomas que se reincorporan a su actividad tras la maternidad.

Asimismo, mantendrán las ayudas de hasta 2.500 euros por hijo a las pymes que fomenten el teletrabajo y la flexibilización de la jornada laboral, aprobarán ayudas para la contratación de personas empleadas en el hogar y se aplicarán deducciones en el IRPF por las cotizaciones a la Seguridad Social para personas contratadas para el cuidado de hijos menores de 3 años de hasta 600 euros anuales para familias numerosas.

El Ejecutivo autonómico ampliara la oferta de plazas públicas para educación infantil de 0 a 3 años hasta alcanzar las casi 57.000, duplicarán la cuantía del 'cheque guardería' hasta 2.658 euros anuales (con lo que se llegará a 33.000 familias) y se ampliará el horario no lectivo en colegios e institutos públicos.

Exigencias al Gobierno central

Ayuso ha pedido ayuda al Gobierno central en esta cuestión y por ello en la estrategia se incorporan peticiones concretas que le trasladarán esta misma semana al presidente, Pedro Sánchez. Solicitan la reducción de la cuota empresarial de la Seguridad Social de los trabajadores que se incorporen a su empresa tras el permiso de maternidad o paternidad, ayudas al fomento del teletrabajo y la flexibilización de la jornada laboral y apoyo a las familias adoptivas y simplificación de los trámites a los que se enfrentan.

También, piden que se mejoren los beneficios fiscales a las familias con hijos, que se pongan en marcha nuevos beneficios y medidas de protección para las familias monoparentales.

“Entre todos tenemos que luchar por la cultura de la vida, por anteponer lo importante a lo inmediato, por unas sociedades prosperas que crezcan en equilibrio, donde la persona evoluciona y vive con un respaldo emocional y afectivo sólido”, ha remarcado.

“Pretendemos volver a vivir en Madrid un 'baby boom'”, de esta manera, Isabel Díaz Ayuso ha presentado este lunes su plan de fomento de la natalidad en la región para el que ha presupuestado un coste de 4.500 millones de euros en los próximos cinco años. Ese baby boom se ha concretado un poco más en cifras: “Recuperar la cifra de 75.000 nacimientos anuales que se registraron de media en la región entre 2007 y 2011”, ha asegurado la presidenta de la Comunidad de Madrid.

De entrada, el plan incluye una rectificación de una de las medidas estrellas anunciadas durante la sesión de investidura: el cheque bebé de 14.500 euros –500 euros al mes durante los dos primeros años de vida– para mujeres menores de 30 años con ingresos máximos de 30.000 euros anuales. Uno de los requisitos más polémicos para acceder a esta ayuda era que las madres embarazadas debían llevar empadronadas en Madrid al menos 10 años, algo que dejaba fuera a miles de mujeres que residen en la región. El nuevo requisito rebaja la exigencia de empadronamiento a los cinco años.

Ayuso se ha ido a la Escuela Infantil Rocío Durcal, en Sanchinarro, para presentar su plan que incluye 80 medidas y un presupuesto de 4.500 millones para los próximos cinco años. El paquete de medidas incluye la puesta en marcha de incentivos fiscales “muy ambiciosos”, como una deducción de hasta 2.100 euros en el IRPF por nacimiento o adopción durante tres años y otra de hasta el 100% de la cuota autonomía del IRPF durante los primeros años para familiar numerosas especiales y del 50% para las de categoría general.

Como ya anunció la presidenta regional hace unos días, también se pondrá en marcha el Plan Fertilidad en Red con el que se aumentarán los tratamientos de reproducción asistida hasta los 45 años y permitirá que se sometan también mujeres que ya tienen un hijo, se incrementará de tres a cuatro el número de intentos, se trabajará en reducir las listas de espera y se creará el Banco Madrileño de Ovocitos en el Hospital Príncipe de Asturias de Alcalá de Henares.

Tarifa plana de 24 meses para madres autónomas

En cuanto a las medidas enfocadas al acceso al mercado laboral, la presidenta madrileña ha anunciado que además de los incentivos para la contratación indefinida que ya contempla la Comunidad, se ampliará a 24 meses la tarifa plana de 50 euros para mujeres autónomas que se reincorporan a su actividad tras la maternidad.

Asimismo, mantendrán las ayudas de hasta 2.500 euros por hijo a las pymes que fomenten el teletrabajo y la flexibilización de la jornada laboral, aprobarán ayudas para la contratación de personas empleadas en el hogar y se aplicarán deducciones en el IRPF por las cotizaciones a la Seguridad Social para personas contratadas para el cuidado de hijos menores de 3 años de hasta 600 euros anuales para familias numerosas.

El Ejecutivo autonómico ampliara la oferta de plazas públicas para educación infantil de 0 a 3 años hasta alcanzar las casi 57.000, duplicarán la cuantía del 'cheque guardería' hasta 2.658 euros anuales (con lo que se llegará a 33.000 familias) y se ampliará el horario no lectivo en colegios e institutos públicos.

Exigencias al Gobierno central

Ayuso ha pedido ayuda al Gobierno central en esta cuestión y por ello en la estrategia se incorporan peticiones concretas que le trasladarán esta misma semana al presidente, Pedro Sánchez. Solicitan la reducción de la cuota empresarial de la Seguridad Social de los trabajadores que se incorporen a su empresa tras el permiso de maternidad o paternidad, ayudas al fomento del teletrabajo y la flexibilización de la jornada laboral y apoyo a las familias adoptivas y simplificación de los trámites a los que se enfrentan.

También, piden que se mejoren los beneficios fiscales a las familias con hijos, que se pongan en marcha nuevos beneficios y medidas de protección para las familias monoparentales.

“Entre todos tenemos que luchar por la cultura de la vida, por anteponer lo importante a lo inmediato, por unas sociedades prosperas que crezcan en equilibrio, donde la persona evoluciona y vive con un respaldo emocional y afectivo sólido”, ha remarcado.

“Pretendemos volver a vivir en Madrid un 'baby boom'”, de esta manera, Isabel Díaz Ayuso ha presentado este lunes su plan de fomento de la natalidad en la región para el que ha presupuestado un coste de 4.500 millones de euros en los próximos cinco años. Ese baby boom se ha concretado un poco más en cifras: “Recuperar la cifra de 75.000 nacimientos anuales que se registraron de media en la región entre 2007 y 2011”, ha asegurado la presidenta de la Comunidad de Madrid.

De entrada, el plan incluye una rectificación de una de las medidas estrellas anunciadas durante la sesión de investidura: el cheque bebé de 14.500 euros –500 euros al mes durante los dos primeros años de vida– para mujeres menores de 30 años con ingresos máximos de 30.000 euros anuales. Uno de los requisitos más polémicos para acceder a esta ayuda era que las madres embarazadas debían llevar empadronadas en Madrid al menos 10 años, algo que dejaba fuera a miles de mujeres que residen en la región. El nuevo requisito rebaja la exigencia de empadronamiento a los cinco años.