La portada de mañana
Acceder
Así cambia el riesgo de contagio bajo techo según las medidas y los asistentes
Los nervios se disparan en la fase final de las negociaciones del Brexit
Opinión - Ustedes que pueden, no celebren la Navidad, por Neus Tomàs

Los concejales presidentes expulsarán a los vecinos que insulten en los plenos de distrito madrileños

Javier Ramírez, durante el pleno del Ayuntamiento en el que se debatió su actitud

El área de Coordinación, Transparencia y Participación Ciudadana ha dado instrucciones a los 21 presidentes de las juntas de distrito para que se impidan los insultos en los plenos y evitar así situaciones como la vivida en la última sesión de este tipo en Chamberí, donde parte del público increpó gravemente a miembros de la oposición hasta que abandonaron el salón de plenos.

El anuncio lo ha hecho la concejala del área, Silvia Saavedra (Ciudadanos), durante el debate de una propuesta de Más Madrid en la que se reclamaba "restablecer el correcto desarrollo de las sesiones de las Juntas Municipales de Distrito". La responsable municipal ha explicado que si se producen insultos, cada edil-presidente de la junta efectuará dos llamadas al orden y a la tercera procederá a la expulsión de la persona o personas que los hayan efectuado.

Saavedra ha añadido que también regulará "la actuación de los vocales vecinos, porque no pueden volver a crear ese guirigay", aunque no explicó exactamente los términos en los que limitará sus intervenciones en los plenos de distrito.

El anuncio llegó en el último turno de debate de la proposición, que fue rechazada con los votos de Ciudadanos, PP y Vox. Antes habían llegado las críticas de Más Madrid y del PSOE por la actitud del concejal-presidente de Chamberí, Javier Ramírez, que fue acusado de ejercer su cargo con "prepotencia, sectarismo e incompetencia", según palabras de Nacho Murgui (Más Madrid). "Últimamente asistimos a muchos homenajes a la bandera. Guardar y hacer guardar la Constitución implica que se garantice el ejercicio de los derechos democráticos que exige esta Constitución", recordó el edil.

Su compañera de partido Estrella Sánchez denunció "el uso partidista de la institución municipal" a la vez que describía las diferentes varas de medir de Ramírez en los dos plenos que se han celebrado en Chamberí, ambos con incidentes: en el primero expulsó a las feministas que impidieron el paso al concejal de Vox Ortega Smith y en el segundo permitió que simpatizantes de su partido increparan a la oposición y les llamaran "terroristas" y "asesinos".

Saavedra, que arrancó su intervención con una cita de San Mateo, afirmó que su partido siempre apoyará "la democracia" pero explicó que -a su juicio- los concejales de Más Madrid "no han predicado con el ejemplo". Y les echó en cara incidentes acaecidos en la pasada legislatura, una estrategia que también siguió su compañero de gobierno, José Fernández (PP) en su turno de palabra. "Es cierto que lo que ocurrió en ese pleno está totalmente fuera de lugar y lo condenamos", admitió, aunque también dijo que Ramírez "llamó al orden 30 veces" según el vídeo del pleno que había visto pero que no es aún público por no haber sido colgado de la web municipal.

Mar Espinar (PSOE) reprochó al equipo de gobierno estar "protegiendo a uno de los suyos aunque saben que no se lo merece", a la vez de calificar lo que pasó en Chamberí como "un ejercicio inaceptable de desprecio hacia las instituciones democráticas". Ortega Smith (Vox) consideró "innecesaria" la petición de Más Madrid porque "no hay una falta de regulación", pero condenó los insultos proferidos por los simpatizantes de su partido: "Muy mal hecho, desde aquí lo rechazamos".

Etiquetas
Publicado el
10 de enero de 2020 - 17:05 h

Descubre nuestras apps

stats