El Gobierno no considera que se haya enaltecido el franquismo en un acto requeté en Leitza (Navarra)

Homenaje en Leitza (Navarra) al primer requeté navarro muerto en 1936

El Gobierno central no considera que se haya producido un acto de enaltecimiento del franquismo en el homenaje requeté que se celebró en la localidad navarra de Leitza el pasado 25 de agosto, y en el que participaron dos parlamentarios de Navarra Suma y un concejal de esta misma formación en Leitza. En una respuesta una respuesta al diputado de EH Bildu en el Congreso Jon Iñarritu, el Gobierno señala que "no se constató la existencia de hechos de carácter delictivo, desarrollándose la concentración según lo participado a la Delegación del Gobierno por el organizador".

Dos parlamentarios participan en un acto requeté y Navarra Suma evita reprobarlo

Dos parlamentarios participan en un acto requeté y Navarra Suma evita reprobarlo

El Requeté fue una organización carlista creada en Navarra a principios del siglo XX que tomaron el nombre del término que se utilizaba para designar a los soldados que pertenecieron a las unidades paramilitares carlistas que lucharon en la Primera Guerra Carlista. Durante la Guerra Civil más de 60.0000 voluntarios de esta organización combatieron en Navarra a favor del bando franquista "en defensa de la tradición religiosa".

En la respuesta del Ejecutivo central a Jon Iñarritu, se recoge también que "no se tiene constancia de la participación en el acto de ningún componente de la Guardia Civil". El diputado de la coalición abertzale denunciaba en sus preguntas la presencia de un agente del instituto armado en el acto y preguntaba sobre si se iban a tomar medidas en contra del mismo.

El diputado de EH Bildu preguntó también por qué medidas se iban a adoptar para que actos similares no vuelvan a repetirse, a lo que el Gobierno ha respondido que "las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado protegen el libre ejercicio de los derechos y libertades de acuerdo con el ordenamiento jurídico y el principio de legalidad".

El acto en cuestión fue un homenaje a Joaquín Muruzábal, primer requeté navarro muerto en 1936. Durante esa jornada también fueron recordados los reconocidos carlistas Cruz María y Silvia Baleztena, recientemente fallecidos. El homenaje consistió en un responso en el monolito de recuerdo a Muruzábal -que se retira tras el evento anual para evitar que sea atacada-, una misa y una comida. En esa comida es donde estuvieron presentes los parlamentarios, a los que también acompañaron Javier Garisoain, presidente de la Comunión Tradicionalista Carlista, y Silvestre Zubitur, concejal independiente por Navarra Suma en Leitza. 

A raíz del homenaje el Parlamento de Navarra aprobó a principios de septiembre una Declaración Institucional -presentada por PSN, Geroa Bai y Podemos, los socios de Gobierno- por la que "muestra su rechazo a actos como el celebrado en Leitza porque los mismos se oponen a los fundamentos de la Memoria Histórica". Asimismo, manifiesta "la voluntad de que sus integrantes tengan una conducta coherente con dicha cultura". Y es que en el acto participaron los parlamentarios de Navarra Suma Iñaki Iriarte y Patxi Pérez Arregui, que negaron haber participado "en un acto de exaltación franquista".

Iñaki Iriarte además demandó al diputado del PSOE Santos Cerdán por haberle llamado "fascista" por acudir al homenaje de Leitza. Le acusó de haber vulnerado su honor y le pidió 10.000 euros de indemnización. Finalmente el juzgado de Primera Instancia número 2 de Pamplona desestimó la demanda.

Etiquetas
Publicado el
31 de enero de 2020 - 20:17 h

Descubre nuestras apps

stats