Las vacunas contra la COVID-19 reducen un 95% el riesgo de hospitalización, según un estudio realizado en Navarra

Miembros de una ambulancia del DYA Navarra.

Las diferentes vacunas contra la COVID-19 que se están administrando en España están siendo efectivas para reducir la incidencia y los contagios, como así demuestran los datos diarios notificados por las comunidades autónomas, que se han reducido desde que se inició el proceso de inmunización y corresponden a en la mayoría de los casos a personas de franjas de edad en las que todavía no se ha comenzado a vacunar. Un estudio realizado en Navarra a unas 21.000 demuestra también la efectividad de estas vacunas a la hora de prevenir las hospitalizaciones. En concreto, esta investigación realizada por el Instituto de Salud Pública y Laboral de Navarra (ISPLN) entre enero y abril del 2021 cifra en un 72% la efectividad para prevenir un ingreso hospitalario habiendo recibido una única dosis, y en un 95% con la pauta completa.

El 86% de los navarros menores de 60 años que pueden elegir segunda dosis de Pfizer prefieren repetir con AstraZeneca

El 86% de los navarros menores de 60 años que pueden elegir segunda dosis de Pfizer prefieren repetir con AstraZeneca

Para el estudio se analizaron 20.961 contactos estrechos de casos positivos por COVID-19 en la comunidad foral, de los que 1.381 habían sido vacunados, 869 con una dosis y 512 con la pauta completa. De los contactos vacunados, el 58% había recibido la vacuna de Pfizer, el 37,9% la de AstraZeneca y el 4,1% la de Moderna, aunque desde Salud Pública destacan que el estudio no es adecuado para comparar la efectividad entre marcas "porque cada una de estas vacunas se administró a grupos de población muy diferentes", y en el momento en el que se hizo la investigación no se registraron personas que hubieran recibido una segunda dosis de AstraZeneca.

El estudio también pone de manifiesto que la efectividad de las vacunas para prevenir cualquier infección por SARS-CoV-2 fue del 35% con una dosis y del 66% con dos dosis. "La efectividad mejoró cuando se evaluó el efecto frente a casos sintomáticos (42% con una dosis y 82% con dos dosis)", destaca la investigación. 

Según ha señalado la consejera de Salud, Santos Induráin, este jueves en el Parlamento de Navarra, Salud Pública sigue "monitorizando" la eficacia de las vacunas a la hora de prevenir contagios y los datos más recientes indican que la efectividad de la vacuna es del 39% con una dosis y del 81% con pauta completa para prevenir casos sintomáticos del COVID-19, y para prevenir ingresos hospitalarios por COVID-19 es del 75% con una dosis y del 87% con vacunación completa.

En personas vacunadas con una dosis, continúa el estudio, la administración de la segunda aumentó la protección "significativamente": un 48% frente a todas las infecciones y un 69% frente a infecciones sintomáticas. Los investigadores precisan que que la efectividad de una dosis frente a infecciones sintomáticas fue algo menor en personas mayores de 60 años, 30%, frente a 51% en personas entre 18 y 59 años. Sin embargo, las diferencias entre edades se redujeron tras la segunda dosis: 77% frente a 84%.

Estas estimaciones de efectividad son levemente inferiores a las obtenidas en ensayos clínicos, porque, entre otras cuestiones, entre la población vacunada puede haber mayor representación de personas con peor respuesta por la edad y patologías.

También son algo menores que las descritas en estudios realizados específicamente en personal sanitario, que son personas jóvenes o de mediana edad, entre los que puede existir el conocido como efecto del trabajador sano. Este hace referencia a que, a menudo, el personal que participa en las pruebas se encuentra en un buen estado de salud.

síguenos en Telegram

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats