eldiario.es

9

ENTREVISTA | Miguel Ángel Revilla (PRC)

Miguel Ángel Revilla (PRC): "Lo peor que le puede ocurrir a este país es que no tengamos Gobierno, es un drama"

El presidente de Cantabria califica de "inexplicable" la repetición de las elecciones y llama a Ciudadanos a actuar con "un poco de cordura" para desbloquear la situación

"Nuestras prioridades dependen de que haya un Gobierno en España. Si no, estamos en una situación terrible, terrible, terrible, como todas las autonomías", alerta Revilla

"Hemos tenido ofrecimientos de todos los partidos para gobernar con nosotros", señala el líder del PRC, que afronta su cuarta legislatura como presidente autonómico

45 Comentarios

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Miguel Ángel Revilla (Polaciones, 1943) tiene puesto su horizonte político en el año 2023. "Me quedan cuatro años en primera línea", insiste cuando se le pregunta al presidente de Cantabria por su sucesión. No es la primera, ni la segunda, ni la tercera ocasión en la que da por hecha su retirada y rectifica sobre la marcha, a pocos meses de la siguiente convocatoria electoral. Sin embargo, ahora, a sus 76 años y después de llevar al PRC, el partido que fundó hace cuatro décadas y lidera desde entonces, a convertirse en primera fuerza política de Cantabria el pasado 26 de mayo, suena a confesión sincera. Más pesimista de lo habitual, con un tono que denota su preocupación por el actual bloqueo político en España y resignado ante la más que probable repetición electoral, el líder de los regionalistas cántabros repite sin cesar la necesidad de que se forme un Ejecutivo y se aprueben unos presupuestos a nivel nacional que devuelvan la estabilidad al país. "Estamos todos pendientes de que haya Gobierno. Si no hay Gobierno, vamos a atravesar una situación muy complicada", reconoce. El voto del PRC es el único que ha conseguido sumar Pedro Sánchez después de casi cinco meses de negociaciones para sacar adelante su investidura.

En este mismo despacho, 48 horas antes de que se celebraran las elecciones autonómicas del mes de mayo, se mostró absolutamente convencido de que su victoria era segura. Ahora, con un poco de perspectiva, tras confirmar aquel pronóstico y con el nuevo Gobierno en marcha desde hace tres meses, ¿cómo valora el hecho de haber convertido al PRC en la primera fuerza de Cantabria por primera vez en 40 años de historia?

Pues lo he vivido sin ninguna sorpresa por mi parte, porque era algo que tenía asumido. Conocemos bien Cantabria, esto es pequeño, y sabemos cómo están las cosas. Tenía esa percepción desde mucho tiempo antes de las elecciones, incluso con un año de antelación. En la jornada electoral hubo un partido del Racing, que fui a ver a El Sardinero, y llegue a la sede del partido como a las once y media de la noche… Yo sabía que teníamos el diputado 14 asegurado, y estuvimos un par de días con el 15. Pasó lo previsto. Sin sorpresas.

"Han aparecido nuevos partidos, pero a nosotros no nos ha afectado en ningún momento. Llevamos mejorando nuestros resultados durante seis convocatorias consecutivas. Siempre más, más, más".

Sin embargo, hubo emoción hasta el último momento, con ese diputado que bailó durante unos días entre el PSOE y el PRC. ¿Hubieran cambiado mucho las cosas si ese escaño número 15 cae finalmente del lado regionalista?

No, no creo que hubiera cambiado mucho… El diputado 15 hubiera sido algo extraordinario, importante en cuanto al resultado, pero hemos sacado casi el 38% de los votos en Cantabria, hemos ganado en casi todos los municipios, incluido en Santander. Era una marea que la ves y te das cuenta de lo conseguido, claro, pero no tuve una sensación especial. Otras veces habíamos tenido buenos resultados, pero lo de ganar era prácticamente imposible. Sin embargo, esta vez lo teníamos claro y hemos ganado con una holgura tremenda con respecto al resto de partidos políticos. Han aparecido nuevos partidos, pero a nosotros no nos ha afectado en ningún momento. Llevamos mejorando nuestros resultados durante seis convocatorias consecutivas. Siempre más, más, más.

¿Estaríamos ante un Gobierno muy distinto al actual con ese diputado 15 para el PRC? ¿Pensó seriamente en explorar otro tipo de pactos?

Hemos tenido ofrecimientos de todos para gobernar con nosotros, pero teníamos que pactar con quien pudiera firmar los compromisos que teníamos para hacer el pacto aquí y en Madrid. ¿Quién te puede garantizar que te hace el AVE, que te paga Valdecilla, que te hace el estudio informativo del tren con Bilbao? El que esté gobernando. ¿Cómo vamos a dar el voto a alguien que no nos puede garantizar lo que habíamos prometido en las elecciones?

Sin embargo, si ahora vamos a una repetición electoral, tampoco eso lo puede garantizar el PSOE.

Claro, claro, claro.

¿Puede tener algún efecto esa repetición electoral sobre el pacto de Gobierno en Cantabria?

Nosotros somos gente seria y que cumple lo que firma. Y yo, de todas maneras, creo que si hay unas nuevas elecciones, el PSOE será de nuevo el partido más votado en España. Creo. Hemos firmado en aquella coyuntura lo que había, aunque está claro que la coyuntura puede cambiar, es evidente. Nosotros siempre estaremos dispuestos a dar el voto a partidos que nos garanticen que Cantabria va a tener esos temas pendientes en vías de solución. Fuimos muy claros en las elecciones y no ha habido sorpresas. Dejamos muy claras nuestras prioridades y me llamaron al día siguiente. Hay un documento que les compromete, antes de que acabe el año, a poner en marcha el tramo del AVE entre Palencia y Alar del Rey, que incluso espero que lo hagan antes de las elecciones; el estudio informativo del tren con Bilbao, que ya está en el boletín; y queda fundamentalmente que se puedan aprobar los presupuestos para que nos paguen la deuda del Estado con Valdecilla, que también estaban en los presupuestos que no salieron adelante… Ahora serían dos pagos, 44 millones. Y el apoyo al polígono de La Pasiega, que también está. Es lo que hay.

¿Le preocupa que una nueva campaña electoral provoque roces en su Gobierno, teniendo en cuenta que los dos partidos que lo conforman, PRC y PSOE, vuelven a ser rivales en las urnas?

No, nada. Cada uno tendrá que defender sus postulados. No tiene por qué haber ningún roce. El Gobierno es una cosa y las elecciones generales es otra. Además, si nosotros tenemos un buen resultado, el voto estará también en confirmar y hacer un seguimiento de que lo que se ha firmado se cumpla. En el momento que no se cumpliera, sí que afectaría al pacto aquí y en Madrid, pero va todo bien. Nosotros creemos que lo que se firma se va a cumplir. No hay ninguna razón para pensar otra cosa. Yo he estado el otro día con Pedro Sánchez y esta semana con el ministro de Ciencia y me dicen que se van a cumplir los compromisos sí o sí.

Miguel Ángel Revilla en la sala del Consejo de Gobierno de Cantabria. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Revilla en la sala del Consejo de Gobierno de Cantabria. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

En relación al nuevo Gobierno de Cantabria, hay una distribución de competencias distinta a la pasada legislatura y el PRC asume por primera vez áreas como Educación o Medio Ambiente. ¿Cuáles van a ser las prioridades en estos ámbitos y qué pueden aportar los consejeros regionalistas?

Las prioridades dependen de que haya un Gobierno en España. Si no, estamos en una situación terrible, terrible, terrible, como todas las autonomías. Ayer hemos sumado lo que tendríamos que tener en caja, y son 175 millones del Estado. Es una cantidad tremenda para inversiones, para la gente que más lo necesita, que no es para gasto corriente… Es un palo que te descuadra. Todo está en función de que haya presupuesto a nivel nacional. Si no, todo está en entredicho, va a haber dificultades. Pero no para nosotros, se adeudan 7.000 millones a las autonomías. Estamos todos pendientes de que haya Gobierno. Si no hay Gobierno, vamos a atravesar una situación muy complicada en las comunidades autónomas.

Siempre sitúa el presupuesto anual de Cantabria como la máxima prioridad de sus gobiernos…

¡Y eso seguro que lo hay!

Pero van a partir de una base muy poco sólida, porque sin Presupuestos Generales del Estado no hay una garantía de que estos ingresos lleguen, ¿no le parece?

Claro, claro. Nosotros dependemos en los ingresos en un 80% del Estado. Entonces… no te puedo decir más. Es una angustia, no me canso de decirlo. Lo peor que le puede ocurrir a este país es que no tengamos Gobierno. Eso repercute en que no hay más que incertidumbres, repercute en el mundo empresarial, porque la gente no sabe si invertir o no invertir, hay un parón en la economía muy serio… No creo que haya una recesión en ciernes, pero sí una reducción en el crecimiento en España importante. Si no hay presupuesto, si no hay un Gobierno próximo, eso se va a agravar.

¿Mejor un mal Gobierno que un Gobierno en funciones?

Por supuesto. Un Gobierno en funciones no puede hacer muchas cosas, como los anticipos a cuenta de las comunidades autónomas. Se lo dije al presidente y me dijo que estaban estudiando una vía para no estrangular a las comunidades autónomas, pero de momento no hay ninguna alternativa...

Sin embargo, lleva diciendo semanas, si no meses, que estamos abocados a una repetición electoral. ¿A quién responsabiliza de esta situación de bloqueo?

Hay dos cosas que no entiendo, a mis 76 años y con todo lo que he visto en política: la primera, que Ciudadanos, que sumaba 182 diputados con el PSOE y que me consta que el PSOE hubiera estado encantado de llegar a un pacto con Ciudadanos, que además hubiera eliminado injerencias nacionalistas y hubiera sido bien recibido por los empresarios y por Europa, se haya negado a hacer ese pacto. Todavía no lo entiendo. Me deja muy sorprendido que Ciudadanos, que hace no tanto tiempo había firmado un acuerdo con medidas concretas con el PSOE, se haya negado a participar en un Gobierno de coalición. Ahí sí que el PSOE estoy seguro de que hubiera hecho una coalición con una Vicepresidencia para Albert Rivera. Y hubiese tenido una explicación también desde el punto de vista de Ciudadanos, diciendo que de esa manera contribuyen a hacer un Gobierno estable y a que no haya riesgos de sucumbir ante reclamaciones que no sean constitucionales. El argumento hubiera sido de libro y creo que hubiese ido bien a Ciudadanos. Yo no entiendo el 'no' de Ciudadanos a un pacto con el PSOE. Eso está por explicar. La teoría de que Rivera piensa que él va a ser la alternativa a la izquierda, liderando a la derecha, me parece que es una utopía, no lo veo por ningún lado. Creo que el PP va a ser la fuerza predominante de la derecha.

El presidente de Cantabria, Miguel Ángel Revilla. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

El presidente de Cantabria lamenta la repetición de elecciones generales.. | JOAQUÍN GÓMEZ SASTRE

Esa es una de las cosas que no entiendo, y la otra cuestión incomprensible también es que Unidas Podemos no aceptara una Vicepresidencia y tres ministerios, que el PSOE lo llegó a ofrecer en un momento de debilidad, me parece a mí. No entiendo que dijeran que no y no encuentro explicación. Estoy seguro de que a partir de ahora el PSOE solamente va a aceptar un apoyo en base a un Gobierno monocolor, con acuerdos en una serie de medidas que podría respaldar Podemos, pero que después de haber dicho 'no' al ofrecimiento de julio, me cuesta creer que vayan a aceptar. La conclusión es que estaremos el 10 de noviembre votando.

¿Y no existe un riesgo de que los resultados sean prácticamente los mismos, con ligeras variaciones, y estemos ante la misma situación de bloqueo que vivimos ahora?

Sí, pero es lo que hay…

¿Y cuál sería la mejor solución a su juicio? ¿Qué PP o Ciudadanos se abstengan después de las elecciones de noviembre?

Que hubiera un poco de cordura en Ciudadanos, que no la veo posible ahora mismo. A lo mejor en una segunda convocatoria... Sería bastante insoportable que tampoco hubiera Gobierno. Entrarían en juego presiones a altísimo nivel y podrían provocar que alguno de los partidos reflexionara y echara una mano para que España tenga Gobierno. Hay una coyuntura por delante complicada, con la situación del Brexit, con esta ralentización de la economía, con la situación angustiosa de las comunidades autónomas… Alguien tendría que decir que hasta aquí hemos llegado. Los ciudadanos no soportarían una nueva elección. El rey tendría que ponerse en un papel más allá del de simple mediador, digo yo… Alguien tendría que decir que ya está bien. Ahora mismo solo veo que vamos a unas nuevas elecciones y dos situaciones que no entiendo, que son las decisiones de Ciudadanos y de Podemos. Vamos a esperar a ver…

¿Cree que hay margen para alguna sorpresa o para un cambio de rumbo a última hora?

El PSOE no va a ceder. Tienen clara una idea: un pacto con Podemos no le da estabilidad numérica y no le da estabilidad ideológica, porque hay temas muy importantes en los que discrepan. Lo que no sé es por qué llegaron a hacer aquella oferta de coalición en julio… Tienen diferencias en temas muy sensibles, como el tema catalán, con lo que puede ocurrir con la sentencia, y ahí tiene que haber un Gobierno con una sola voz. El PSOE no se va a mover de esa oferta de programa nada más. Ni siquiera con un cambio de criterio de Podemos hay gobernabilidad, porque votar a favor de la investidura para después tumbar los presupuestos, por ejemplo, paralizaría a España. Tampoco sería una situación muy lógica. El objetivo tendría que ser poner una serie de puntos en común y acordar unos presupuestos para España. Apoyar para que el Gobierno se estrelle después tampoco es una solución. Estaríamos en las mismas.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha