eldiario.es

9

ARCA denuncia el "destrozo" de suelo rural para construir polígonos para una industria que "nunca llega"

La asociación ecologista reclama a los responsables políticos "reorientar la política industrial con principios territoriales y económicos más modernos"

Piden al Gobierno que prioricen la ubicación de polígonos industriales en suelos degradados y sellados en el pasado y que actualmente estén en desuso

SICAN amplía su capital en 3,6 millones para seguir financiando el Plan de Suelo Industrial

La Asociación para la Defensa de los Recursos Naturales de Cantabria (ARCA) ha denunciado el "destrozo" del suelo rural de alto valor agrológico para la construcción de polígonos para "una industria que nunca llega", una práctica que han llevado a cabo los distintos gobiernos autonómicos durante los últimos 25 años.

Para ello, según ARCA, se han llegado a "acomodar" a esta política de suelo industrial la Ley del Suelo e incluso el Plan de Ordenación del Litoral (POL) en el que están incluidos "5.600.000 metros cuadrados de suelo industrial sobre suelo rústico mayoritariamente protegido, en lugar de ubicar los polígonos en suelos que ya han sido degradados en el pasado".

Como ejemplos, la asociación ha citado en un comunicado los polígonos creados en Castro Urdiales, Marina de Cudeyo, Piélagos, Val de San Vicente o el Parque Científico y Tecnológico de Cantabria (PCTCAN) en Santander, y a los que se suman otros que "sonoros fracasos" como el de Alto Asón en Riancho, el de Tanos Viérnoles, el parque empresarial Besaya o el "fiasco" de Suyesa en Orejo.

Estos últimos suman más de un millón de metros cuadrados de polígonos desarrollados con dinero público "sin estudio previo alguno que garantizase su éxito" y, por ello, ha lamentado que algunos están a "medio ocupar y otros casi vacíos". "Mayoritariamente han derivado en meras naves de almacenaje a costa de destruir el patrimonio básico más valioso de Cantabria: su territorio y suelo", ha lamentado ARCA.

En esta línea, la asociación ecologista ha criticado que, a pesar de ello, el Gobierno "sigue con su afán de sellar y eliminar importantes superficies del territorio rural sin la mínima consideración ambiental ni planificación" como, a su juicio, demuestran los proyectos del PSIR del Llano de La Pasiega, el polígono en Liébana o el Ecoparque Besaya.

"Todos ellos llevados a cabo con la herramienta del Proyecto Singular de Interés Regional (PSIR), instrumento legal que en la práctica, no ha servido más que para saltarse los controles ambientales y territoriales que se exigen en todos los planes y proyectos, y facilitar y agilizar las ocurrencias e improvisaciones al respecto, de los gobernantes de turno", ha añadido la asociación.

Ante esta situación, ARCA ha pedido a los responsables políticos poner fin a esta práctica y "reorientar la política industrial con principios territoriales y económicos más modernos, adecuados y acordes con la legislación y mentalidad social propias de los tiempos actuales y de la realidad presente".

Así, la asociación sugiere priorizar la ubicación de polígonos industriales en suelos degradados y sellados en el pasado y que actualmente estén en desuso; parar y evitar la ocupación de más suelo rural para fines industriales; mancomunar y comarcalizar la ubicación de los polígonos en centralidades estratégicas que ahorren el consumo innecesario de suelo; y evitar la dispersión de polígonos. 

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha