eldiario.es

Menú

eldiarionorte Cantabria eldiarionorte Cantabria

El futuro del PP cántabro sigue pendiente de una decisión definitiva de Génova

La dirección nacional del partido tiene sobre la mesa los expedientes de los nueve diputados autonómicos que niegan la autoridad de la actual presidenta

Buruaga espera que "cada día que pase" sirva a estos parlamentarios díscolos como una "llamada a la reflexión y a la rectificación"

- PUBLICIDAD -
Sáenz de Buruaga espera que diputados del grupo popular asuman con "disciplina" y no "rebeldía" el relevo en Portavocía

Buruaga preside una reunión de la dirección regional del PP de Cantabria.

La crisis interna del PP de Cantabria sigue en vía muerta tres meses después de desatarse las hostilidades, con una lucha por el liderazgo que ha llevado al partido al borde de la ruptura tras un convulso Congreso Regional y un proceso de primarias que acabó de romper los lazos que mantenían cohesionado a una formación política que sufrió en la última convocatoria electoral un duro varapalo.

Tras el cambio en la dirección, con la salida de Ignacio Diego de la Presidencia, los populares cántabros han entrado en una profunda crisis de autoridad, después de que nueve de los trece diputados autonómicos del PP hayan negado a su sucesora, María José Sáenz de Buruaga, la posibilidad de hacerse cargo de la Portavocía en el grupo parlamentario.

Pese a las amenazas y cruces de declaraciones, el nuevo equipo liderado por Buruaga ha optado por trasladar estos desplantes a la dirección nacional, a la espera de que Génova se pronuncie y tome medidas disciplinarias contra estos parlamentarios, una decisión que no acaba de llegar con la premura esperada, lo que retrasa el fin de un conflicto que desgasta cada día que pasa el futuro de la formación conservadora en Cantabria.

Y es que según ha reconocido a la prensa la propia Buruaga, desde Génova no se ha citado aún a los diputados del PP en Cantabria que se niegan a acatar la decisión del Comité Regional del partido de relevar al portavoz de su grupo parlamentario, Eduardo Van den Eynde, un hecho que espera que les sirva a estos parlamentarios "como una llamada a la reflexión y a la rectificación".

De hecho, ha sido la propia Buruaga la que, a preguntas de los periodistas, ha confirmado que la dirección nacional -a la que el Comité Regional del PP cántabro pidió que se encargara de aplicar los estatutos del partido contra estos diputados 'díscolos'- no ha convocado a estos nuevo parlamentarios y tampoco ha avanzado cuándo podría producirse dicha citación.

Según ha explicado Buruaga, este trámite  "sigue su curso" en cuanto al proceso administrativo, después de que su equipo trasladara hace unos días al Comité de Derechos y Garantías nacional del PP lo que estaba ocurriendo para pedir que "se respeten las normas del partido".

La líder del PP espera que este tiempo que se ha dado antes de citar a los diputados "ayude" a que "finalmente impere la lealtad al partido", la "ética personal" y la "coherencia" y "honestidad política" y que estos diputados asuman la decisión del Comité Regional de relevar al portavoz del grupo parlamentario, afín al expresidente Ignacio Diego y muy crítico con la gestión del nuevo equipo directivo y de la propia Buruaga.

Nueve de los trece diputados del Grupo Popular en el Parlamento de Cantabria no han aceptado el cambio de portavoz parlamentario aprobado por el Comité Regional y están manteniendo un pulso con Buruaga, después de que esta se hiciera con el liderazgo por tan solo cuatro votos de diferencia en un disputado Congreso Regional.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha