La portada de mañana
Acceder
El número de contagios sigue batiendo récords en España
COVID, frío y hambre: el toque de queda de quienes no tienen donde ir
Opinión - Susto y muerte, por Rosa María Artal

Ir al cole en un contexto de pandemia: ¿y qué piensa la infancia?

Unos niños atienden a su profesora en su primera clase en un colegio de Tenerife. EFE/Miguel Barreto

0

Si algo nos preocupa en estos momentos es saber cómo está viviendo la infancia la pandemia mundial que estamos atravesando. Por la situación de emergencia en la que se han visto inmersos, muchos niños, niñas y adolescentes de todo el mundo se han visto privados de espacios de socialización, han vivido situaciones de estrés en sus hogares y, en muchos casos, su educación también se ha visto gravemente afectada por el cierre de las escuelas y la falta de acceso a medidas alternativas.

 Educo es una ONG de cooperación global para el desarrollo, centrada en la educación y la protección de la infancia, que actúa en 14 países. Algunos de ellos se encuentran inmersos en los preparativos de "vuelta al cole" mientras que en otros el calendario escolar es distinto. Además, la situación epidemiológica es diferente en cada uno de los países donde estamos, como también lo es la respuesta de las autoridades y las necesidades de las comunidades que apoyamos.

 Desde Educo, y también como miembro de la alianza ChildFund, ponemos la voz de la niñez en el centro de nuestras investigaciones y de todos nuestros proyectos de intervención. Por eso, y ante una situación tan excepcional como esta, hemos querido escuchar su opinión y hemos llevado a cabo una encuesta online a nivel mundial. Han participado cerca de 5.000 niños, niñas y adolescentes y jóvenes de más de 20 países. Cuando les hacemos partícipes, cuando les empoderamos, cuando los escuchamos los niños y niñas son capaces de darnos una gran lección y así lo han demostrado otra vez a través de esta encuesta.

 Les hemos preguntado lo que más extrañan, pero también lo que más valoran de esta situación. Hemos querido asimismo conocer sus preocupaciones y expectativas de futuro después de que pase la pandemia. Finalmente, les hemos ofrecido un espacio en el que compartir con sus pares de todo el mundo mensajes de ánimo, consejos y todo lo que consideran importante para ellos y ellas.

 Los hallazgos de esta encuesta no hacen más que confirmar que niños, niñas y adolescentes son plenamente conscientes de la situación de emergencia y de sus consecuencias en su bienestar relacional, material y subjetivo. Como puede verse, lo que más han echado de menos los niños y niñas encuestados y que han vivido periodos de confinamiento es no poder ir a la escuela, con el 27% de las respuestas. Los niños y niñas también han echado mucho de menos poder relacionarse con otras personas fuera del hogar. En concreto, el 21% dice haber extrañado ver a sus amigos y amigas y el 14%, a sus familiares.

Viendo los resultados, se desprende que la mitad de las respuestas que han dado los niños, niñas y adolescentes están relacionados con los problemas económicos que hayan podido generarse en las familias, como que los adultos no puedan salir a trabajar, que no haya dinero en casa y que puedan escasear los alimentos. Sin embargo, la mayor preocupación que sienten es que alguien de su familia pueda caer enfermo por culpa del coronavirus. Esta idea se refuerza con el hecho de que otra de sus mayores preocupaciones es que, en caso de caer enfermos, sus familiares no puedan recibir atención médica.

En relación con lo que valoran de esta situación, llama la atención que la opción de recibir más apoyo de parte de la familia para sus estudios es valorada en cuarto lugar en general, y pasa al quinto cuando se analiza por sexos. Esto es a pesar de que hay varios países con medidas que implican el cierre de escuelas, la permanencia obligada en casa, y el uso de alternativas educativas online / TV / radio, etc. Este resultado debe ser una especie de alerta para profundizar en las alternativas educativas en situaciones de emergencia y los niveles de involucramiento de las personas adultas en la educación en general de sus hijas e hijos e incluyendo la realidad de las alternativas desde casa y como las sociedades incluyen formas de conciliar aspectos tan importantes de la vida como lo son el trabajo, los estudios, la atención a la niñez, el ocio, etc.

A la luz de estos resultados, desde Educo creemos que se debe trabajar en aras a establecer, o mejorar, mecanismos que permitan conocer lo que piensan y sienten los niños, niñas y adolescentes, para que su opinión sea escuchada bajo cualquier circunstancia, incluso en situaciones de crisis. También es importante crear los canales adecuados para que sus opiniones sean ampliamente divulgadas y puedan ser tenidas en cuenta en el ámbito legislativo, en las políticas públicas, que sean conocidas por la sociedad, el mundo académico, y por otros niños y niñas. Asimismo, deben ser incluidos en las reflexiones y debates públicos sobre políticas y programas educativos. Creemos firmemente que incorporar y responder a las voces, opiniones y expectativas de los niños y niñas es imprescindible para el éxito de cualquier política o acción destinada a apoyar a la niñez.

Sin lugar a dudas, en los próximos meses las autoridades sanitarias y educativas tendrán que tomar decisiones a medida que la pandemia evolucione en un sentido u otro. No perdamos la oportunidad de escuchar a la infancia. Su futuro está en juego y tiene derecho a opinar.

Etiquetas
Publicado el
23 de septiembre de 2020 - 22:02 h

Descubre nuestras apps

stats