eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Dirigentes del PP alientan el debate sobre la abstención para investir a Sánchez y evitar una nueva derrota electoral

Miembros de la dirección de Casado, que reúne este martes a su Junta Directiva, ven con buenos ojos abstenerse en septiembre para evitar un adelanto electoral 

Feijóo, Moreno Bonilla o Gamarra han abierto la puerta a facilitar la investidura del socialista con condiciones o a "tender puentes" al PSOE

Teodoro García Egea niega el debate interno e insiste en el 'no' a Sánchez: "Es imposible que el PP se pueda abstener y facilite una investidura"

Feijóo, Casado y Moreno durante el Comité Ejecutivo Nacional del PP del lunes.

Feijóo, Casado y Moreno durante el Comité Ejecutivo Nacional del PP del pasado 27 de mayo. Flickr PP

El Partido Popular celebra este martes su Junta Directiva Nacional –máximo órgano entre congresos– cuando han vuelto a surgir voces internas que discrepan de la estrategia del presidente de la formación conservadora, Pablo Casado. En este caso, las diferencias versan en torno a la posición del partido ante una posible nueva sesión de investidura de Pedro Sánchez, después del fracaso del socialista en su primer intento de la semana pasada

Frente a la posición de la dirección nacional del PP, contraria a facilitar la reelección de Sánchez "por acción o por omisión" en un nuevo pleno que deberá celebrarse en los próximos dos meses, dirigentes conservadores de peso se muestran abiertos a buscar fórmulas para que los populares permitan a Sánchez la formación de un Gobierno y eviten así un adelanto electoral al mes de noviembre. 

El pasado jueves era uno de los barones de más peso institucional del partido, el presidente de la Xunta de Galicia, Alberto Núñez Feijóo, el que disentía públicamente de la estrategia de Casado mostrándose a favor de explorar vías que permitan a Sánchez gobernar. Durante una entrevista en la Cadena Ser, el también líder de los populares gallegos sostuvo que el PP "debería ofrecer a los españoles la posibilidad de que el PSOE no gobierne con los independentistas". 

Como condición, Feijóo aseguró que el PSOE debería presentar una propuesta de programa de investidura al PP. En el caso de que eso sucediera, el presidente gallego apuntaba: "Yo creo que deberíamos estudiarla". "Deberíamos buscar puntos de encuentro, pero es evidente que el PSOE con el último partido con el que está dispuesto a gobernar en la Cámara es con el Partido Popular", reconocía.

"El voto del desbloqueo"

Jugando también a la ambigüedad, la vicesecretaria de Política Social del PP, Cuca Gamarra, sostenía el viernes, en otra entrevista en RNE, que "el voto del Partido Popular solo tiene que ser el voto del desbloqueo, de la garantía del constitucionalismo, de la libertad y de la moderación". Ese voto, añadía, "nunca puede ser un cheque en blanco para los aliados preferidos que tiene Pedro Sánchez". Gamarra es la única dirigente de la cúpula del partido que en las primarias se posicionó con la rival de Casado en el proceso interno, la exvicepresidenta del Gobierno Soraya Sáenz de Santamaría. 

Más comedido pero igualmente abierto a la negociación con el PSOE se mostró el presidente de la Junta de Andalucía, Juan Manuel Moreno Bonilla. Socialistas y populares deben, a su juicio, trabajar por "recuperar el bipartidismo" al ser las dos grandes fuerzas "que engloban el centro político" y "crear puentes" entre ellos.

Preguntado por si apoyaría una abstención de su partido para la investidura de Sánchez, Moreno, también en una entrevista en la Cadena Ser, se limitaba a recordar que la decisión corresponde a la dirección nacional del partido y añadía que no vio intención en el presidente socialista de "dar pasos" para lograr un entendimiento. "Lo primero que tiene que hacer es ganar la confianza", concluyó, sin cerrar la puerta a esa abstención. Si Sánchez quiere que el resto de fuerzas "se acerquen", también el PP, tendrá que hacer "un esfuerzo" y aclarar "si quiere un mínimo de acuerdo", agregaba.

Al margen de las declaraciones públicas, dirigentes populares consultados por eldiario.es reconocen en privado que la de la abstención es una opción que ven con buenos ojos si de aquí a septiembre no se produce una investidura exitosa de Sánchez y el país se sitúa al borde del adelanto electoral. Miembros de la cúpula popular y líderes regionales se muestran partidarios, a título personal, de facilitar la reelección del líder socialista para evitar las elecciones de noviembre. 

"Casado no se puede permitir otra derrota"

Esas fuentes consideran que el PP podría volver a perder los comicios generales aunque mejorara sus resultados ante el retroceso de Vox, ya que creen que el PSOE volvería a ser la fuerza más votada y, por tanto, volvería a estar en manos de los de Sánchez la formación de gobierno. "Casado no puede permitirse una nueva derrota", apuntan los dirigentes consultados, que consideran que ese resultado podría iniciar un proceso de sucesión y desestabilizar aún más al partido. 

Desde la dirección de los populares niegan esa opción de la abstención una y otra vez. Este lunes, el secretario general del PP, Teodoro García Egea, negaba incluso que exista un debate interno al respecto: "Todos los miembros del PP tenemos claro que Sánchez no es de fiar y no podemos abstenernos porque al día siguiente el Partido Popular en su conjunto pagaría todo lo que Sánchez pudiera hacer", explicaba el 'número dos' de los populares en sendas entrevistas en Telecinco y Antena 3. 

Aunque, según él, "España no entendería que hubiese elecciones otra vez", García Egea insistía en el 'no' a una futura investidura del líder socialista. "Sánchez no es fiable ni para sus socios. Uno no puede ofrecer un día ministerios a Podemos y al día siguiente pedir la abstención del PP", remachaba, para concluir: "No se puede pedir al PP que se abstenga porque representa la alternativa al PSOE. No es serio ni creíble porque cuando uno busca los socios que ha buscado el PSOE, no puede ahora buscar al PP. Es imposible que el PP se pueda abstener y facilite una investidura"

Con la presión de la abstención encima de sus espaldas, Casado celebra este martes la Junta Directiva Nacional en la que prevé tomar el control total del partido. En la agenda del encuentro, al que asistirán todos los líderes autonómicos, así como los diputados y senadores, está la designación de los portavoces del PP en el Congreso de los Diputados y el Senado, donde se espera que el líder de los populares sitúe a personas de su máxima confianza.

Álvarez de Toledo y Maroto

La polémica diputada popular por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, será previsiblemente la elegida como portavoz del partido en el Congreso pese al rechazo interno que genera su posible nombramiento por sus postulados derechistas propios del sector aznarista del partido que ahora controla los órganos de dirección. 

Para el Senado la dirección popular baraja el nombre del vicesecretario de Organización y recién escogido senador por Castilla y León, Javier Maroto, pese a que su nombramiento como miembro de la Cámara Alta ha estado rodeado por la polémica dado que el 28A Maroto se presentó a las listas del Congreso por su provincia, Álava, sin lograr representación y ahora se ha tenido que empadronar in extremis en la localidad segoviana de Sotosalbos para poder ser elegido senador autonómico por las Cortes castellano leonesas.

A la elección de los portavoces en ambas cámaras también se espera que en la Junta Directiva se sumen cambios en la dirección popular.

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha