eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Los aliados de la moción reclaman una negociación directa entre Sánchez e Iglesias que el PSOE rechaza

El líder de Podemos reclama recuperar las negociaciones en el punto donde se quedaron en julio e insiste en que su paso al lado sigue vigente

El presidente en funciones descarta reunirse con Iglesias y le pide a Unidas Podemos que plantee a la mesa de negociación una opción distinta a la coalición

Las negociaciones se rompieron el martes tras el ultimátum de los de Pedro Sánchez para que el grupo confederal renunciara a un Ejecutivo conjunto

Pedro Sánchez: "No debe utilizarse la tribuna para proponer acuerdos"

53 Comentarios

Iglesias tiende la mano a Sánchez para buscar un acuerdo que evite las elecciones

Pablo Iglesias se dirige a Pedro Sánchez desde la tribuna del Congreso. EFE

Los aliados del PSOE en la moción de censura que llevó a Pedro Sánchez a la Presidencia del Gobierno en junio de 2018 le han reclamado este miércoles que se reúna con el líder de Unidas Podemos, Pablo Iglesias, para desbloquear las negociaciones y lograr un acuerdo que evite la inminente repetición electoral. A 12 días de que venza el plazo legal para una investidura, y después de que ambas partes dieran el martes por rotas las negociaciones, el presidente en funciones ha rechazado esta posibilidad y ha conminado a Iglesias a renunciar a un Gobierno de coalición.

El enfrentamiento dialéctico se ha producido durante la primera sesión plenaria en el Congreso tras el verano. Pedro Sánchez ha comparecido para valorar el pasado Consejo Europeo, primero, y para someterse al control parlamentario, después. El debate ha estado dominado casi de principio a fin por el estado de las negociaciones entre el PSOE y Unidas Podemos, que están encalladas, y por la propuesta lanzada por Pablo Iglesias de que ambos líderes sean quienes desbloqueen en persona la situación. Una idea que han apoyado desde el PNV y EH Bildu hasta Compromís. ERC ha estado ausente del Pleno debido a que hoy se celebra en Catalunya la Diada

El acuerdo para un Gobierno de coalición en Italia entre el Movimiento 5 Stelle (M5S) y el Partido Democrático (PD), fraguado en apenas 20 días y que ha taponado el intento del neofascista Matteo Salvini de provocar elecciones anticipadas en el país mediterráneo se ha convertido este miércoles en la, quizá, penúltima intentona de Pablo Iglesias para arrastrar a Pedro Sánchez a retomar las negociaciones donde se quedaron el pasado mes de julio. Esto es: en la propuesta del PSOE (un Gobierno de coalición con una vicepresidencia y tres ministerios) y la contraoferta lanzada in extremis por Iglesias: sumar las políticas activas de empleo. "Es preferible siempre coalición a repetir las elecciones", ha dicho Iglesias desde la tribuna del Congreso. "La gente no ve bien un adelanto electoral para sacar ventaja", ha remachado.

La de Iglesias no ha sido la única intervención que ha reclamado retomar las negociaciones, a 12 días de que venza el plazo legal para que se disuelvan las Cortes y se convoquen automáticamente elecciones generales el próximo 10 de noviembre. Todos los grupos que en junio de 2018 hicieron presidente a Pedro Sánchez en la moción de censura han reclamado al líder socialista que retome las conversaciones y que lo haga personalmente para desbloquear la situación.

El secretario general de Podemos ha recordado durante su intervención en el Pleno extraordinario para informar del último Consejo Europeo que el M5S, que ha gobernado con la Liga de Salvini hasta hace unas semanas, y el PD, el referente italiano del PSOE, se han enfrentado en el pasado con "más dureza" y "más aspereza" de lo que nunca ha ocurrido en España entre los de Sánchez y los de Iglesias. Y que, pese a ello, se han puesto de acuerdo en pleno verano y de forma muy rápida para impedir una convocatoria electoral de resultado muy incierto pero que, según las encuestas, podrían haber catapultado a la ultraderecha italiana.

Al otro lado del Mediterráneo, el bloqueo político parece imposible de resolverse, después de que la, por ahora, última reunión entre los equipos negociadores socialistas y del grupo confederal acabara con un ultimátum del PSOE: o renuncian a un Gobierno de coalición o no volverán a sentarse en una mesa.

"Usted fue la gran esperanza de la socialdemocracia europea y puede seguir siéndolo", ha señalado Iglesias. "Si usted sigue tendiendo la mano a la derecha, destruirá un valiosísimo patrimonio político que le dio una notable victoria electoral", le ha advertido. Y ha lanzado su propuesta: "Le vuelvo a tender la mano desde aquí", le ha dicho Iglesias en su breve discurso, de apenas 10 minutos. "Ustedes nos hicieron una propuesta en julio y nosotros les hicimos una contrapropuesta. Le propongo que sobre esa base nos sentemos a negociar", ha reclamado.

"El acuerdo no va a ser satisfactorio ni para ustedes ni para nosotros. No es satisfactorio aceptar un Gobierno de coalición en el que se nos ha vetado y en el que se nos plantea un reparto muy lejos de la proporcionalidad. Y tampoco para ustedes, porque quieren un Gobierno de partido único. Si llegamos a ese acuerdo, aunque no sea satisfactorio sobre la base de la propuesta de ustedes y de nuestra última propuesta, estaría ganando la ciudadanía de este país", ha zanjado.

"Le tendré que llamar yo"

La propuesta de Iglesias ha sido rechazada por partida doble. Primero, por la portavoz del grupo socialista, Adriana Lastra, y después por Pedro Sánchez. El presidente en funciones ha insistido en pedir al PP y a Ciudadanos que se abstengan y ha llegado a reclamar el apoyo de Unidas Podemos sin ofrecer nada a cambio.

Iglesias, visiblemente molesto en su réplica, le ha acusado de no haberse movido desde la fracasada investidura de julio: "¿Sabe cuántas veces me ha llamado por teléfono? Cero. Ni una vez desde la investidura fallida. Le tendré que llamar yo, pero implica saltarse un protocolo evidente que es el candidato el que tiene que descolgar el teléfono".

Esa llamada se producirá en las próximas horas, según ha informado La Sexta y ha confirmado eldiario.es. Iglesias dejará margen para que sea el presidente del Gobierno en funciones el que llame primero. Si no ocurre, será Iglesias quien descuelgue el teléfono. 

El líder de Unidas Podemos ha reclamado una vez más que él y Sánchez encabecen las negociaciones en los 12 días que quedan de legislatura. "Le vuelvo a hacer una propuesta: sentémonos usted y yo y pongámonos a trabajar", ha dicho. El pasado lunes, en una entrevista emitida por RT, Iglesias aseguraba que Sánchez le propuso negociar cara a cara, pero entonces fue el líder de Podemos quien lo descartó. Una decisión que, hoy, Iglesias ve ahora equivocada.

"Que la gente no pueda ofenderse porque no usamos las horas", ha dicho Iglesias. "La condición es que ni usted ni yo nos echemos atrás", ha asegurado. El secretario general de Podemos ha dicho que su paso al lado tras el veto de Sánchez sigue vigente. "Mi retirada no era por 72 horas. Ese veto forma parte de las condiciones de posibilidad para un Gobierno. Usted dijo que era el único escollo. Respete su palabra. Dijo que solo había un escollo. Si partimos de lo que dijimos, hay una posibilidad de no llevar a este país a elecciones".

Sánchez ha descartado en sus réplicas reunirse con Iglesias. "Si tiene alguna cuestión que plantear de negociación le pido que convoquen ustedes o se convoque la mesa de negociación y expliquen si tienen alguna otra cuestión que plantear más allá del gobierno de coalición". El presidente ha llegado a señalar que "no debe utilizarse la tribuna para proponer acuerdos", una afirmación que ha provocado el estupor de buena parte del Hemiciclo y que se refería a las propuestas de última hora lanzadas por Iglesias.

Antes que Sánchez la portavoz parlamentaria del PSOE, Adriana Lastra, también había rechazado la opción planteada por Iglesias y por el resto de aliados. "Esto no es una cuestión de machos alfa reuniéndose. Somos dos organizaciones políticas", ha dicho.

El presidente en funciones ha dicho que "no hay una única fórmula para que nos podamos entender" y le ha reclamado a Iglesias que sopese "la propuesta de camino intermedio que hizo el PSOE". 

Sánchez también le ha afeado a Iglesias que Unidas Podemos rechazara la propuesta de coalición que le hizo en julio y que el grupo confederal consideró que no podía aceptar. "Creo que cuando lo propuso no lo decía en serio", le ha reprochado Iglesias. "No duró ni tres días. No se negocia un Gobierno en 3 días. ¿Cree que es serio?", ha añadido. Y ha espetado: "Lo que pienso ahora es que le descolocó que yo me retirara. Simuló un Gobierno que no se creía". Visiblemente molesto, Iglesias ha zanjado: "Hay algo más importante que la ideología y la coherencia de un presidente. Es su palabra".

Aitor Esteban: "La solución está en ustedes"

Tras Iglesias ha llegado el portavoz del PNV, Aitor Esteban. El diputado vasco ha reclamado a ambos líderes que se pongan al frente de las negociaciones en un mensaje que, tras las palabras del secretario general de Podemos, se han dirigido a Sánchez.

"La solución está en ustedes", ha señalado Esteban, quien ha recordado desde la tribuna que en un acuerdo las dos partes reciben siempre menos de lo que pretendían en un principio.

Ante la ausencia de ERC, que no ha acudido al Pleno por la fiesta de la Diada, han sido los portavoces de EH Bildu y de Compromís los que han cerrado las peticiones de recuperar las negociaciones.

Jon Iñarritu ha reclamado a Sánchez que, tal y como hicieron durante el Consejo Europeo, negocien las horas que hagan falta para alcanzar un acuerdo. "Por qué no le llama y se reúne las horas que hagan falta y llegan a un acuerdo", ha señalado el portavoz de la coalición vasca.

Por su parte, el portavoz valenciano, Joan Baldoví, ha reclamado "un Gobierno estable" que defienda los intereses de su región en Europa. "Necesitamos un Gobierno estable con la mayoría progresista que le hizo presidente y que le aprobó veintitantos decretos y, ayer, la ley de la eutanasia", ha señalado, para criticar: "Hemos asistido a un proceso con muchas fotos y sin avances. 130 días y se ha sumado un solo voto. Ni siquiera el nuestro pese a que nos reunimos el 5 de agosto".

Baldoví ha cerrado con un mensaje directo a Sánchez: "Quedan 12 días, señor Sánchez. Es momento de que usted se ponga al timón. Quedan 12 días. Reúnanse de una vez por todas o dígannos claramente si vamos a elecciones. Los españoles esperan que haga un gesto".

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha