Las derechas no logran apoyos para prohibir homenajes públicos a los que los presos de ETA ya han renunciado

Iñigo Aduriz

0

Partido Popular, Vox y Ciudadanos no han logrado este martes los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para la toma en consideración de la Proposición de Ley de Memoria, Dignidad y Reparación de todas las Víctimas del Terrorismo, presentada por el partido de Inés Arrimadas. La propuesta incluye la prohibición de los homenajes públicos a los presos de ETA. Y el rechazo mayoritario al texto de Ciudadanos en la Cámara Baja –con 143 votos a favor, 179 en contra y una abstención– se produce apenas un día después de que el colectivo que aúna a varios de los reclusos de la banda, el EPPK, anunciara precisamente el fin de esos homenajes públicos.

La izquierda abertzale rompe con ETA y se disculpa con las víctimas: "Nunca debió haberse producido"

Saber más

Entre duras críticas por el "oportunismo político" de la propuesta, los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, así como el resto de la izquierda parlamentaria y las fuerzas nacionalistas e independentistas han sumado mayoría en su rechazo a la propuesta, que decaerá y, por tanto, no podrá seguir su trámite parlamentario.

La iniciativa generó un agrio debate en la Cámara Baja. El diputado de Ciudadanos que la defendió, Guillermo Díaz, comenzó su intervención recordando cómo su padre vivió de cerca el terrorismo de ETA. "De ETA puede hablar cualquier español, no hace falta el permiso del PSOE", ha asegurado, recordando el rifirrafe que protagonizó él mismo con el diputado socialista Odón Elorza, que llamó "miserables" a las derechas por su utilización permanente de las víctimas del terrorismo contra el Gobierno por sus pactos con EH Bildu, cuando ETA ya no existe y la formación independentista ha rechazado públicamente la violencia.

Para Díaz, existe por parte de la Moncloa una "cirugía estética para borrar a ETA" y el Gobierno trata de "someter" a la sociedad española a una "lobotomía moral". A renglón seguido, el diputado de Ciudadanos ha relatado unas "evidencias" para tratar de demostrar que "Bildu es el heredero de ETA". "El verdadero precio de los Presupuestos es éste: ETA no existió", ha afirmado, para sostener que el Ejecutivo "pacta con asesinos".

"Alguien ha descolgado el teléfono", ha añadido, tratando de relacionar el comunicado de los presos de ETA del lunes con su proposición de ley. "Traemos una ley para prohibir los homenajes a asesinos y el PSOE llama a los asesinos para que no organicen homenajes públicos", ha dicho. En ese momento, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha llamado la atención a Díaz, pidiéndole no insultar a ningún miembro del Congreso.

El PP tilda de "miseria humana" al Gobierno

En términos similares se ha expresado el diputado del PP Jaime Mateu, víctima del terrorismo, que ha calificado de "miseria humana" a los partidos del Gobierno. "Todavía en este hemiciclo hay un hedor irrespirable porque los Presupuestos se han aprobado con el voto de los herederos de ETA", ha añadido. Además, ha asegurado "compartir" la proposición de ley de Ciudadanos, a la que su grupo votará a favor, tras insistir en que no se cree el comunicado de los presos de la banda terrorista rechazando los homenajes públicos a los exreclusos.

"Para mí ustedes tienen las manos manchadas de sangre", ha asegurado, por su parte, el diputado de Vox Antonio Salvá, dirigiéndose a la bancada del PSOE. ETA asesinó a uno de sus hijos y él ha recordado cómo cuando sucedió el atentado el exlehendakari y hoy parlamentario socialista Patxi López le dio el pésame, mientras ahora "pacta con Bildu". También ha dicho que la formación independentista "representa a unos señores que han asesinado".

Precisamente Patxi López ha sido quien ha intervenido en nombre del PSOE, asegurando haber asistido en el Pleno a "un campeonato" de las derechas "por ver quién es el que más insulta" al Gobierno. "No todo vale para atacar al adversario", ha dicho, recordando que ya existe una ley de víctimas del terrorismo, que el Ejecutivo se ha comprometido a modificar para sancionar la exaltación de los etarras.

López ha pedido a las derechas realizar un "ejercicio de humildad" porque, según ha dicho, todos los partidos abandonaron en su día a las víctimas del terrorismo, en los llamados "años de plomo" de ETA. "Hoy afortunadamente esas víctimas no tienen que bajar la cabeza ni cambiar de acera, porque son un referente social", ha añadido, antes de recordar que fueron "los socialistas" los que hicieron una ley de víctimas, decretaron el día de la Memoria o pusieron en marcha otras iniciativas. "¿Quién de verdad apoya a las víctimas y quién las utiliza solo en los discursos?" se ha preguntado. También ha dicho que al PSOE le "repugnan" los recibimientos a los presos de ETA. "Por eso lo que conocimos ayer fue una buena noticia, porque fue la victoria de las víctimas", ha concluido.

Desde Unidas Podemos, la diputada Pilar Garrido ha asegurado que la proposición de Ciudadanos "llega tarde y llega mal" y ha acusado al partido de Inés Arrimadas de "hacer un seguidismo de la derecha más rancia" tratando de utilizar políticamente a las víctimas del terrorismo. "No hay víctimas de primera y víctimas de segunda", ha añadido, además de pedir "garantías de no repetición" para que nunca vuelva a suceder una situación de violencia como la perpetrada por ETA durante cinco décadas.

EH Bildu ve "trascendental" el "paso" de los presos

Por parte de EH Bildu ha intervenido su portavoz, Mertxe Aizpurua, que ha asegurado que la derecha, con la iniciativa de Ciudadanos, "vuelve a utilizar el sufrimiento de las víctimas" para "atacar" a otras formaciones políticas. Además, ha considerado que los presos "han dado un paso trascendental" con su comunicado del lunes, con "una aportación en positivo para avanzar" en el "diálogo" y en "la paz". Tras su intervención, un exaltado Edmundo Bal ha tomado la palabra para asegurar: "Pido que se retiren del orden del día las palabras de ETA". Batet ha decidido ignorar la propuesta.

Joan Baldoví, de Compromís, ha considerado por su parte que Aizpurua ha realizado un "discurso de paz" y ha pedido "respeto" para los diputados de EH Bildu, que fueron "elegidos democráticamente". "Esta derecha sigue alargando artificialmente un conflicto que terminó, que debemos superar, con apoyo a las víctimas, de todas. No les importan las víctimas, les importa el poder que perdieron", ha zanjado.

Según la exposición de motivos, la proposición de ley tenía por objeto "reconocer y ampliar derechos a favor de todas las personas que tengan reconocida la condición de víctimas por sufrir o haber sufrido asesinatos selectivos, masacres, secuestros, persecuciones, expulsiones forzadas del territorio, atentados con resultado de daños personales o materiales; o cualquier otra forma de violencia, trato inhumano o violación de sus derechos y libertades por terroristas o grupos terroristas en España".

Partido Popular, Vox y Ciudadanos no han logrado este martes los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para la toma en consideración de la Proposición de Ley de Memoria, Dignidad y Reparación de todas las Víctimas del Terrorismo, presentada por el partido de Inés Arrimadas. La propuesta incluye la prohibición de los homenajes públicos a los presos de ETA. Y el rechazo mayoritario al texto de Ciudadanos en la Cámara Baja –con 143 votos a favor, 179 en contra y una abstención– se produce apenas un día después de que el colectivo que aúna a varios de los reclusos de la banda, el EPPK, anunciara precisamente el fin de esos homenajes públicos.

La izquierda abertzale rompe con ETA y se disculpa con las víctimas: "Nunca debió haberse producido"

Saber más

Entre duras críticas por el "oportunismo político" de la propuesta, los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, así como el resto de la izquierda parlamentaria y las fuerzas nacionalistas e independentistas han sumado mayoría en su rechazo a la propuesta, que decaerá y, por tanto, no podrá seguir su trámite parlamentario.

La iniciativa generó un agrio debate en la Cámara Baja. El diputado de Ciudadanos que la defendió, Guillermo Díaz, comenzó su intervención recordando cómo su padre vivió de cerca el terrorismo de ETA. "De ETA puede hablar cualquier español, no hace falta el permiso del PSOE", ha asegurado, recordando el rifirrafe que protagonizó él mismo con el diputado socialista Odón Elorza, que llamó "miserables" a las derechas por su utilización permanente de las víctimas del terrorismo contra el Gobierno por sus pactos con EH Bildu, cuando ETA ya no existe y la formación independentista ha rechazado públicamente la violencia.

Para Díaz, existe por parte de la Moncloa una "cirugía estética para borrar a ETA" y el Gobierno trata de "someter" a la sociedad española a una "lobotomía moral". A renglón seguido, el diputado de Ciudadanos ha relatado unas "evidencias" para tratar de demostrar que "Bildu es el heredero de ETA". "El verdadero precio de los Presupuestos es éste: ETA no existió", ha afirmado, para sostener que el Ejecutivo "pacta con asesinos".

"Alguien ha descolgado el teléfono", ha añadido, tratando de relacionar el comunicado de los presos de ETA del lunes con su proposición de ley. "Traemos una ley para prohibir los homenajes a asesinos y el PSOE llama a los asesinos para que no organicen homenajes públicos", ha dicho. En ese momento, la presidenta del Congreso, Meritxell Batet, ha llamado la atención a Díaz, pidiéndole no insultar a ningún miembro del Congreso.

El PP tilda de "miseria humana" al Gobierno

En términos similares se ha expresado el diputado del PP Jaime Mateu, víctima del terrorismo, que ha calificado de "miseria humana" a los partidos del Gobierno. "Todavía en este hemiciclo hay un hedor irrespirable porque los Presupuestos se han aprobado con el voto de los herederos de ETA", ha añadido. Además, ha asegurado "compartir" la proposición de ley de Ciudadanos, a la que su grupo votará a favor, tras insistir en que no se cree el comunicado de los presos de la banda terrorista rechazando los homenajes públicos a los exreclusos.

"Para mí ustedes tienen las manos manchadas de sangre", ha asegurado, por su parte, el diputado de Vox Antonio Salvá, dirigiéndose a la bancada del PSOE. ETA asesinó a uno de sus hijos y él ha recordado cómo cuando sucedió el atentado el exlehendakari y hoy parlamentario socialista Patxi López le dio el pésame, mientras ahora "pacta con Bildu". También ha dicho que la formación independentista "representa a unos señores que han asesinado".

Precisamente Patxi López ha sido quien ha intervenido en nombre del PSOE, asegurando haber asistido en el Pleno a "un campeonato" de las derechas "por ver quién es el que más insulta" al Gobierno. "No todo vale para atacar al adversario", ha dicho, recordando que ya existe una ley de víctimas del terrorismo, que el Ejecutivo se ha comprometido a modificar para sancionar la exaltación de los etarras.

López ha pedido a las derechas realizar un "ejercicio de humildad" porque, según ha dicho, todos los partidos abandonaron en su día a las víctimas del terrorismo, en los llamados "años de plomo" de ETA. "Hoy afortunadamente esas víctimas no tienen que bajar la cabeza ni cambiar de acera, porque son un referente social", ha añadido, antes de recordar que fueron "los socialistas" los que hicieron una ley de víctimas, decretaron el día de la Memoria o pusieron en marcha otras iniciativas. "¿Quién de verdad apoya a las víctimas y quién las utiliza solo en los discursos?" se ha preguntado. También ha dicho que al PSOE le "repugnan" los recibimientos a los presos de ETA. "Por eso lo que conocimos ayer fue una buena noticia, porque fue la victoria de las víctimas", ha concluido.

Desde Unidas Podemos, la diputada Pilar Garrido ha asegurado que la proposición de Ciudadanos "llega tarde y llega mal" y ha acusado al partido de Inés Arrimadas de "hacer un seguidismo de la derecha más rancia" tratando de utilizar políticamente a las víctimas del terrorismo. "No hay víctimas de primera y víctimas de segunda", ha añadido, además de pedir "garantías de no repetición" para que nunca vuelva a suceder una situación de violencia como la perpetrada por ETA durante cinco décadas.

EH Bildu ve "trascendental" el "paso" de los presos

Por parte de EH Bildu ha intervenido su portavoz, Mertxe Aizpurua, que ha asegurado que la derecha, con la iniciativa de Ciudadanos, "vuelve a utilizar el sufrimiento de las víctimas" para "atacar" a otras formaciones políticas. Además, ha considerado que los presos "han dado un paso trascendental" con su comunicado del lunes, con "una aportación en positivo para avanzar" en el "diálogo" y en "la paz". Tras su intervención, un exaltado Edmundo Bal ha tomado la palabra para asegurar: "Pido que se retiren del orden del día las palabras de ETA". Batet ha decidido ignorar la propuesta.

Joan Baldoví, de Compromís, ha considerado por su parte que Aizpurua ha realizado un "discurso de paz" y ha pedido "respeto" para los diputados de EH Bildu, que fueron "elegidos democráticamente". "Esta derecha sigue alargando artificialmente un conflicto que terminó, que debemos superar, con apoyo a las víctimas, de todas. No les importan las víctimas, les importa el poder que perdieron", ha zanjado.

Según la exposición de motivos, la proposición de ley tenía por objeto "reconocer y ampliar derechos a favor de todas las personas que tengan reconocida la condición de víctimas por sufrir o haber sufrido asesinatos selectivos, masacres, secuestros, persecuciones, expulsiones forzadas del territorio, atentados con resultado de daños personales o materiales; o cualquier otra forma de violencia, trato inhumano o violación de sus derechos y libertades por terroristas o grupos terroristas en España".

Partido Popular, Vox y Ciudadanos no han logrado este martes los apoyos necesarios en el Congreso de los Diputados para la toma en consideración de la Proposición de Ley de Memoria, Dignidad y Reparación de todas las Víctimas del Terrorismo, presentada por el partido de Inés Arrimadas. La propuesta incluye la prohibición de los homenajes públicos a los presos de ETA. Y el rechazo mayoritario al texto de Ciudadanos en la Cámara Baja –con 143 votos a favor, 179 en contra y una abstención– se produce apenas un día después de que el colectivo que aúna a varios de los reclusos de la banda, el EPPK, anunciara precisamente el fin de esos homenajes públicos.

La izquierda abertzale rompe con ETA y se disculpa con las víctimas: "Nunca debió haberse producido"

Saber más

Entre duras críticas por el "oportunismo político" de la propuesta, los partidos del Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, así como el resto de la izquierda parlamentaria y las fuerzas nacionalistas e independentistas han sumado mayoría en su rechazo a la propuesta, que decaerá y, por tanto, no podrá seguir su trámite parlamentario.