La portada de mañana
Acceder
La debacle del 4M hace saltar las alarmas en el PSOE
Las multas por el primer estado de alarma
Opinión – Sánchez, esto sí va de libertad, por Elisa Beni
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia Europa Press

Esta información es un teletipo de la Agencia Europa Press y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los diputados que usen el asturiano tendrán que aclarer dudas en castellano a quienes no les entiendan

LFR/EBP

OVIEDO —

0

OVIEDO, 3 (EUROPA PRESS)

La Mesa de la Junta General del Principado de Asturias ha adoptado este lunes un acuerdo con el que se pretende poner fin al conflicto surgido en el parlamento asturiano acerca de la utilización de la lengua asturiana en las intervenciones. Finalmente, se ha resuelto que los diputados que no entiendan un discurso precisen qué parte no comprenden y que los oradores les aclaren esas dudas en castellano, siempre que no exista una versión previa traducida del discurso.

No obstante, según han precisado fuentes parlamentarias la decisión de que se aclare o no esas dudas siempre va a depender del presidente de la sesión "en el ejercicio de su función de dirección de los debates y velando por la buena marcha de las deliberaciones".

La propuesta ha sido aprobada por mayoría, con los votos a favor del presidente del Parlamento asturiano, Marcelino Marcos Líndez (PSOE), el de la vicepresidenta primera, Celia Fernández (PSOE), y el del secretario primero, Ovidio Zapico (IU). El secretario segundo, Armando Fernández Bartolomé (Ciudadanos), se ha abstenido y el vicepresidente segundo, Pablo Álvarez-Pire (PP), ha votado en contra, según han confirmado a Europa Press fuentes parlamentarias.

El presidente de la Junta General del Principado, Marcos Líndez, ha presentado en la reunión telemática de la Mesa de la Cámara su propuesta sobre el uso del asturiano en la Cámara regional en base a los criterios a que se refiere el apartado 2 del artículo 3 bis del Reglamento de la Junta.

Así, los criterios que se van a aplicar a partir de ahora establece que para que sean tenidas en cuenta, las dificultades de comprensión "deben ponerse de manifiesto expresamente por quien aduzca experimentarlas, sin que quepa, pues, suponerlas con carácter general, y al término de la intervención de que se trate con el fin de evitar interrupciones y para una mejor valoración de la situación".

Añade que, una vez puestas de manifiesto, no impedirán el uso del bable/asturiano, pero, de no haber sido la intervención facilitada por escrito en castellano, conllevarán la habilitación del tiempo que se estime adecuado para que el orador efectúe en castellano las aclaraciones que sean precisas para el entendimiento de la intervención.

El criterio que ha establecido la Mesa es, por tanto, que cuando, al término de una intervención en la que se utilice el bable/asturiano, y que no se haya facilitado en castellano, se aduzcan dificultades de comprensión, el Presidente de la sesión, ya sea de un pleno o de una comisión, habilitará si así lo estima "el tiempo que estime adecuado para que el orador efectúe en castellano las aclaraciones que fueran precisas para su entendimiento".

Según las citadas fuentes, Marcelino Marcos Líndez ha defendido durante la reunión de la Mesa de la Cámara la necesidad de "mantener una convivencia lingüística pacífica en la Junta General".

ANTECEDENTES

El 1 de julio de 2020, la Junta General reformó su Reglamento reemplazando el citado artículo 11 por un nuevo artículo 3 bis con dos apartados, estableciendo que tanto los diputados en el ejercicio de sus funciones parlamentarias como los miembros del Consejo de Gobierno, los cargos y empleados públicos y cualquier persona que comparezca ante la Cámara, podrán utilizar el bable/asturiano.

Vox decidió impugnar ese artículo ante el Tribunal Constitucional entendiendo que se establecía atributos de cooficialidad al asturiano y que podía suceder que hubiera diputados que no entendieran las intervenciones.

Ese recurso de inconstitucionalidad fue rechazado, si bien el Tribunal Constitucional señalaba que la Mesa de la JGPA debía establecer las medidas oportunas "para impedir que el desconocimiento del bable por los representantes suponga un obstáculo para el ejercicio de tales funciones de debate y control".

La Mesa de la Cámara ha adoptado así esos criterios, descartando además la traducción simultánea, alternativa "altamente onerosa y, además, escasamente operativa teniendo en cuenta, por un lado, que el número de intervenciones en bable/asturiano y de oradores que vienen usándolo, de manera no constante, es, por el momento, reducido, como lo es también el número de quienes hasta la fecha han aducido alguna vez problemas de comprensión".

Etiquetas
Publicado el
3 de mayo de 2021 - 14:17 h

Descubre nuestras apps

stats