La portada de mañana
Acceder
El PP desprecia el órdago de Vox y le fuerza a dar marcha atrás en su plan de "ruptura"
Contrastes de la pandemia: de la falta de restricciones al toque de queda
Opinión - ¿Sucede lo de España en algún otro país?, por Rosa María Artal
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

La FEMP busca triplicar el apoyo local a su declaración de economía circular

La FEMP busca triplicar el apoyo local a su declaración de economía circular
Valladolid —

0

Valladolid, 30 jun (EFE).- La Declaración de Valladolid -suscrita este miércoles para promover la transición de la economía lineal de consumo a una economía circular, basada en la gestión sostenible de los recursos- pretende que en los próximos años estén adheridos a este documento unos 700 municipios españoles, frente a los 231 que lo aplican actualmente y que vinculan a 20 millones de habitantes.

El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP) y alcalde de Vigo, Abel Caballero, y el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, han presidido esta tarde el acto protocolario de firma de este documento, que toma el relevo y actualiza el suscrito en Sevilla en 2017, heredero a su vez de la Declaración de París de 2015.

Tras una jornada de trabajo en la que han participado de forma presencial, pero también telemática, representantes municipales de ciudades como Sevilla, Málaga, Pamplona, Toledo y Castellón, entre otras, y secretarios de Estado de diferentes ministerios, como el de Medio Ambiente, Hugo Morán, el salón de recepciones del Ayuntamiento de Valladolid ha acogido la presentación de esta declaración.

Entre otras novedades respecto al documento de 2017, los municipios alentan la creación de empresas por parte de jóvenes emprendedores y promueven el cumplimiento de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la Agenda 2030 y también de la Agenda Urbana Española, que se incorporan como marco de referencia y que pueden verse impulsadas por los nuevos recursos económicos provenientes de Europa a raíz de la crisis del coronavirus.

"La crisis mundial derivada de los efectos de la pandemia sufrida por la COVID-19 ha cuestionado el actual modelo de crecimiento basado en la producción de bienes y servicios que conlleva un uso intensivo de recursos naturales y una elevada presión sobre el medio ambiente que está acelerando el cambio climático y la pérdida de la biodiversidad", plantea en sus antecedentes este documento, que define el actual como un "momento excepcional".

En este sentido, los firmantes consideran que las administraciones tienen "una gran oportunidad para impulsar políticas que contribuyan a mejorar la calidad de vida de la ciudadanía, dando respuesta no solo a la situación generada por la pandemia, sino también a la lucha contra el cambio climático, al impulso de una movilidad sostenible, de la economía circular, al equilibrio territorial, diseñando ciudades sostenibles, saludables, seguras, resilientes e inclusivas".

Ante el reparto de los fondos europeos Next Generation y su despliegue en España a través del Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia, el texto plantea que el nuevo modelo productivo que surja de los próximos años debe estar inspirado en los principios del Pacto Verde Europeo.

Estos principios son economía circular, energía limpia, eficiencia energética, movilidad sostenible, incremento de la biodiversidad, eliminación de la contaminación y lucha contra el cambio climático.

Entre los dieciséis puntos que integran la Declaración de Valladolid figuran la importancia de los gobiernos locales como entidad más cercana a los ciudadanos para prevenir los principales conflictos ambientales, impulsar el papel de los nuevos emprendedores potenciando el protagonismo de los jóvenes en el desarrollo y creación de nuevas empresas y desarrollar estrategias locales de economía circular, para mejorar la eficiencia en el uso de recursos y proteger el medio ambiente y la salud humana.

Favorecer un uso sostenible del agua optimizando la red de abastecimiento y saneamiento, incrementando la eficiencia y ahorro en el consumo del agua, fomentando su reutilización y garantizando el derecho de acceso al agua, y promover la eficiencia y el ahorro energético en el parque inmobiliario, en los sectores comerciales e industriales y favoreciendo el asesoramiento para combatir la pobreza energética son otras de las medidas incluidas en el documento.

La promoción de una movilidad sostenible con un espacio urbano marcado por la peatonalización y la reducción de emisiones contaminantes a la atmósfera es otro de los retos marcados por los representantes municipales, convencidos de que es necesario "repensar la manera de producir, abastecer y consumir", según figura en otro de los puntos del texto.

Convertir la economía circular en una fuente de impulso de las nuevas tecnologías que contribuya al cambio del modelo económico y a la reducción de impactos ambientales e involucrar a la comunidad científica en la investigación y desarrollo de proyectos y programas de fomento de la economía circular, incrementado los programas de I+D+i son otros dos puntos de la Declaración.

El secretario de Estado de Medio Ambienteha destacado en la clausura del acto que lo que no se puede comprar para combatir el reto climático es tiempo, por lo que ha hecho un llamamiento a la sociedad en su conjunto para "convencerse" de que el modelo de economía lineal está "llamado a la extinción" y la economía circular debe "tomar el relevo".

Etiquetas
Publicado el
30 de junio de 2021 - 21:28 h

Descubre nuestras apps