El Gobierno logra un nuevo respaldo de los socios en el Congreso pese a las tensiones por la reforma laboral

Iñigo Aduriz

0

El Gobierno ha vuelto a lograr este martes el apoyo de la mayoría de la investidura y de los Presupuestos en el primer Pleno del Congreso de los Diputados de 2022 y en la Diputación Permanente que se ha celebrado antes de la sesión. Habituales socios del Ejecutivo como el PNV, ERC, EH Bildu, Compromis o Más País-Equo –a los que se ha sumado Ciudadanos– han permitido la convalidación de tres nuevos reales decretos y han sumado además sus votos a los de PSOE y Unidas Podemos para frenar las pretensiones del PP de celebrar comparecencias extraordinarias de ocho miembros del Consejo de Ministros.

La reforma laboral pone a prueba las costuras de la coalición

Saber más

Todo ello pese a las crecientes tensiones entre esos socios y las formaciones que conforman el Gobierno de coalición por las discrepancias que mantienen en torno a la reforma laboral, que debe convalidarse en otro Pleno el próximo 3 de febrero y para el que el Ejecutivo sigue sin contar con los apoyos necesarios para que salga adelante.

Esta situación llevaba este martes al portavoz de Compromis, Joan Baldoví, a lanzar una advertencia a PSOE y Unidas Podemos: “Pedimos al Gobierno que mire a esa mayoría que ha permitido convalidar los decretos y que deje de hacer guiños a Ciudadanos”. Baldoví se ha referido así al hecho de que el Ejecutivo, que una vez más ha contado con el apoyo de sus socios en el Parlamento, haya iniciado contactos con el partido de Inés Arrimadas para tratar de lograr su apoyo para la reforma laboral ante las reticencias de algunos de los aliados habituales.

Aunque Baldoví no ha desvelado si el próximo día 3 su voto será un 'sí' o una abstención, ha dejado claro que Compromis no quiere hacer “trastabillar” la nueva legislación laboral porque, aunque “insuficiente”, considera que el texto pactado entre el Gobierno, los sindicatos y la patronal supone un “avance” de derechos para los trabajadores. “No queremos hacer descarrilar la reforma, pero el Gobierno tiene que hacer algún avance”, aseguraba, reclamando así al Ejecutivo un gesto hacia otros socios más reticentes, como el PNV, ERC y EH Bildu.

EH Bildu y ERC siguen en el 'no' al nuevo marco laboral

La portavoz de esta última formación independentista, Mertxe Aizpurua, ha vuelto a insistir en esas exigencias. En una entrevista en Radio Euskadi, la dirigente de EH Bildu advertía: “O el acuerdo se modifica o no avalaremos esta reforma laboral. Aprobar esta reforma laboral es perpetuar la reforma de Rajoy”.

Aizpurua ha reconocido que su grupo mantiene “los canales de comunicación abiertos” con el Gobierno. “Pero de no incluirse en la reforma laboral nuestras propuestas, el Gobierno dirá no a la prevalencia de convenios autonómicos y provinciales. Dirá nó a recuperar las indemnizaciones por despido de 45 días. Dirá no al control público sobre los EREs. Y dirá sí a mantener los aspectos más lesivos de la reforma del PP. Si se mantiene en sus términos, será un acuerdo que no derogará la reforma laboral del PP”, añadía. Se trata de una opinión muy similar a la mantenida en los últimos días por ERC, que tampoco apoyará la convalidación del nuevo marco laboral si no se introducen esos cambios.

El líder del PNV, Andoni Ortuzar, ha asegurado, por su parte, en una entrevista en Onda Cero que el Gobierno “tiene que invertir un poco más en atender a los que él dice que son sus socios preferentes, tiene que ser un poco más empático y ponerse en su situación”. “Solo se acuerdan de la responsabilidad del PNV cuando nos necesitan, como ahora, y nos quieren obligar a hacer algo que nosotros no queremos”, ha manifestado, en referencia a la reforma laboral.

Ortuzar ha pedido al Ejecutivo “un poquito de imaginación, flexibilidad y pedagogía” con la patronal para poder sacar adelante una reforma laboral en la que prevalezcan los convenios autonómicos, “un requisito indispensable” para el apoyo del PNV. A su juicio, “se esté a tiempo de encontrar otros mecanismos con los que, de manera legal, se den suficientes garantías” de protección al “marco vasco de negociación colectiva”.

Debate sobre Garzón y las macrogranjas

Aunque esas discrepancias sobre la reforma laboral marcaron la vuelta de los diputados al Congreso tras el parón navideño, los cuatro partidos citados han decidido seguir respaldando al Ejecutivo en su actividad legislativa. La Diputación Permanente del Congreso de los Diputados ha rechazado este martes todas las comparecencias urgentes de miembros del Gobierno solicitadas por el PP excepto la de la ministra de Sanidad, Carolina Darias, que ya iba a acudir a una sesión extraordinaria de la Comisión de Sanidad por petición propia.

Tras casi cinco horas de debate, el máximo órgano de decisión de la Cámara Baja fuera del periodo ordinario ha rechazado así, con el voto de los partidos del Gobierno y de sus socios, las comparecencias de las vicepresidentas primera, Nadia Calviño –en este caso EH Bildu y ERC se han desmarcado del bloque de la investidura y han apoyado la petición de los populares, aunque no han conseguido que salga adelante–, y tercera, Teresa Ribera, y de los ministros de Agricultura, Pesca y Alimentación; Consumo; Hacienda y Función Pública; Justicia y Transportes, Movilidad y Agenda Urbana.

Precisamente los partidos que sostienen al Gobierno, PSOE y Unidas Podemos, y también sus socios parlamentarios, han cargado con dureza contra el PP y las otras dos derechas –Vox y Ciudadanos– por fabricar un “bulo” en torno a las declaraciones del ministro de Consumo, Alberto Garzón, sobre las macrogranjas, la justificación que habían utilizado los populares para pedir su comparecencia urgente. Se trata de una “mentira” que, como han recordado esos grupos durante la Diputación Permanente, se ha convertido en uno de los principales puntales de la precampaña del PP para las elecciones de Castilla y León del próximo 13 de febrero.

Pero el partido de Casado no ha logrado los apoyos suficientes en la Diputación Permanente del Congreso –máximo órgano de decisión de la cámara fuera de los periodos ordinarios, como sucede con el mes de enero– para forzar las comparecencias tanto de Garzón como del ministro de Agricultura, Luis Planas, para dar explicaciones por las palabras del primero. Solo las han apoyado Vox y Ciudadanos.

Ayudas para La Palma y rebajas del IVA

El Gobierno, además, ha conseguido que sus socios convaliden en el Pleno tres Reales Decretos-leyes sobre la modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias, de medidas complementarias para la reparación de los daños ocasionados por las erupciones volcánicas en La Palma y de medidas urgentes en el ámbito energético.

Esta última norma, tildada sin embargo como “parche” por algunos portavoces como los de EH Bildu o PNV que sin embargo han apoyado su convalidación, prorroga la aplicación del IVA del 10% en la factura de la luz y los descuentos extraordinarios en el bono social para consumidores vulnerables y mantiene el IVA del 4% en las mascarillas quirúrgicas. También incluye medidas para fomentar la instalación de puntos de recarga para vehículos eléctricos y los proyectos de autoconsumo y modifica los plazos intermedios de los trámites administrativos para la autorización de nuevas plantas de energías renovables.