eldiario.es

9

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

El próximo director español de OPAQ tiene "dudas" del arsenal químico de Siria

- PUBLICIDAD -
El próximo director español de OPAQ tiene "dudas" del arsenal químico de Siria

El próximo director español de OPAQ tiene "dudas" del arsenal químico de Siria

El diplomático español Fernando Arias, que será nombrado oficialmente el próximo jueves director general de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ), expresó hoy en una entrevista con Efe sus "dudas" sobre que Siria haya declarado todas las armas químicas que posee.

La OPAQ declaró en enero de 2016 que había destruido todas las armas de este tipo declaradas por Siria, pero Arias explicó que en la organización "hay sospechas de que todavía las tienen y las están utilizando. ¿Cuántas? No se sabe, posiblemente muchas".

Recordó que informes del Mecanismo Conjunto de Investigación (JIM en inglés), establecido por la OPAQ y las Naciones Unidas en 2015, dicen que tanto "grupos terroristas" como "el ejército sirio" han utilizado armas químicas en la guerra que asola este país.

El mandato del JIM expiró formalmente el 17 de noviembre y el Consejo de Seguridad de la ONU no ha llegado a un acuerdo para renovarlo por discrepancias entre Estados Unidos y Rusia.

Arias dijo tener "esperanzas" de que se consiga algún tipo de entendimiento porque, de lo contrario, el JIM "no podrá terminar la investigación sobre las responsabilidades" de los ataques químicos en Siria.

"No hay que olvidar que el JIM no es un tribunal", dijo el futuro director general de la OPAQ, aunque recordó que sus informes se podrían utilizar para establecer "responsabilidades a nivel judicial" y llevar a los causantes ante la justicia internacional.

Explicó que, como "se quiere restringir al máximo los tribunales ad hoc", sería preferible que el caso sea atendido en la Corte Penal Internacional (CPI) porque "el uso de este tipo de arma es un crimen de guerra".

Sin embargo, reconoció que hay pocas posibilidades de que esto suceda. Los vetos cruzados en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas hacen poco probable que sus países le pidan al tribunal abrir una investigación, y la Fiscalía de la CPI no puede comenzarla por iniciativa propia porque Siria no es un Estado parte del Estatuto de Roma, carta fundacional de la corte.

Representantes del régimen del presidente sirio, Bachar Al Asad, han criticado a la OPAQ por no investigar con más celeridad los ataques con armas químicas perpetrados en zonas controladas por miembros del Estado Islámico (EI).

"Siria ha estado en guerra y los inspectores de la OPAQ no son un comando", respondió Arias, que recordó que el Departamento de Seguridad de Naciones Unidas es el que determina "si se puede entrar en un sitio para investigar o no".

La Conferencia de Estados Partes de la OPAQ, que se celebra la próxima semana en La Haya, nombrará el jueves a Arias como director general por una duración de cuatro años, con la posibilidad a una reelección para otro periodo similar, aunque no tomará posesión hasta julio de 2018.

El diplomático dará un discurso el jueves en el que subrayará la necesidad de que "no resurjan las armas químicas", y apostará por "desarrollar la rama humanitaria de la organización" y garantizar que "la industria química sea próspera y segura" porque "hay elementos que son peligrosísimos".

Puso como ejemplo el asesinato de Kim Jong-nam, hermano del líder norcoreano Kim Jong-un, en el aeropuerto de Kuala Lumpur en febrero, contra el que se utilizó un componente tóxico impregnado en un pañuelo.

"Unas gotas de VX pueden terminar con la vida de cualquiera en pocos minutos", recalcó, y agregó que componentes como ese "no deben existir o, si existen porque son necesarios para ciertas actividades científicas o farmacéuticas, tienen que estar bajo supervisión".

Por otro lado, Arias se felicitó de que la Convención sobre las Armas Químicas tenga una implementación casi universal, pues 192 países la han ratificado, y apuntó que el proceso de adhesión de Sudán del Sur "está en trámite".

Los únicos países que quedarían serían Egipto, Israel y Corea del Norte, con los cuales "hay que trabajar para que sean miembros de la organización", concluyó el diplomático.

David Morales Urbaneja

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha