Has elegido la edición de . Verás las noticias de esta portada en el módulo de ediciones locales de la home de elDiario.es.

Los socios de izquierdas del Gobierno destacan que la investigación suiza a Juan Carlos I “evidencia” su “corrupción”

El portavoz de Compromís en el Congreso, Joan Baldoví.

Iñigo Aduriz

6

ERC, EH Bildu y Compromís, socios de izquierdas del Gobierno progresista, así como otras fuerzas políticas, como el BNG o la CUP, han restado este martes importancia al archivo por parte del fiscal suizo de la investigación de la fortuna opaca de Juan Carlos I, ya que ha quedado probado que el rey emérito recibió 100 millones de euros por parte de Arabia Saudí, un dinero que se depositó en cuentas suizas y por las que no se tributó inicialmente en España.

Para el portavoz de ERC en el Congreso, Gabriel Rufián, lo que ha quedado en evidencia a raíz de la causa suiza es que “hay un problema de ética” en la actuación del rey Juan Carlos, huido a los Emiratos Árabes desde 2020. A juicio de Rufián, “el recorrido judicial” de las actuaciones del exmonarca “no acaba aquí”, ya que siguen vigentes actuaciones en tribunales españoles.

Preguntado por su posible regreso a España, el portavoz de la formación republicana ha considerado que “si quiere volver” el emérito “podría vivir en un piso de 60 metros cuadrados de un barrio obrero y cobrando una pensión no contributiva”, lo que a su juicio le daría una idea acerca de cómo vive la mayoría de la ciudadanía española.

Mertxe Aizpurua, portavoz de EH Bildu, “todas las personas tienen que afrontar sus responsabilidades y el rey no puede ser una excepción”, por lo que ha confiado en que sigan las pesquisas contra Juan Carlos I en otras instancias judiciales. “Esto va ligado al Estado democrático”, ha añadido, en rueda de prensa en el Congreso.

“Desde el Parlamento no vamos a dejar de batallar para que esos casos sean investigados”, ha apuntado Gerardo Pisarello, portavoz de En Comú Podem. Para Unidas Podemos  “la decisión de la Fiscalía suiza no desmiente en ningún caso las graves acusaciones de corrupción que pesan sobre Juan Carlos I”. El diputado del grupo confederal ha defendido que el Ministerio Público “ha puesto luz sobre operaciones irregulares que en España no se habían investigado poniendo como excusa la inviolabilidad de la corona”.

BNG plantea “acabar con la monarquía”

“La justicia suiza no ha probado que se beneficiara de una comisión pero sí que el rey tenía 100 millones en una cuenta suiza”, destacaba, por su parte, el portavoz de Compromís, Joan Baldoví, que ha considerado que el monarca debería regresar a España para “pedir perdón” a la ciudadanía.

En la misma línea, el portavoz del BNG en el Congreso, Néstor Rego, ha considerado que el archivo de la causa suiza se ha producido porque “no se han encontrado indicios suficientes”, pero “no se dice que no exista” esa relación entre el rey emérito y la corrupción.

“Hay investigaciones abiertas en el Estado español”, ha recordado Rego, que sí ha insistido en que con las pesquisas desveladas por la Fiscalía suiza “hay una evidencia de corrupción”, que confirma “un comportamiento corrupto de los borbones en general”. Para él, el archivo “no va a limpiar el nombre de los Borbones ni a tapar la corrupción generalizada de la Casa Real”, por lo que “acabar con la monarquía es lo único decente que se puede hacer” sobre este tema.

Mireia Vehí, portavoz de la CUP, se ha preguntado “qué ha pasado para que la Fiscalía suiza entre en vía muerta” y ha considerado que “nadie en un Estado democrático debería estar por encima de los ciudadanos”. Finalmente, Ferran Bel, portavoz del PDeCat, ha asegurado que pese al archivo de la causa jurídica “hay una responsabilidad moral y política clarísima” por parte del rey emérito, que “ha deteriorado la institución” con sus corruptelas.

El PP: “El rey emérito es un ciudadano español más”

En cambio, la portavoz del Partido Popular en el Congreso de los Diputados, Cuca Gamarra, ha asegurado este martes que tras el archivo de la causa suiza contra Juan Carlos I el rey emérito “es un ciudadano español más” que puede “volver a su país cuando quiera”. “No somos quien le tiene que decir dónde tiene que vivir”, ha añadido, en rueda de prensa en la Cámara Baja. 

“Podrá venir cuando quiera, como quiera y donde quiera”, ha insistido Gamarra, que ha acusado a los partidos de izquierdas de buscar el “debilitamiento de la monarquía” hablando de las presuntas corruptelas del rey emérito y de sus cuentas millonarias en Suiza. 

Por su parte, el portavoz adjunto de Ciudadanos, Edmundo Bal, ha recordado que “no existen medidas cautelares decretadas” contra el emérito, “ni por las autoridades españolas ni por otras extranjeras”. “Don Juan Carlos es un ciudadano español y no seré yo el que le diga dónde tiene que vivir. Lo hará donde tenga bien hacerlo”, ha afirmado durante una comparecencia en el Congreso.

Etiquetas
stats