Asturias se coloca a contracorriente y flexibiliza las restricciones por la pandemia tras mejorar sus datos

Varias personas caminan por la plaza de la Catedral de Oviedo.

"Si queremos descender a niveles objetivos de seguridad pública, hay que sacrificar la Semana Santa", decía el presidente del Principado, Adrián Barbón, en el mes de febrero. Asturias lleva meses situándose como una de las comunidades más duras a la hora de aplicar las medidas restrictivas para frenar la expansión del coronavirus. "La región no ha tenido los repuntes que han tenido otras zonas gracias a que se han mantenido las restricciones", explica el epidemiólogo Daniel López Acuña, ex director de Asistencia Sanitaria en Crisis de la OMS. "La situación en otras comunidades cercanas es de un incremento de casos y de una cuarta ola", comentaba este jueves en rueda de prensa el director de Salud Pública del Principado, Rafael Cofiño. "En otras regiones cercanas se han vuelto a establecer medidas restrictivas y este es un escenario que no podemos perder de vista en los próximos meses", añadía el responsable de Sanidad. A pesar de que los contagios siguen al alza en la región, el Gobierno autonómico ha decidido empezar a relajar su política restrictiva.

Situación sanitaria de meseta

"El mensaje es claro: el virus sigue circulando", en palabras de Cofiño. En cifras: este jueves, la consejería de Salud ha confirmado 146 casos detectados en las últimas 24 horas además de seis fallecimientos, la mayor cifra en treinta días. A su vez, en la última semana, Salud ha detectado siete nuevos brotes, lo que eleva a 31 los focos activos. En total, hay 245 casos en el Principado y la tasa de positividad se sitúa en el 5,06%.

En estos momentos, hay 161 pacientes hospitalizados con confirmación o sospecha de COVID-19 y otras 63 personas permanecen en unidades de cuidados intensivos. La ocupación total por COVID en los hospitales asturianos es del 6,4% mientras que en las UCI asciende al 19,32%. Los centros reconvertidos para la atención de pacientes con coronavirus no cuentan con ningún hospitalizado.

"Estas medidas van adaptadas a esta nueva situación asistencial, que es de nivel tres", comentaba el director de Salud de Asturias. "A pesar de que la incidencia se mantiene muy estable en las últimas semanas, estamos en una situación de meseta con una presión asistencial alta en atención primaria, en hospitalizaciones y en las UCI", añadía Cofiño en compañía de la directora gerente del Sespa, Concepción Saavedra, y el jefe de Alertas y Emergencias Sanitarias COVID-19, Miguel Prieto. Los responsables de Salud han detallado hoy las nuevas medidas que ayer ya avanzaba el presidente, Adrián Barbón, y que se aplicarán a partir de las 00:00 horas del sábado, día 10 de abril.

Medidas más relajadas

El Gobierno de Asturias eleva a seis personas el número de comensales por mesa en las terrazas de establecimientos hosteleros y amplía el horario de atención en estas áreas del exterior con el único límite del toque de queda, que a partir del sábado se fijará desde las 23:00 horas. Además, en el interior de bares y restaurantes se mantiene el máximo de cuatro personas por mesa y se prolonga el servicio hasta las 21:00 horas. La atención en barra seguirá restringida, salvo para la recogida a domicilio, por lo que el consumo se tendrá que realizar siempre en mesa.

Además de la flexibilización de las medidas que afectan a la hostelería, Salud autoriza también la apertura de hoteles y alojamientos turísticos con un aforo máximo del 50% en zonas comunes. En el caso de los albergues será del 30%. Las actividades de guía turística y de animación se retomarán también cuando se desarrollen en grupos no superiores a 15 personas en el interior y 25 en el exterior. Estos límites se aplicarán de igual manera en museos, bibliotecas, salas de exposiciones o monumentos.

"Si se llega al nivel de alerta 4, tendremos que retroceder"

En cuanto a los comercios, desde el sábado el aforo permitido se eleva al 50% en locales con menos de 300 metros cuadrados, así como en las zonas comunes de centros comerciales. La consejería autoriza, a su vez, el reinicio de las competiciones autonómicas en las categorías absoluta y juvenil, así como la asistencia de público con un máximo de 300 espectadores. La actividad deportiva al aire libre se podrá practicar en grupos de hasta 25 personas, mientras que en instalaciones cerradas se fija un aforo del 50% y un tope de 15 participantes para clases grupales. En las piscinas de uso deportivo el aforo se eleva a 4 personas por calle.

Los técnicos de Salud han querido dejar claro que "Asturias se encuentra ante una de las situaciones más positivas que podríamos esperar", especialmente por el alto ritmo de vacunación alcanzado. Aun así, "si en una semana vemos un incremento de los casos, no solo no se deberían relajar las medidas restrictivas. Se deberán intensificar", considera al respecto el epidemiólogo López Acuña y coincide Cofiño: "Si se llega a un nivel de alerta 4, tendremos que retroceder".

Etiquetas
Publicado el
8 de abril de 2021 - 22:31 h

Descubre nuestras apps

stats