La portada de mañana
Acceder
España se lanza a una nueva desescalada con la vista puesta en Semana Santa
Bárcenas, al juez: "Villar Mir financiaba en paralelo al PP nacional y al de Madrid"
Opinión - Jóvenes sobradamente machacados, por Neus Tomàs
Noticia de agencia

Noticia servida automáticamente por la Agencia EFE

Esta información es un teletipo de la Agencia EFE y se publica en nuestra web de manera automática como parte del servicio que nos ofrece esta agencia de noticias. No ha sido editado ni titulado por un periodista de eldiario.es.

Los enfermeros reclaman su sitio: "Si la enfermería para, se cae el sistema"

Los enfermeros reclaman su sitio: "Si la enfermería para, se cae el sistema"
Santander —

0

Santander, 19 feb (EFE).- En el año de la pandemia la enfermería, agotada por los embates de la covid-19, quiere reclamar su sitio, ganar presencia en puestos de gestión y decisión, y que se visibilice su labor "fundamental" en la estructura sanitaria porque "si los enfermeros paran, el sistema se cae".

La Organización Mundial de la Salud (OMS) señaló 2020 como el Año Internacional de la Enfermera y la Matrona, una declaración que se ha ampliado a 2021, casi profética ante una pandemia cuyo peso cae en grandísima medida sobre los enfermeros.

Este colectivo está cansado y acusa el golpe. "Los enfermeros estamos un poco cansados y los que están en primera línea, como puede ser en Urgencias o en Cuidados Intensivos, están agotados porque es una ola detrás de otra y parece que no se ve el final", señala a Efe María Luz Fernández, que lleva más de 40 años en la profesión y acaba de ser elegida presidenta del Colegio de Enfermería de Cantabria.

El trabajo para los enfermeros se ha multiplicado en todos los frentes y a la carga asistencial se suman los esfuerzos de adaptar la atención y las estructuras sanitarias para absorber los picos de coronavirus.

"De la noche a la mañana igual hay que reconvertir una planta de medicina interna para los pacientes covid, y hay que desmontar la planta, reconvertirla, encargarse de los epis, derivar a los pacientes, la limpieza (...) hay mucho trabajo y toda esa carga la lleva el personal de enfermería", señala Inma Torrijos, que trabaja en el Hospital de Valdecilla.

Todo ello "supone cansancio físico y psíquico" y un "desgaste continuo" para una enfermería que acumula muchas horas extra y cambios de turnos sobrevenidos desde marzo, destaca Raquel Menezo, enfermera en un centro de salud urbano.

También se ha multiplicado el trabajo en la atención primaria, donde el personal enfermero tiene ahora además que asumir el seguimiento covid, los test de antígenos, la vacunación, o el estudio de contactos u otros relacionados con el virus.

A la vez, las plantillas, que son deficitarias, deben formar a las nuevas incorporaciones en un momento en que no hay respiro, con los profesionales "subsistiendo", añade Menezo.

"Estamos ahí mañana, tarde y noche, dándolo todo", afirma Alexandra Gualdrón, gestora de la línea covid del Gobierno cántabro, que critica que las políticas sanitarias "tampoco ayudan" al colectivo enfermero.

Así, otra de sus aspiraciones es que se definan los puestos de trabajo y las especialidades y que se mejoren las condiciones salariales y laborales porque "hay muchos coordinadores que están organizando y planificando en la sombra y de forma altruista", dice Gualdrón.

"No puede ser que estés cuatro años estudiando para la especialidad, salgas y te encuentres que no hay puestos definidos y seas una enfermera para todo", lamenta, a su vez, Fernández.

PRIMERO CREÉRSELO

El colectivo de Enfermería siente que su labor no está "suficientemente reconocida", pero a la vez en sus filas hay quien piensa que primero hay que creérselo desde dentro. "El reconocimiento primero tenemos que creérnoslo nosotros mismos", aduce Torrijos.

Coincide con ella Marcos Agudo, que está en una UCI covid, y que lamenta que tras la primera ola y el apoyo a los sanitarios con los aplausos no se ha visto ningún compromiso concreto. "Eso no se ha materializado en nada, se ha olvidado rápidamente", advierte este enfermero.

De hecho, uno de los debes que señala el colectivo es que rara vez se ve a enfermeros en cargos directivos o de gestión, para liderar proyectos o tomar decisiones de calado, en consejerías o ministerios.

Fernández dice que, personalmente, después de 40 años está "harta de promesas" y lo que quiere es que la enfermería ocupe su sitio. "Hemos estado pilotando esta pandemia, pero cuando hay que nombrar un consejero no se piensa en enfermeros", apunta la presidenta del Colegio cántabro, que señala que solo en Baleares hay una enfermera al frente de la Sanidad.

Sin embargo, la enfermería tiene la preparación y "todos los ingredientes" para "tomar el mando", asegura, mientras que Avelino Saiz, enfermero de un centro de salud, insiste en que hay "un problema de visibilidad".

Por Pilar Palazuelos

Etiquetas
Publicado el
19 de febrero de 2021 - 12:24 h

Descubre nuestras apps

stats