España exige a los viajeros de países en alto riesgo por la variante ómicron una prueba negativa aunque estén vacunados

Pasajeros cerca de páneles informativos en la terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid (España), a 11 de septiembre de 2020. Terminal T4 del aeropuerto Adolfo Suárez Madrid-Barajas, en Madrid (España), a 11 de septiembre de 2020.

elDiario.es


6

España exige a los viajeros procedentes de "países de alto riesgo" por coronavirus que presenten una prueba de infección activa de COVID con resultado negativo realizado en las 72 horas anteriores a su llegada. Este requisito, que ha sido publicado este sábado en el Boletín Oficial del Estado (BOE) y que ya está en vigor, se exigirá con independencia de que estos pasajeros se hayan vacunado o hayan pasado previamente la enfermedad.

En esta resolución general de Salud Pública, se entiende por países "de alto riesgo", aquellos en los que "se haya detectado un empeoramiento importante de su situación epidemiológica o en los que se hayan detectado variantes de especial preocupación". Actualmente, esta lista, que se puede consultar en la web del ministerio de Sanidad, y que se actualiza cada siete días, aparecen Botsuana, Esuatini/Suazilandia, Lesoto, Mozambique, Namibia, Sudáfrica y Zimbaue.

La situación preocupa especialmente en Sudáfrica y Botsuana por la aparición de una nueva variante de la COVID, que se ha bautizado como ómicron. Por eso, además de estas nuevas medidas para las zonas de alto riesgo, el Gobierno prevé aprobar en el Consejo de Ministros del próximo martes la suspensión de los vuelos con estos dos países. Una medida que se aplicará en toda la Unión Europea, tras la decisión tomada este viernes por el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés).

Por el momento, España, donde "no hay un tráfico de pasajeros intenso" con estos países, ha dicho Sanidad, no ha detectado ningún caso de la nueva variante ómicron. No así en Bélgica, que este viernes anunció que había detectado el primer caso en la Unión Europea. Se trata de una persona sin vacunar, que no había tenido COVID y que viajó a ese país desde el extranjero.

Este sábado, el ministro de Sanidad de Reino Unido, Sajid Javid ha comunicado a través de su cuenta de Twitter que se habían detectado dos casos de esta variante en Nottingham y Chelmsford. Ambos casos están vinculados con los viajes desde el sur de África y se encuentran aislados en sus casas. Las autoridades han implementado pruebas específicas en la zona y están secuenciando todos los positivos. Además, Javid ha anunciado que Reino Unido incorpora a su lista roja de viajes a Malawi, Mozambique, Zambia y Angola a partir de este domingo, lo que implica que no se podrá viajar desde esos países y los ciudadanos británicos o irlandeses que lo hagan deberán guardar una cuarentena de diez días y realizarse pruebas PCR.

Reino Unido ya había vetado desde el viernes los vuelos procedentes de Sudáfrica, Namibia, Lesoto, Esuatini/Suazilandia, Zimbaue y Botsuana.

61 pasajeros de Sudáfrica dan positivo en COVID

En la noche del viernes al sábado, al menos 61 pasajeros procedentes de Sudáfrica han dado positivo en coronavirus después de aterrizar en Ámsterdam. Al llegar a Países Bajos, donde ya había entrado en vigor la prohibición de vuelos desde este países, se realizó una PCR A 600 pasajeros que volaban desde Johannesburgo y Ciudad del Cabo.

Se desconoce por ahora si los contagiados están afectados por la nueva variante. Por el momento, se encuentran alojados en un hotel en la zona de Schiphol bajo vigilancia de las autoridades locales, para cumplir una cuarentena de al menos siete días si presentan síntomas, y de cinco, si no tienen. El resto de los pasajeros que obtuvieron un resultado negativo en el test deberán someterse igualmente a una cuarentena domiciliaria de cinco días, hasta volver a hacerse una nueva PCR que pondrá fin a su encierro si es negativa.

Quienes sí han sido confirmados como positivos son dos pasajeros que aterrizaron el pasado 24 de noviembre en el aeropuerto de Múnich, procedentes de Sudáfrica, mediante PCR, como infectados con la variante ómicron del coronavirus, según este sábado el Ministerio de Sanidad bávaro.

España seguirá exigiendo a los viajeros procedentes de países o zonas “de riesgo” que presenten al entrar al país un pasaporte de vacunación, una prueba negativa o un certificado de que han pasado la enfermedad. A los pasajeros procedentes de países o zonas no incluidos en esa lista no se les exigirá la certificación de los requisitos sanitarios, aunque deberán cumplimentar el formulario de control sanitario a través de la web habilitada por el Gobierno para ello, como hasta ahora.  

Etiquetas

Descubre nuestras apps

stats