“El feminismo no me representa”: alrededor de 150 personas se manifiestan en Madrid en respuesta al 8M

Manifestación convocada por la plataforma "Women of the World" a favor de las mujeres frente al feminismo radical.

Alrededor de 150 personas han acudido a la manifestación convocada por la plataforma Women of the world, en la que participa Hazte Oír, su versión europea, Citizen Go, o la Asociación Española de Abogados Cristianos, bajo el lema "En femenino sí y en masculino también" y en respuesta a la multitudinaria manifestación del pasado 8 de marzo.

Leonor Tamayo, presidenta de la plataforma, ha declarado ante los medios que "el mensaje del 8M es de enfrentamiento" y se ha desligado del movimiento feminista, que ha congregado a millones de personas el pasado viernes en diferentes ciudades del Estado, porque "significa el desprecio al varón". A pesar de que no se cometieron altercados ni actos violentos en ninguna de las manifestaciones celebradas el pasado 8 de marzo, Tamayo apuntaba que se dieron "escenas que humillan y cosifican a la mujer", como, "imágenes de violencia que ha habido".

Antes de finalizar la comparecencia ante los medios, uno de los manifestantes increpó a las periodistas con preguntas e insultos como "zorras hembristas".

Un hombre ha sido el encargado de amenizar la cita, a grito de "Mujer y varón, complemento son", "Sí al varón, sí a la mujer", "El feminismo no me representa" y animando a viandantes a sumarse. "Uníos, necesitamos chicas guapas", le ha dicho a un grupo de jóvenes.

Entre los asistentes se encontraba el sacerdote polaco Mariusz Bigiel, llegado desde Varsovia porque había "obtenido la especial bendición de Juan Pablo II para ayudar a las familias" y para ello "prepara a las mujeres para el matrimonio". Le preocupa el "movimiento de género contra la natura humana. Aquí hay muchas feministas e influencia de género en las universidades. Eso es una amenaza grandísima para la natura humana", insistía.

Verónica iba acompañada de tres de sus cuatro hijos y llevaba un cartel en el que podía leerse "Doctrina de género fuera de las aulas". A la hora de concretar su queja pone como ejemplo que "las doctrinas LGTBI y muchas veces sin el consentimiento de los padres".

Con la banda sonora de Piratas del Caribe sonando a todo volumen desde el escenario instalado en Sol recibió la organización del evento al grupo de manifestantes. "Es mentira que haya una discriminación laboral, la brecha salarial y la desigualdad en las oportunidades de futuro de una sociedad patriarcal y machista", decían desde el estrado. Una afirmación que contrarresta con las últimas estadísticas en las que recogen que en la Unión Europea la brecha salarial es del 16’2% y en España del 14’2%. También pedían que "no se financien los chiringuitos ideológicos" o "la suspensión de la financiación al negocio del género".

Alicia Rubio, vicesecretaria de movilización VOX, y autodefinida como "disidente de la ideología de género", fue una de las más aplaudidas y que más cargó contra las movilizaciones masivas del pasado viernes. "Parecía un instituto, todo eran niñas adoctrinadas en el odio y la destrucción", arrojaba Rubio al micrófono.

Etiquetas
Publicado el
10 de marzo de 2019 - 15:58 h

Descubre nuestras apps

stats