La portada de mañana
Acceder
El PP se juega 35 años de poder en Castilla y León con las incógnitas de Vox y la España Vaciada
Los pequeños ganaderos que quieren regenerar la tierra contra la crisis climática
Opinión - 'La demoscopia entra en campaña', por Esther Palomera

España suspenderá los vuelos con Sudáfrica y Botsuana por la nueva variante de COVID

España suspenderá los vuelos con Sudáfrica y Botsuana por la nueva variante de la COVID, identificada como ómicron, confirma el Ministerio de Sanidad. La intención del Gobierno es aprobarlo en el Consejo de Ministros el próximo martes y el Ejecutivo ya prepara una resolución para exigir "con carácter inminente" un test de antígenos o PCR a los pasajeros de los países de "alto riesgo", además del certificado de vacunación, ha avanzado la ministra Carolina Darias en TVE. En Sanidad no descartan que la suspensión de vuelos afecte en los próximos días a más territorios.

La UE comienza a cerrarse ante la nueva variante del sur de África y el aumento de los contagios

Saber más

Tras una reunión de emergencia, la medida es extensible a toda la Unión Europea. La decisión la ha tomado el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), tras el avance de la nueva variante del coronavirus, detectada en el sur de África. Reino Unido fue el primero en anunciar restricciones, debido a sus estrechos vínculos comerciales con el país.

Pese a las decisiones, el Gobierno llama a la "tranquilidad". Sanidad precisa que "no hay un tráfico de pasajeros intenso" entre estos dos países y España, y recuerda que "no se ha detectado ningún caso de esta variante" en nuestro país, aunque Bélgica ya ha notificado el primer contagio. Y la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha garantizado que se trabajará con "absoluto rigor".

La OMS ha comenzado a estudiar la variante y determinará a lo largo del día si la clasifica como de "riesgo", aunque ha aclarado que se tardará semanas en conocer el verdadero impacto de esta. "Los análisis preliminares muestran que la variante tiene un gran número de mutaciones que requerirán nuevos estudios, y nos tomará unas semanas entender su impacto", ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, minutos antes de que comience la reunión de expertos.

La variante B.1.1.529 presenta una atípica y preocupante combinación de mutaciones que, según los científicos, podría hacer más contagioso el virus y ayudarle a evadir la respuesta inmunitaria del organismo. Cualquier nueva variante capaz de eludir la protección de las vacunas o de propagarse más rápidamente que la variante delta, predominante en este momento, podría amenazar la salida mundial de la pandemia. Hay unos 50 casos de esta variante confirmados en Sudáfrica, Hong Kong y Botsuana. 

Sudáfrica, mientras tanto, ha considerado precipitados los movimientos de los países para suspender vuelos. "Es apresurado, absolutamente", ha recalcado a EFE Clayson Monyela, portavoz del Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación, en respuesta a esos nuevos anuncios. Monyela también ha aseverado que Sudáfrica va a "dialogar con todos los países" para que reconsideren estas medidas, ya que ni siquiera la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo tiempo aún de definir la como "variante de preocupación" ni de recomendar medidas.

España suspenderá los vuelos con Sudáfrica y Botsuana por la nueva variante de la COVID, identificada como ómicron, confirma el Ministerio de Sanidad. La intención del Gobierno es aprobarlo en el Consejo de Ministros el próximo martes y el Ejecutivo ya prepara una resolución para exigir "con carácter inminente" un test de antígenos o PCR a los pasajeros de los países de "alto riesgo", además del certificado de vacunación, ha avanzado la ministra Carolina Darias en TVE. En Sanidad no descartan que la suspensión de vuelos afecte en los próximos días a más territorios.

La UE comienza a cerrarse ante la nueva variante del sur de África y el aumento de los contagios

Saber más

Tras una reunión de emergencia, la medida es extensible a toda la Unión Europea. La decisión la ha tomado el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), tras el avance de la nueva variante del coronavirus, detectada en el sur de África. Reino Unido fue el primero en anunciar restricciones, debido a sus estrechos vínculos comerciales con el país.

Pese a las decisiones, el Gobierno llama a la "tranquilidad". Sanidad precisa que "no hay un tráfico de pasajeros intenso" entre estos dos países y España, y recuerda que "no se ha detectado ningún caso de esta variante" en nuestro país, aunque Bélgica ya ha notificado el primer contagio. Y la ministra portavoz, Isabel Rodríguez, ha garantizado que se trabajará con "absoluto rigor".

La OMS ha comenzado a estudiar la variante y determinará a lo largo del día si la clasifica como de "riesgo", aunque ha aclarado que se tardará semanas en conocer el verdadero impacto de esta. "Los análisis preliminares muestran que la variante tiene un gran número de mutaciones que requerirán nuevos estudios, y nos tomará unas semanas entender su impacto", ha señalado en rueda de prensa el portavoz de la OMS Christian Lindmeier, minutos antes de que comience la reunión de expertos.

La variante B.1.1.529 presenta una atípica y preocupante combinación de mutaciones que, según los científicos, podría hacer más contagioso el virus y ayudarle a evadir la respuesta inmunitaria del organismo. Cualquier nueva variante capaz de eludir la protección de las vacunas o de propagarse más rápidamente que la variante delta, predominante en este momento, podría amenazar la salida mundial de la pandemia. Hay unos 50 casos de esta variante confirmados en Sudáfrica, Hong Kong y Botsuana. 

Sudáfrica, mientras tanto, ha considerado precipitados los movimientos de los países para suspender vuelos. "Es apresurado, absolutamente", ha recalcado a EFE Clayson Monyela, portavoz del Ministerio de Relaciones Internacionales y Cooperación, en respuesta a esos nuevos anuncios. Monyela también ha aseverado que Sudáfrica va a "dialogar con todos los países" para que reconsideren estas medidas, ya que ni siquiera la Organización Mundial de la Salud (OMS) tuvo tiempo aún de definir la como "variante de preocupación" ni de recomendar medidas.

España suspenderá los vuelos con Sudáfrica y Botsuana por la nueva variante de la COVID, identificada como ómicron, confirma el Ministerio de Sanidad. La intención del Gobierno es aprobarlo en el Consejo de Ministros el próximo martes y el Ejecutivo ya prepara una resolución para exigir "con carácter inminente" un test de antígenos o PCR a los pasajeros de los países de "alto riesgo", además del certificado de vacunación, ha avanzado la ministra Carolina Darias en TVE. En Sanidad no descartan que la suspensión de vuelos afecte en los próximos días a más territorios.

La UE comienza a cerrarse ante la nueva variante del sur de África y el aumento de los contagios

Saber más

Tras una reunión de emergencia, la medida es extensible a toda la Unión Europea. La decisión la ha tomado el Dispositivo de Respuesta Política Integrada a las Crisis (IPCR, por sus siglas en inglés), tras el avance de la nueva variante del coronavirus, detectada en el sur de África. Reino Unido fue el primero en anunciar restricciones, debido a sus estrechos vínculos comerciales con el país.