eldiario.es

9

INTERNACIONAL

Los euroescépticos británicos se mofan del acuerdo conseguido por Cameron

El primer ministro de Reino Unido asegura haber logrado que Bruselas acepte las reformas a la UE que él había prometido y se prepara para hacer campaña por el sí en el futuro referéndum

Los defensores de la salida del país de la Unión Europea han calificado el acuerdo de "ínfimo" y han acusado al Gobierno de "hacer ladrillos con paja"

Cameron califica de "verdadero progreso" el borrador sobre las reformas de la UE

Cameron califica de "verdadero progreso" el borrador sobre las reformas de la UE EFE

David Cameron ha sentado las bases para una campaña corta de referendum en la que defenderá que el Reino Unido siga siendo parte de una Unión Europea reformada. Ha dicho que, "con la mano en el corazón", ha cumplido con sus compromisos electorales como conservador.

El primer ministro desestimó las críticas de los conservadores euroescépticos, que argumentaban que las medidas establecidas este martes por el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk, han quedado muy por debajo de las exigencias originales de Gran Bretaña. Cameron ha asegurado que recomendaría que el Reino Unido fuera miembro de la UE incluso si el país ya estuviera fuera de la Unión.

Tras afirmar que las reformas propuestas por Tusk en el polémico área de la asistencia pública eran "un paquete de medidas fuerte y muy potente", ha afirmado: "A veces, la gente me pregunta si optaría por ser parte de la UE si no estuviéramos ya en ella. Hoy puedo dar una respuesta muy clara: si pudiera obtener estas condiciones para nuestra nación, es seguro que optaría por ser miembro de la UE, porque son buenos términos y muy diferentes a los que tienen otros países".

En los documentos de Tusk se proponía que el Reino Unido fuera capaz de pedir permiso a otros estados miembros para solicitar un "freno de emergencia" de hasta cuatro años sobre las prestaciones sociales que reciben los trabajadores extranjeros de la UE.

Durante una charla en las oficinas de Siemens en Wiltshire, el primer ministro británico ha destacado que el acuerdo todavía no está cerrado y que tendría que ser aprobado por los líderes de la UE en la próxima cumbre del 18 y 19 de febrero. No obstante, ha afirmado que en el referéndum, que espera celebrar antes de la fecha límite de 2017, él haría campaña por el sí a la Unión Europea.

Cameron indicó que preferiría que el referéndum se celebrara dentro un plazo de tiempo razonable. En Downing Street esperan que se celebre el 23 de junio si se llega a un acuerdo en la próxima reunión del Consejo Europeo o en una cumbre especial a fines de febrero o principios de marzo.

"Puedo decir, con una mano en el corazón, que he cumplido con los compromisos que me planteé en mi campaña electoral", ha dicho Cameron. "Si, por ejemplo, a la gente se le pagara un adicional de entre 5.000 y 10.000 libras, además de los salarios, eso sería un déficit para el Reino Unido… Esto es una negociación, se tiene que llegar a un acuerdo con otros 27 países. Ningún otro país o gobierno ha logrado nunca renegociar desde cero, cerrar el acuerdo y someterlo a un referéndum".

Jeremy Corbyn ha criticado a Cameron por dar un discurso en Chippenham y por hacer ruedas de prensa con los medios, en lugar de dirigirse a la Cámara de los Comunes para responder las preguntas de los diputados.

El líder del Partido Laborista ha acusado al primer ministro de no mostrar respeto por los miembros del Parlamento y de parecer más preocupado por las disputas internas del Partido Conservador con respecto a la UE que por rendirle cuentas al Parlamento.

"Pregona con bombos y platillos la soberanía nacional de los parlamentos como parte de la renegociación, pero parece no respetar la soberanía de su propio parlamento al no venir hoy a hacer las declaraciones que tendría que haber hecho", ha reclamado Corbyn.

"Lustrando excremento"

Como Cameron no estuvo en la Cámara de los Comunes para responder a las preguntas urgentes de Corbyn no pudo escuchar el desdén con el que algunos de los euroescépticos en su Partido Conservador se refirieron al acuerdo.

Steve Baker, líder de la campaña conservadora para salir de la UE, ha asegurado frente al Parlamento que los ministros estaban "lustrando excremento" al querer presentar la oferta de la UE como una victoria. Jacob Rees-Mogg, colega de Baker, ha agregado que, al parecer, en Downing Street trataban de "hacer ladrillos con paja". Un veterano de las campañas anti Unión Europea, sir Bill Cash, se ha preguntado cómo era posible que el gobierno convirtiese en un cambio fundamental a un "paquete ínfimo" de reformas de la UE.

Liam Fox, ex Secretario de Defensa y uno de los conservadores que desde hace años vienen haciendo campaña para que se vote la salida de la UE, ha desestimado la oferta de Tusk: "La UE diluyó cada punto de las ya de por sí limitadas exigencias de nuestro gobierno. Ninguno de estos cambios siquiera se acerca a los cambios fundamentales que le prometieron a la gente".

Cameron ha defendido que se consiguieron concesiones en las cuatro áreas principales del sistema de asistencia pública: ningún beneficio por desempleo para los ciudadanos de la UE, la imposibilidad de permanecer en el país a ciudadanos de la UE que no obtuvieran un trabajo en seis meses, las prestaciones por hijos calculadas según las tasas del país de origen (en caso de que el hijo viva en ese país), y la imposibilidad de ingresar de forma inmediata al sistema de asistencia social del Reino Unido, con una espera de hasta cuatro años.

El primer ministro ha declarado que en caso de lograr que se aceptasen los cambios, él mismo pondría todo su empeño en la campaña del referéndum para que el Reino Unido siga siendo parte de la UE. "Si podemos llevar adelante ese acuerdo, por razones de prosperidad y seguridad, estaremos mucho mejor en una UE con reformas. No va a faltar el compromiso de mi parte", ha dicho.

"Si logro que acepten los cambios el 18 de febrero, o quizás unos días después, si lleva más tiempo, y me voy a tomar todo el tiempo que sea necesario para cerrar el acuerdo, me verán recorriendo el país, defendiendo el futuro de nuestra nación y abogando por el futuro de Europa, con todos los beneficios que el Reino Unido le brinda a la UE, con la certeza de que deberíamos quedarnos dentro de una UE reformada".

Traducción de Francisco de Zárate

Muy Bien, has hecho Like

¿Qué tipo de error has visto?
¿La sugerencia que quieres realizar no está entre estas opciones? Puedes realizar otro tipo de consultas en eldiario.es responde.
Error ortográfico o gramatical Dato erróneo

¡Muchas gracias por tu ayuda!
El equipo de redacción de eldiario.es revisará el texto teniendo en cuenta tu reporte.

Comentar

Enviar comentario

Comentar

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha