eldiario.es

Menú

Tu mejor yo Tu mejor yo

Prebióticos, probióticos y trasplantes de caca: así te defiendes de los antibióticos

Los antibióticos han salvado millones de vidas, pero a la hora de matar bacterias, no distinguen entre las malas, y las buenas y viven en nuestro intestino

La alteración de la flora intestinal por los antibióticos tiene consecuencias para la salud, pero hay formas de prevenirla 

- PUBLICIDAD -
flora intestinal

flora intestinal

Los antibióticos son un avance de la medicina que seguramente ha salvado millones de vidas en el último siglo. Esta sustancias, que se obtienen de los hongos, o sintéticamente, tienen una propiedad extremadamente útil: matan bacterias.

Esto, que es imprescindible para sobrevivir a una neumonía, curarse de la sífilis, o evitar la amputación de un miembro por una simple infección, se puede convertir en un problema. Sobre todo cuando los antibióticos se utilizan para curar simples resfriados.

Según el  informe de la Asociación de Pediatría de Atención Primaria, la mayoría de las infecciones en los niños, especialmente, son por causa de virus, no de bacterias. Los antibióticos no matan los virus, y por tanto son totalmente ineficaces para curar la gripe, por ejemplo.

El elevado número de recetas inadecuadas de antibióticos está ayudando a las bacterias, que mutan y se hacen resistentes. Un problema que mata a 2.800 personas al año solo en España, y a más de 25.000 en toda Europa, según la EFSA.

Pero hay otro problema mucho más inmediato y que habitualmente se pasa por alto: los antibióticos no distinguen, y también matan a las bacterias "buenas" que viven en nuestro intestino. Esa flora bacteriana que nos ayuda a digerir nutrientes, y que se está descubriendo que tiene un impacto enorme en nuestro metabolismo, nuestro sistema inmunitario e  incluso en el cerebro.

Más en Tu Mejor Yo:  Organismos extraños controlan tu mente

Una flora bacteriana arrasada

Cuando se altera la colonia de bacterias en nuestro intestino, se perturba la absorción de nutrientes, la producción de vitaminas y la protección de infecciones por otras bacterias perjudiciales.  Los resultados son desde inducir sobrepeso y obesidad, disparar alergias, cáncer, y  algunos casos de autismo. Según un reciente estudio, los mismos antibióticos que matan a la flora intestinal pueden  impedir el crecimiento de nuevas neuronas y afectar a la memoria

Después de una ronda de antibióticos la composición de la flora intestinal se altera. Se ha comprobado que las personas propensas a la obesidad tienen una composición bacteriana diferente:  más cantidad de bacterias del tipo Firmicutes y menos del tipo Bacteroidetes. Los antibióticos administrados a los niños a edades tempranas pueden estar causando este mismo efecto, prolongada en el tiempo, y  contribuyendo con la obesidad infantil 

La flora intestinal tarda unas cuatro semanas en recuperarse del barrido de los antibióticos, dependiendo de los casos, pero se ha podido observar que algunas poblaciones de bacterias  no se recuperan pasados seis meses , y según otros estudios,  incluso pasado un año .

Por otro lado, en Occidente tenemos poblaciones de bacterias mucho menos diversas. Al comparar las bacterias intestinales de los Hazda, cazadores-recolectores africanos, con las de los italianos, se comprobó que los Hazda presentaban una mayor variedad de especies, con un 33% de ellas sin identificar. Además, tenían mayor cantidad de bacteroidetes, las bacterias de las personas delgadas.

¿Qué hacer para evitar o minimizar los efectos de los antibióticos sobre nuestro intestino? He aquí algunas de las soluciones:

Probióticos

Los probióticos son bacterias vivas, que se venden en cápsulas en cualquier farmacia, en particular lactobacilos y sacaromices.

Los probióticos se deben tomar durante el tratamiento con antibióticos y después. Los probióticos  reducen hasta en un 50% la incidencia de diarrea al tomar antibióticos. Después del tratamiento, los probióticos pueden ayudar a reponer la flora intestinal.

Alimentos fermentados

Los alimentos fermentados, como el chucrut, kimchi, kombucha, yogur o kéfir, han sido transformados por la acción de bacterias, en concreto lactobacilos y bifidobacterias*. Si no han sido pasteurizados, los alimentos conservan las bacterias vivas.

Los efectos de los alimentos con fermentos vivos son, por tanto, los mismos que los de los probióticos:  prevención de la diarrea durante el tratamiento con antibióticos  y restauración de la flora intestinal después.

Prebióticos

No confundir con los probióticos (bacterias): los prebióticos son alimento para las bacterias. No basta con tomar las bacterias, hay que asegurarse de que tienen suficiente comida, y precisamente las bacterias se alimentan de lo que nosotros no podemos digerir: la fibra.

La mayor parte de alimentos ricos en fibra soluble son prebióticos:

  • Legumbres
  • Frutos secos
  • Brócoli y coliflor
  • Plátanos
  • Alcachofas
  • Frutos rojos
  • Avena y otros cereales integrales

La lista sigue. En algunos casos, como los frutos secos,  se induce la reproducción de las bacterias beneficiosas y se inhibe las de las perjudiciales.

¿Trasplante de caca?

Los antibióticos a menudo tienen como efecto secundario una infección por la bacteria oportunista Clostridium difficile, causante de la llamada colitis, una inflamación aguda del colon acompañada de diarrea. La idea de usar la materia fecal de una persona sana para curar la diarrea está documentada en China desde hace más de 1.700 años. En realidad, lo que se está haciendo es implantar las bacterias intestinales correctas, bien sea por medio de un enema, o tomando, literalmente, cápsulas de caca (pero sana). No es muy diferente de lo que hacen muchos animales cuando comen heces.

Los trasplantes de materia fecal son  eficaces en un 90% al tratar estas infecciones. Se está investigando su uso en infecciones producidas por bacterias resistentes a los antibióticos.

En definitiva, los antibióticos te defienden, pero asegúrate de defenderte de los antibióticos. Sobre todo, no los tomes si no son estrictamente necesarios y siguiendo las indicaciones de profesionales de la salud.

*Aunque cierta marca de yogur insiste en tener una patente de bifidus, lo cierto es que todos los yogures tienen bacterias de este tipo, y su patente no es mejor que las otras.

¿En qué se basa todo esto?

Gut flora in health and disease.
Las principales funciones de la microflora intestinal incluyen actividades metabólicas que resultan en el rescate de energía y nutrientes absorbibles, importantes efectos tróficos en el epitelio intestinal y en la estructura y función inmunes, y protección del huésped colonizado contra la invasión de microbios extraños.

Ly6Chi Monocytes Provide a Link between Antibiotic-Induced Changes in Gut Microbiota and Adult Hippocampal Neurogenesis
Detectamos que el tratamiento de ratones adultos con antibióticos disminuye la neurogénesis del hipocampo y la retención de la memoria.

Microbiota modulate behavioral and physiological abnormalities associated with neurodevelopmental disorders.
Demostramos defectos de barrera gastrointestinal y alteraciones de la microbiota en el modelo de ratón de activación inmune materna (MIA) que se sabe que muestra las características del trastorno del espectro autista.

Microbial ecology: human gut microbes associated with obesity.
Aquí mostramos que la proporción relativa de Bacteroidetes disminuye en personas obesas en comparación con personas delgadas, y que esta proporción aumenta con la pérdida de peso en dos tipos de dieta baja en calorías.

Antibiotics, obesity and the link to microbes - what are we doing to our children?
La perturbación de la microbiota intestinal causada por la exposición a antibióticos en el período perinatal parece programar al huésped a un fenotipo metabólico propenso a la obesidad, que persiste después de que los antibióticos se han interrumpido y la microbiota intestinal se ha recuperado.

The pervasive effects of an antibiotic on the human gut microbiota, as revealed by deep 16S rRNA sequencing.
La composición taxonómica de la comunidad [bacteriana] se parecía mucho a su estado de pretratamiento a las 4 semanas después del final del tratamiento, pero varios taxones no se recuperaron en 6 meses.

Gut microbiome of the Hadza hunter-gatherers
Mostramos que los Hadza tienen niveles más altos de riqueza microbiana y biodiversidad que los controles urbanos italianos.

Probiotics for the prevention of pediatric antibiotic-associated diarrhea.
La evidencia de calidad moderada sugiere un efecto protector de los probióticos en la prevención de la diarrea asociada a antibióticos.

Use of probiotics to correct dysbiosis of normal microbiota following disease or disruptive events: a systematic review.
De un total de 63 ensayos, el 83% de los productos probióticos que utilizaron el modelo A [restauración] restauraron la microbiota.

Can probiotic yogurt prevent diarrhoea in children on antibiotics? A double-blind, randomised, placebo-controlled study.
Una combinación de yogur de LGG, La-5 y Bb-12 es un método eficaz para reducir la incidencia de diarrea asociada a antibióticos en los niños.

Composition and metabolism of the intestinal microbiota in consumers and non-consumers of yogurt.El fermento de yogur Lactobacillus delbrueckii ssp. bulgaricus (identidad confirmada por secuenciación de ARNr 16S) se detectó en el 73% de las muestras fecales de los consumidores de leche fermentada frente al 28% de los no consumidores

Effects of almond and pistachio consumption on gut microbiota composition in a randomised cross-over human feeding study.
Aumentar el consumo de almendras o pistachos parece ser un medio eficaz para modificar la composición de la microbiota intestinal.

Fecal Transplantation for Recurrent Clostridium difficile Infection in Older Adults: A Review
El trasplante fecal proporciona una cura segura y duradera para adultos mayores con infección recurrente por Clostridium difficile.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha