La portada de mañana
Acceder
El juez impulsa la investigación a Gómez tras descartarse indicios
El PP escenifica una bronca con Vox en la campaña mientras blanquea a Meloni
Opinión - Valentía en tiempos de guerras. Por Rosa María Artal

Oviedo, capital gastronómica de 2024: pistas para comer (muy bien) donde lo hacen los carbayones

Sidras en la calle Gascona.

Pilar Virtudes

6

Sidra, fabada, cachopos, angulas, potes, frixuelos o gamoneu. No hace falta mucho más para tener claro que hablando de Oviedo, ciudad que en 2024 se estrena como Capital Española de la Gastronomía, una vez recogido el testigo de Cuenca, que lo ha sido en el 2023 y tras intentarlo en dos ocasiones anteriores.

¿Qué comer o qué beber si has decidido visitar la ciudad en el nuevo año? Lo más fácil es irse a una de las famosas guías gastronómicas para dejarse llevar por sus recomendaciones, pero así no vas a conocer el Oviedo profundo; lo más difícil es acceder a los secretos mejor guardados de los ovetenses o carbayones, como se les conoce en la tierra. Esos sitios donde van ellos a tomar la “sidrina” o a comer fabada, donde tapean por el casco antiguo o donde ponen cierre a la semana laboral los viernes tarde disfrutando entre amigos hasta la noche.

Lo más importantes es tener claro cuáles son las zonas emblemáticas de la Vetusta de Clarín para tomar algo. Hablamos de la calle de la sidra –oficialmente conocida como calle Gascona–, de la calle de los vinos en Manuel Pedregal, de la zona de avenida de Galicia y el bulevar del Vasco, con buenos y variados sitios para chatear y comer.

El más famoso para el turista es el nuevo local de Terra Astur, en la calle Víctor Chávarri, sidrería hija de la casa madre del mismo nombre situada en la Calle Gascona, un lugar moderno pero con el sabor de las antiguas sidrerías, donde degustar la cocina tradicional asturiana en una ambiente popular y con muy buena relación calidad-precio. Además, allí se pueden comprar productos de Asturias: carnes autóctonas, quesos artesanales asturianos, vinos y sidras.

Para huir de los lugares más conocidos y descubrir esos sitios que escapan a las guías, es obligatorio conocer los secretos de los habitantes de esta capital con tanto encanto, callejear por las estrecheces del casco histórico, donde se hace imprescindible la visita a la Catedral, y subir al monte Naranco (a sólo tres kilómetros) para visitar los monumentos del prerrománico asturiano y contemplar desde allí la vista de la ciudad.

Si estas preparando el viaje a Oviedo, tenemos varias sugerencias para comerte la ciudad a bocados:

Los imprescindibles para tapear de manera informal

Casa Lin

Un pequeño restaurante regentado por Manuel Solís, alias “Lin”, con mucho encanto, con barra para tomar vinos –lo que allí llaman chigre–, donde, codo con codo y sidra a sidra, los clientes acaban siendo 'amiguetes'. Con un servicio cercano, destaca por una estupenda cocina de mercado, con muy buena relación calidad-precio y una bodega notable. Entre los favoritos, las riquísimas fabes con almejas, las alcachofas en salsa verde o las cebollas rellenas.

Av. de Colón, 14

Nastura

En el ya mencionado bulevar El Vasco, se ubica este restaurante, el último de las serie low cost de Nacho Manzano, el chef que regenta la famosa Casa Marcial en La Salgar –donde ha conseguido dos estrellas Michelin y tres soles Repsol– y al lado de su restaurante NM, donde también acaba de conseguir su primera estrella.

El sitio, de decoración moderna, ofrece un servicio estupendo y una carta para compartir con platos de influencia latinoamericana y asiática, sin olvidar las recomendaciones de la tierra, donde destaca un espectacular arroz con pitu de caleya, el mismo que sirven en la casa madre.

Gran Bulevar El Vasco, C. Víctor Chávarri, 2

Misti

También dentro de los restaurantes modernos de fusión se ha hecho un hueco Misti, un local con el mejor producto asturiano con influencias de cocina asiáticas y nikkei. Destaca por su buen relación calidad-precio y el ambiente acogedor. Sin olvidar que, además, es una coctelería destacable donde recomienda innovadores maridajes con la cocina.

Av. de Galicia, 20

Donde el Jamón

Es el nuevo bar de la plaza de América donde el protagonista es el jamón ibérico. Este es el sitio al que ir a tomar algo informal y compartir con amigos, estupendo para disfrutar sin agobios, para charlas frente a una cerveza o un vino con quesos, embutidos, jamón y estupendas latas; además de unos torreznos que ya se han hecho famosos en la ciudad.

Plaza de América, 3

Casa Pachu

Un chigre al estilo tradicional: una barra de las antiguas, con mucho sabor, buen ambiente y buenas conservas, tortillas y tostas. Si se visita Oviedo no se puede dejar de acudir a este local que invita a volver una y otra vez.

Calle Alfonso III el Magno, 5

Pagos Viejos

Vigilando la catedral, se abre este local que da a dos calles y que se ha convertido en el lugar ideal para tomar unos vinos y picar unas tapas o raciones después de patear el casco antiguo. Un sitio agradable con buen precio.

Calle del Águila, 1

Los más tradicionales para un almuerzo o cena

Si visitas Oviedo no puedes dejar de ir a los sitios ya emblemáticos de la ciudad donde siempre se come bien, lugares más formales, pero con muy buena calidad.

Casa Fermín

Desde 1924 está abierto este local que forma parte de la idiosincrasia de la ciudad y donde el pasado octubre acudieron a cenar Meryl Streep, que visitaba Oviedo para recoger el Princesa de Asturias de las Artes, y Antonio Banderas. Con una estrella Michelin y dos soles Repsol, destaca por ofrecer los mejores pescados y mariscos –y caza en temporada–, con un perfecto equilibrio entre tradición y vanguardia. Imprescindibles su ostra escabechada, la merluza de pincho, la fabada o sus postres de honda tradición asturiana como las casadiellas. Destaca también su bien surtida bodega.

Calle San Francisco, 8

Casa Lobato

Dicen que es el restaurante más antiguo de Oviedo, fundado a finales del siglo XIX en la falda del monte Naranco y desde entonces regentado por la misma familia. En su carta, platos imprescindibles como las anchoas del Cantábrico que elaboran ellos mismos, el pixín alangostado o el steak tartar en vivo, que hay que probar.

Avenida de los Monumentos, 65

La Corte del Rey Pelayo

Más reciente, aunque con veinte años a sus espaldas, es este restaurante con imponentes vistas de la ciudad. Local dedicado a la cocina tradicional con una de las mejores fabadas, cachopo, merluza a la sidra o tortilla de merluza de pincho con su pil pil.

Calle San Francisco, 21

Del Arco

Dicen los comensales que este restaurante nunca falla. En su carta están presentes los platos más reconocidos de la gastronomía asturiana, como la fabada o el cachopo, pero también la terrina de foie y manzana con compota de cebolleta, o tartar de atún rojo con huevo frito campero y papada ibérica. Además, en los bajos del restaurante, en la taberna del mismo nombre, se pueden tomar unas tapas en un ambiente más informal.

Calle General Zuvillaga, 1

Y para terminar, si estás pensando llevarte productos asturianos, nada mejor que acabar en el Mercado del Fontán (plaza 19 de Octubre s/n), más de 2.000 metros cuadrados con todo tipo de productos de la costa y la montaña asturianas en un edificio que data de 1885. Este es uno de los puntos neurálgicos de la ciudad y también polo de atracción turística, pero sobre todo un lugar para conocer a fondo el producto del entorno. Como recomendaciones, las fabes, el compango o algunos de los emblemáticos quesos asturianos. 

Etiquetas
stats