eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

Zoidolandia y la culpa

En Zoidolandia la culpa de que 1.889 personas hayan muerto tratando de cruzar el Mediterráneo Central es tuya, que trabajas en una ONG rescatando y acogiendo personas

- PUBLICIDAD -
Zoido, dispuesto a comparecer en el Congreso tras la tragedia en el mar de Alborán

Llegada de las sesenta y cinco personas de origen subsahariano, entre ellas ocho mujeres y varios menores, rescatados de dos pateras este miércoles por efectivos de Salvamento Marítimo en las cercanías de la isla de Alborán, al puerto granadino de Motril. EFE

Sostiene Zoido que la culpa es tuya. Quizás no lo sabías pero la culpa es tuya. En Zoidolandia la culpa de que 1.889 personas hayan muerto tratando de cruzar el Mediterráneo Central es tuya, que trabajas en una ONG rescatando y acogiendo personas.

Sostiene Zoido que eres tú, que estás todas las noches y los días mirando en medio del mar a esas personas que están buscando una vida mejor, el culpable de que quieran venir. Tú que te preocupas de que sus familias se enteren de que han llegado a tierra (o de comunicarles que no han llegado). Sostiene que tienes la culpa de que en sus países no se viva suficientemente bien. De que vean Europa, aún, como una esperanza posible. Tú tienes la culpa.

Sostiene que el Ministerio del Interior no tiene poder ni potestad ni conocimientos. Aún no lo ha dicho, pero denle tiempo: declaraciones en las que Juan Ignacio Zoido nos haga saber por dónde va el reparto de culpas que apuntarán, intuyo, a las personas que se desplazan de la pobreza, de la guerra, de la desesperación. A los protagonistas, porque, sostiene, quién les manda salir de su casa con tantos peligros.

Quizás Zoido, en vez de usar el aspersor de culpas, debería revisar Zoidolandia o la particular rue del percebe que parece su Ministerio y otros departamentos del Gobierno en el que participa. Mirar en la habitación donde se gestionan los CIE que no son cárceles pero lo son. Donde se supone que mantienen "retenidas" a personas para expulsarlas pero luego meten a cientos a los que es imposible devolver a sus países porque están en guerra. Revisar la habitación donde se deciden los sistemas de acogida, deficientes como han denunciado las culpables ONG en lo que a trato humanitario se refiere en los puertos españoles. Pasarse quizás por la sala en la que se estudia ese sistema de permisos y visados que impide y dificulta que haya forma legal de entrada en España desde países en conflicto. ¿Sostendrá Zoido en privado el éxito de haber acogido sólo a 1.212 refugiados de los más de 17.000 que su Gobierno se comprometió a acoger ante el pueblo europeo?

Quizás, como señor ministro del interior debería asumir responsabilidades y propiciar políticas migratorias humanas. Y no repartir culpas sin asumir las propias. Asumir que el cadáver está en casa, que el conflicto existe y, como tuvo que hacer el personaje Pereira de Tabuchi, reconocer que cerrando las puertas de casa, los oídos y los ojos, la llegada de personas buscando otra vida no va a terminar.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha