eldiario.es

Menú

Andalucía Andalucía

VÍDEOS | Los artesanos de la Semana Santa

Para muchos artistas, las procesiones son el mayor escaparate en el que exponer el trabajo que realizan en sus talleres durante todo el año

- PUBLICIDAD -
ggg

La Semana Santa en Andalucía alcanza una de sus mayores cotas de creatividad y calidad en las obras de artesanía que, durante siglos, han enriquecido el discurrir de las procesiones. Tallistas, orfebres, bor dadores en oro, cereros... Maestros de las artes manuales que dedican meses, e incluso años, a elaborar las obras que componen el patrimonio artístico cofrade. Durante una semana, estas piezas de artesanía salen de las iglesias para recorrer las calles, un escaparate inmejorable donde mostrar al gran público el trabajo que se realiza en talleres de toda Andalucía.

Es el caso, por ejemplo, del tallista gaditano Manuel Oliva. Como tantos otros, creció mirando las procesiones de su ciudad, San Fernando. No le interesaban tanto las imágenes como la ornamentación en madera de los pasos. Cuando llegaba a casa plasmaba en papel los diseños y formas que había visto en la calle. Hoy, con 30 años, está consagrado como uno de los grandes artesanos de la talla. Tiene su propio taller y cofradías de toda  Andalucía   han confiado en su buen hacer. El pasado mes de marzo, Manuel viajaba hasta California para participar en el Wood World Day, el mayor evento mundial dedicado a la madera.

El apellido Marmolejo es bien conocido en Sevilla. Su portador, Fernando, abrió un taller de orfebrería en el centro de la ciudad en la década de los cuarenta. En pocos años se convirtió en un reconocido orfebre y su buen hacer le valió varios premios como la Medalla de Oro en el Concurso Nacional de Artesanía y la Medalla de Andalucía. Dos de sus hijos, Juan José y Alejandro, heredaron el oficio y el talento de su padre. Hoy día, Juan José Marmolejo está considerado como uno de los máximos exponentes de la orfebrería en España y sus trabajos embellecen los pasos de la Semana Santa hispalense. Desde hace algún tiempo, se ha especializado en la réplica de joyas visigodas. De su taller salió una reproducción del Tesoro de El Carambolo que se expone en el  Museo Arqueológico Nacional .

La técnica de bordar en oro, plata y seda se remonta en Andalucía a los tiempos de Al-Andalus. La labor de estos talleres se materializa en mantos, túnicas y palios que, a su vez, se convierten en protagonistas indiscutibles de la Semana Santa. El maestro artesano más emblemático del sector es el malagueño Juan Rosendo Rodríguez. Su carrera como bordador de oro comenzó hace 41 años, en 1976. Empezó formándose con las religiosas filipenses de Málaga y después estuvo varios años en el taller de la maestra Esperanza Elena Caro en Sevilla. Fue el primer andaluz en obtener la Carta de Maestro Artesano y su taller, Bordados Juan Rosén, está declarado Punto de Interés Artesanal. Sus trabajos se reparten por toda la geografía española.

Y qué sería de la Semana Santa sin otro de sus elementos más característicos: los cirios y velas. En este sector también existe una gran tradición artesanal. En el caso de Cera Bellido, de más de un siglo y medio de historia. La empresa ubicada en Andújar (Jaén) mantiene la fórmula artesanal de blanquear la cera de abeja al sol durante los meses de verano de forma que no utilizan productos químicos. Sus velas alumbran procesiones de Sevilla, Málaga, Valladolid, León o Zamora, entre otras. Pero su talento también los han introducido en el mundo del cine, aportando ingenio para mejorar la iluminación en más de una veintena de películas, como 'Los fantasmas de Goya', '8 apellidos catalanes', 'Alatriste' o 'Volaverunt'. 

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha