Opinión y blogs

eldiario.es

El reto de la Agenda 2030

Estos días se cumple un año de la aprobación de la ONU de una de sus más ambiciosas y necesarias cumbres, la de la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible. España es uno de los países firmantes de un documento que requirió hasta ocho rondas de negociaciones y que obliga a los países que lo ratifican a cumplir hasta 17 objetivos con 169 compromisos para hacer del planeta un país más habitable y justo. Un planeta en el que la educación y la sanidad estén garantizadas universalmente, en el que se erradique la pobreza infantil, el medio ambiente no esté deteriorado y las políticas estén basadas en la sostenibilidad o promover la paz y la Justicia.

Con motivo de este aniversario, Intermon Oxfam en colaboración con Unicef ha invitado a las cuatro formaciones políticas más votadas a una interesante jornada para evaluar el cumplimiento de esta agenda en su primer año de vida por parte del Gobierno español y conocer la posición de cada una de ellas. He participado dando a conocer la postura del PSOE, que es de un claro y firme compromiso con todos estos objetivos, de los que ocho afectan directamente a España. Tanto nuestro programa como nuestros hechos cuando gobernamos, demuestran nuestro compromiso absoluto (y ello también en el aparatado presupuestario) para cumplir con esos objetivos. Lo que resulta descorazonador y preocupante es ver qué ha hecho el Gobierno actual por cumplir con ellos. Nada. Los indicadores nacionales establecidos como referentes para definir el estado de los objetivos son palmarios. Suspendemos en todos, por la falta de voluntad política de un Gobierno que ha preferido mirar hacia otro lado. Es decir, no es solo cuestión de fondos, sino de saber cómo emplearlos. Un ejemplo: el compromiso 3 aborda la Sanidad pública y universal. Los dos parámetros que rigen este apartado, quedan en suspenso. Entre ellos, un dato esclarecedor: se considera que el gasto público en sanidad concertada con la privada tiene que ser menor del 3%. En España es del 11,6%. Cuestión de prioridades. Cuestión de intereses.

Oxfam solicita la creación de una comisión de Desigualdad que permitiera controlar y fiscalizar en el Congreso de los Diputados las políticas gubernamentales en las cuestiones relacionadas con esta agenda. Una propuesta que sería una buena opción y que nos permitiría hacer un seguimiento estricto de las políticas de sostenibilidad y de Justicia social. En una cuestión en la que los consensos entre partidos deben prevalecer sobre las posiciones ideológicas, esta propuesta puede ser un buen punto de partida para enmendar lo que ha sido, de nuevo y también en esto, una legislatura desastrosa.

Seguir leyendo »

Tenemos deberes

Alberto Núñez Feijóo ha vuelto a hacerlo. El PP ha vuelto a conseguirlo. Han ganado con un desahogo considerable las elecciones gallegas convirtiendo así a Feijóo en el único presidente autonómico que aún gobierna con mayoría absoluta y, según algún que otro rumor, en el favorito para tomarle el relevo a Rajoy en la dirección del partido llegado el momento. Más allá de no dejar de corroborar el idilio que tiene la tierra gallega con la derecha más desvergonzada, este desenlace lleva a que numerosas personas catalogadas como progresistas se lleven las manos a la cabeza.

Hay una tendencia a plantearse desde la izquierda porque los demás no son de izquierdas si está visión política es, para muchos de sus integrantes, la única que ostenta la razón y la única que se rige por la lógica. Siguiendo este planteamiento, muchos deducen que la falta de adeptos entre sus filas es debida a, o bien una falta de inteligencia en el bando contrario –aunque todas reconocemos la abundancia de argucias y listillos en el PP-, o bien porque cubren su naturaleza “malévola” con engaños.

Pero, si las matemáticas electorales no funcionan en política, los ejercicios de lógica infantil aún menos. Un buen y rápido ejemplo de este fenómeno, que además es más fácil de asimilar por lejano, lo vemos en la batalla Trump contra Clinton que sitúa rápidamente a casi toda la ciudadanía europea en el equipo Clinton. Sin embargo, si analizamos las propuestas de política exterior de ambos candidatos, que es la que nos afectaría, veremos, que por muy despreciable que sea, Trump no sólo está en contra de la intervención militar en Oriente Próximo si no que además también rechaza el TTIP mientras Clinton está a favor de ambas medidas. ¿Qué pretendo con este ejemplo, además de romperle el corazón a más de uno? Pues demostrar que en política es siempre todo mucho más enrevesado de lo que parece y que las alineaciones ideológicas tienen que ver más con ideas previas que con el análisis.

Seguir leyendo »

De Podemos, Aragón y los nombres en los mapas

Un bar, una esquina del barrio de Torrero de Zaragoza. Tres hombres, jubilados, pasando largamente los sesenta discuten acaloradamente en una tarde acalorada de septiembre. Uno levanta la voz: "Mariano Rajoy ha chupado de la borrega y se tiene que ir, es un cerdo para los españoles".

La discusión se hace más agria, uno de los tres hombres, presumiblemente el que vota al PP, se levanta mientras el que ha gritado insiste, "vete a tomar por culo de aquí".  Misma esquina, puerta del mismo bar, Torrero, Zaragoza, unos pocos meses antes. Dos parejas, hombre-mujer, hombre-mujer, en lo que antes fue madurez y ahora es juventud forzada -esto es, inestabilidad, esto es, los cuarenta- acaban su conversación antes de subir a cenar.

Repasan sus créditos, sus contratos temporales, sus hipotecas. Despedidas, apretones de manos y besos en las mejillas. En un momento de esa separación, una de las mujeres responde a un comentario inaudible, "claro ya veremos; nosotras somos las que debemos". Pongo dos ejemplos al azar de una tristeza que se ha extendido como una mancha, no porque hayan cambiado los efectos -crisis, precariedad, corrupción- que la causan.

Seguir leyendo »

CULTURA (1) - Poder y devaluación de la cultura

Abramos los ojos y veremos cultura. En el trazado de las calles y la arquitectura de los edificios; en las huertas y los bosques; en las relaciones sexuales y familiares; en las guarderías y en la universidad; en las formas de hospitalidad, en la investigación artística y en el botellón; en las bodas, los tanatorios, las cocinas, gimnasios y en el fútbol, igual que en el trato a los animales. Y también –pero no sólo- en las librerías, los museos, los conciertos y en las salas de espectáculos.

Sin embargo, la cultura está minimizada en los programas de los partidos políticos y considerada, a veces, un florero para decorar. ¿Cuántos minutos han hablado de cultura los candidatos en nuestras repetidas elecciones? ¿Qué se entiende por “cultura” en los ministerios, las concejalías y las consejerías autonómicas? ¿Y en los medios de comunicación que le dedican páginas, casi siempre como sinónimo de espectáculo o entretenimiento?

Resulta difícil definirla porque significa cosas diferentes para un antropólogo, un físico, un político o un agente teatral. Pero, a través del lenguaje cotidiano, de la ciencia, la filosofía y las artes, configuramos nuestra percepción de todo lo que nos rodea, definimos lo que existe y el misterio, lo correcto y lo incorrecto. Ellos condicionan nuestra conducta y nuestras relaciones con los demás.

Seguir leyendo »

La vida como concepto político

La relación entre vida y política sigue siendo hoy  en día el eje de todos los análisis filosóficos, políticos y económicos que giran en torno a la cuestión del biopoder  o la biopolítica. A pesar de la reflexión de Foucault, quien para pensar la resistencia otorgaba a la vida una dimensión política, lo cierto es que la política ha hecho por alejarse de la vida y ha decidido esconderse bajo todas esas razones jurídicas que en nombre de la “invasión de competencias” desarrollan una política alejada de la vida y en ocasiones contraria al ciudadano.  El otro día escribía en una red social, “cuando la educación, la cultura y el sentido común fueron sustituidos por las razones jurídicas, comenzó el caos”. Y así lo pienso y siento.

Todos sabemos y somos conscientes de que esta crisis, brutal y despiadada, deja tras de sí una sociedad infinitamente más temerosa, mucho más vulnerable, descreída en la clase política y paradójicamente esperanzada en las llamadas “nuevas políticas”, que construyen marcos lingüísticos donde moverse con cierta comodidad para hacernos creer que ese nuevo marco trae tras de sí la gran Revolución, que ya solo puede ser la gran Resistencia.

El pasado mes de noviembre, Chunta Aragonesista, que está al frente del departamento de Vertebración del Territorio, Movilidad y Vivienda del Gobierno de Aragón, desarrolló un Decreto-Ley de Vivienda que buscaba conseguir que la vida fuera ese concepto político tan anhelado. Este decreto partía de una premisa: “Las medidas que se contienen en esta norma tienen como único objetivo contrarrestar la situación de emergencia habitacional…”. Había que detener la sangría y en ese decreto se legislaba, entre otras cosas, sobre la imposibilidad de embargar las prestaciones económicas de carácter social, sobre las ayudas de apoyo a la integración familiar; sobre las ayudas de urgencia, sobre la garantía a una vivienda digna; sobre la necesidad de que los bancos cedieran sus pisos desocupados, provenientes de ejecuciones hipotecarias, al Gobierno de Aragón para dar respuesta a la emergencia habitacional.

Seguir leyendo »

Una vergonzante, y cruel, mentira

En Nueva York, el monarca que tenemos como Jefe de Estado, Felipe VI, ha participado en la Cumbre de líderes mundiales que Obama convocó para impulsar políticas de apoyo a las personas refugiadas que huyen de las guerras.

Allí nos avergonzó con una cruel y vergonzosa mentira cuando, sin cortarse un pelo, afirmó que “España ha hecho un ‘gran esfuerzo en materia de refugiados" y añadió que “seguirá dando prueba de su solidaridad y generosidad”.

Es profundamente cruel, en principio, estar en una cumbre mundial para hablar del drama de las personas refugiadas y no cuestionar las guerras que causan el drama. Es, además de cruel, cínico, populista y oportunista que líderes mundiales, de los países que causan las guerras, traten el drama que provoca la guerra en vez de hablar de la causa del drama que es la guerra que apoyan.

Seguir leyendo »

Por los millones de refugiados y migrantes

La ONU está celebrando estos días una cumbre temática sobre el principal problema humanitario que vive el planeta estos tiempos: la crisis de refugiados y migrantes. Se estima que hay más de 300 millones de personas desplazadas que huyen de la guerra, el hambre y el terrorismo. 300 millones de rostros que sufren la injusticia y a los que la comunidad internacional debemos dar una respuesta unificada, coordinada y contundente. Un mundo que avanza tecnológicamente, que descubre planetas y que es infinitamente mejor que el de hace un siglo no puede consentir que se esté viviendo la crisis migratoria más grave de los últimos 65 años. 

Espero que esta cumbre no se quede en una mera expectativa y de ahí salgan compromisos firmes y rotundos. Compromisos que acaben con acuerdos vergonzosos como el de la UE con Turquía, que consiente y permite tener hacinados a miles de refugiados sirios en campamentos insalubres, tratados como mercancía sin valor y humillados continuamente.

Hay que exigir a los responsables que se reúnen en la ONU estos días que vayan más allá de una mera declaración de intenciones. De momento, los 193 países miembros han firmado la Declaración de Nueva York, que puede ser un primer paso de compromiso con los refugiados, aunque las primeras impresiones son que no es un texto que obligue demasiado y que se queda en palabras bienintencionadas ya recogidas en la legislación de cada país.

Seguir leyendo »

Aragón es vuestro Ohio

La nueva presidenta de las Cortes de Aragón, Violeta Barba.

El ya clásico (porque en estos tiempos de aceleración, los clásicos y las tradiciones, como los santos, son súbitos) 'Aragón es nuestro Ohio' reveló a muchos las propiedades predictivas de este territorio: en todas las elecciones hasta la fecha, quien gana Aragón, gana España (igual que ocurre en los Estados Unidos con Ohio). Somos un poco como la marmota que, según cómo saca el hocico de la madriguera, indica si acabará o no pronto el invierno. O, con peor destino, el canario que se baja a la mina.

Todo esto viene porque en estos días Aragón ha sido puesto como ejemplo de entendimiento de las izquierdas. Sobre el papel, y sobre una legislatura que está discurriendo de manera bastante plácida, lo cierto es que la entente PSOE-Podemos en Aragón, con la concurrencia de Chunta e IU, parece que chuta. Lo cual no quita para que haya roces, de esos que no hacen el cariño. Cuentan los cronistas que asistieron al pleno de toma de posesión de Violeta Barba, la nueva presidenta de las Cortes de Aragón, que los socialistas levantaron mucho las cejas ante la puesta en escena de los podemistas. La presencia de Pablo Iglesias, con su estela de cámaras detrás, ayudó a esa sensación de espectáculo.

Por suerte, el 'show' no es patrimonio de ninguna ideología y hasta una buena misa sirve para ello. Que se lo digan a los populares de Huesca, que guardan a buen recaudo las bandas de concejales para saltarse el protocolo municipal que prohíbe a los ediles asistir a ceremonias religiosas en calidad de servidores públicos. Su última incursión ha sido la misa del Santo Cristo de los Milagros, imagen a la que los oscenses guardan gran devoción. Luis Felipe, el alcalde socialista, también estuvo ahí, pero se dejó la banda en la Casa Consistorial.

Seguir leyendo »

544 millones

No creo que haya mucha gente aún que dude del “malhacer” del anterior gobierno de la Comunidad Autónoma de Aragón a cargo del PP, con la inestimable colaboración del PAR. Sobre todo en lo que a la Sanidad aragonesa se refiere.  Aunque los tiempos políticos vuelan y parece que el foco mediático está centrado exclusivamente en las tan posibles como temidas terceras elecciones, algunas no hemos olvidado las idas y venidas del anterior gobierno con los hospitales de nuestra provincia. Desde la multa de 3,3 millones de euros por el inexistente Hospital de Teruel, junto con el mal estado del que sí está construido, a la enrevesada historia del futuro Hospital de Alcañiz.

Ambos centros ejemplifican a la perfección una gestión ineficaz, con resultados nulos y, para más inri, extraordinariamente cara que hasta la fecha ha protagonizado no sólo numerosos gastos infructuosos, si no también numerosas movilizaciones de la sociedad civil, estas con mayor resultado.

Pero, no todo es negativo ya que frente a la particular manera de no hacer las cosas del gobierno del PP por fin sale adelante el proyecto del centro bajoaragonés. Y con diferencias más que positivas en el proyecto. Si el anterior hospital del PP/PAR iba a costar 625 millones de euros a las arcas públicas, el actual diseño tendrá un coste de 81 millones, es decir 544 millones menos. Se dice pronto.

Seguir leyendo »

Miedos y miedo a los cambios

La prudencia fue considerada por Platón como la virtud de los gobernantes por ser la virtud de la parte más racional del ser humano. Pero no siempre es así entendida; a veces puede ser un eufemismo para no reconocer claramente el miedo. Pues el miedo a lo desconocido, a que empeore la situación -al igual que todos los miedos- nos paraliza y viene a ser uno de los factores más importantes que condicionan y explican nuestra conducta. Y la actual parálisis del PSOE –igual que lo fue la del PP- bien puede deberse a sus miedos.

Porque el miedo a las consecuencias de nuestros actos es, a veces, más importante que el deseo de realizarlos, aunque a ello nos impulsen fuerzas poderosas. Por eso, otro griego clásico, Epicuro, creó una filosofía para combatir los miedos que atenazaban a la gente: miedo a los dioses, miedo a la muerte, miedo al sufrimiento. Y creó las comunidades epicúreas que querían apoyarse en la razón, en la amistad y en el disfrute de los pequeños y grandes placeres que a veces nos da la vida, aprovechados con sana prudencia.

Pero hay otros muchos miedos. Por ejemplo, en los estados patológicos, el miedo se adueña de los individuos que desarrollan fobias diversas. Y sin llegar a la patología, también el miedo está presente en la vida cotidiana (miedo a la perdida de amor o de bienestar, a la soledad, al ridículo…).

Seguir leyendo »