eldiario.es

Menú

ARAGÓN

Cuestión de clase

Parece que está volviendo a salir al debate público la discusión sobre la clase social. ¿Qué es la clase?, ¿cómo influye su organización y posicionamiento político?, y  sobre todo, ¿hemos hecho bien el análisis de clase? Esta última parece la más importante, y en la que el poso marxista en la izquierda siempre sale a flote.

Hace ya 6 años que Owen Jones público Chavs, libro con el cual se abrió una pequeña brecha en el pensamiento quincemayista de “somos el 99 %”, un lema criticado solamente por una pequeña parte de la izquierda, casi más por el sentimiento identitario frente a lo nuevo, que por un análisis certero de por qué era erróneo el discurso. Desde el cabreo más absoluto, cuando ya no te toca vivir en la posición social privilegiada que ocupaban tus padres, cuando tu padre es un tarjeta black o tu familia posee una de las empresas más grandes de Galicia, es fácil enmarcarse en el 99 %. La obra de Owen llegó a España en un periodo de álgidas movilizaciones, abiertas por el 15M –aunque cabría preguntarse si fue por el 15M debido a que es donde estaban los intelectuales de nuestra izquierda, o si más bien fue por la Huelga general de septiembre de 2010–, un momento en el que no se estaba para abrir grandes debates estratégico-organizativos.

En la misma línea está La clase obrera no va al paraiso del “Nega”, uno de los cantantes de Los Chikos del Maiz, y Arantxa Tirado, esta vez sí con una intención clara de desvelar el abandono, marginación y criminalización de la clase obrera no solo por el sistema, sino por la izquierda política de nuestro país. Son bastante curiosas las críticas que han recibido, destacando la de José Babiano, cómo no, profesor de Universidad. Parece ser que no es lo mismo que se acuse de clasismo a la élite intelectual y a la élite de los movimientos sociales de Inglaterra a que esa crítica aterrice en tu país y te acuse a ti directamente. Parece ser que tampoco es cómodo que un soldador reconvertido en rapero tenga más influencia entre la juventud trabajadora que un profesor universitario, cuya función social es precisamente la de generar ideología y no montar la estructura de la mesa en la que se sienta todos los días. El libro escuece, escuece también entre muchos de los cuadros de los movimientos sociales y la izquierda política, Podemos por supuesto e IU indudablemente.

Seguir leyendo »

L'aragonés de Zaragoza ye bien vivo

“Chafardero”, “preta esto”, “que laminera que eres”, “déjalo bien escoscao”, “no le encorras que os estozolaréis”, ”escoba la habitación anda…”, “buf que tronada! Me voy a chipiar”…

Aquí un eixemplo d´exprisions y parolas cutianas entre a chent de Zaragoza y d´a resta d´Aragón, exprisions y parolas d´emplego tant común que mos pensamos que fan parte d´a luenga castellana, y que no paramos cuenta de que no en fan soque quan charramos con chent de difuera: “le dije que me pasara el tape y no me entendía, mira que charramos mal…”

No, en Zaragoza y en Aragón no charramos mal, en realidat en garra puesto “se charra mal”, ista anvista d´o que ye bien charrar y mal charrar seguntes lo que diga a RAE ye un lastre que habríanos de sacar-nos d´o tozuelo. Una luenga ye un ser vivo que creixe y se desembolica de traza diferent seguntes a idiosincrasia d´a chent que lo fabla, y tamién a influyencia d´atras luengas vecinas con qui s´enreliga y mezcla en un baile sin fin. Y ye que una luenga no entiende de mugas, regles y dogmas, pero sí de sentimientos y emocions.

Seguir leyendo »

El PSA, cuarenta años después

Hace unos días en Zaragoza, y en un acto sencillo, se presentaban los audios originales del mitin que un 13 de junio de 1977 daban en la plaza de toros representantes del Partido Socialista de Aragón, en lo que fue sin duda el inicio del aragonesismo político de izquierda. Fui invitada a participar y quise contar este cuento que hoy os dejo aquí:

“Aquel 13 de junio de 1977 yo tenía nueve años y poco o muy poco sabía del socialismo. No sabía casi nada del socialismo a nivel teórico, pero vivía socialistamente porque de esa forma me habían enseñado a construir mi mundo y el de las personas que estaban a mi alrededor. Aquel 13 de junio yo estaba en esa plaza de toros, pero no recuerdo los eslóganes ni los discursos de Emilio ni de Tierno ni las palabras de Eloy ni de mi padre; sin embargo sí que recuerdo a mi amiga Diana, recuerdo que juntábamos nuestras manos, a modo socialista decíamos, pero no lo hacíamos como ellos, porque nosotras estábamos construyendo nuestra libertad al margen de las palabras que nuestros mayores pronunciaban y que a nosotras nos parecían demasiado solemnes, demasiado grandilocuentes. Desde muy niñas supimos que ellos luchaban por un ideal, por una utopía que nada tenía que ver con el mundo que se iba imponiendo en las calles a través de una realidad convulsa, donde los restos del franquismo eran letales para la libertad y el socialismo. Todavía nadie osaba hablar del aragonesismo.

Mi amigo y compañero, José Luis Soro, cuando hablamos de socialismo siempre saca a colación a Costa, su querido Costa, y me dice: “Como dice Costa, los árboles son los regulares de la vida y como los socialistas, niveladores de la creación”. Enseguida añade: “Pero la mejor definición del socialismo la escribió tu padre: planta un árbol sobre la tierra yerma y ayúdale a crecer, igual al socialismo que tenemos que hacer”. Sonrío, porque recuerdo los acordes sobre la guitarra y esos versos, recuerdo las camisas a cuadros y los cigarros negros y el humo y las risas, también recuerdo que yo quería un padre normal, uno de esos que te llevan al médico o te van a recoger a los cumpleaños, pero él era distinto porque luchaba por la libertad y el socialismo y me mostró un Aragón oscuro y luchador; una Zaragoza nueva y un Teruel en rojos.  De niña llegué a tener celos del socialismo y a veces hasta de la libertad, pero dejé de tenerlos cuando la tristeza invadió las almas de aquellos pioneros que dieron forma y vida al primer socialismo aragonés: el Partido Socialista de Aragón. Nunca sabremos qué hubiera sido de Aragón si el PSA hubiera sobrevivido, supongo que nos habría ido mejor, pero la sombra de Franco era alargada y España tenía mucho miedo de sus muertos y de las cunetas que gritaban el dolor por todos sus costados: Aragón no estaba al margen y el Partido Socialista de Aragón fue desapareciendo y con él muchas esperanzas, muchas ilusiones, tantas banderas como luchas, así que el árbol que un día se plantó sobre la tierra yerma fue muriendo, porque nadie le ayudó a crecer.

Seguir leyendo »

De vírgenes y medallas

Nunca hubiera pensado que los estudios marianos - Mariología los llama la teología católica-, adquirieran tanta actualidad y, menos aún, que fuera gracias a políticos que se reclaman laicistas, republicanos y de izquierdas y, en algunos casos, ateos. Que dicha revitalización se deba a políticos de derechas podría pasar, pero ¿de izquierdas? Suena sospechoso. No es muy coherente que, dadas esas notas con que rebañan su identidad, políticos levógiros dediquen medallas de oro a una virgen sacra. Más bien parece estampa de aquella España negra que dibujara el asturiano Darío de Regoyos y fotografiara fantásticamente en el franquismo Cristina García Rodero.

Es que va a resultar que quienes más saben de vírgenes y de otras especies evanescentes e inasibles son políticos, mucho más que aquellos que andan el día olfateando el sobaco del Altísimo. ¡Quién fuera a decirlo! Esta peña parece tocada por un aura divina y que por ósmosis sobrenatural obtuviera unos conocimientos que hasta la fecha solo eran accesibles a místicos y a pastorcillos de corazón puro y casto como los carrizos de agua dulce. Pero, ¿un político, sumidero potencial de todas las sevicias posibles? ¡Anda, ya!

Hablan con tanta seguridad de la Virgen María -travestida en virgen del Rosario, del Rocío, del Pilar o de los Dolores-, como si hubieran pasado la vida cortejándola en la intimidad. Le dedican medallas de oro y de plata, y la consideran más eficaz para resolver los problemas laborales y económicos que el Fondo Monetario Internacional, el IBEX-35, la Patronal, el Sindicalismo y la lucha de clases. Más resolutiva, incluso, que los ministros de economía, de asuntos sociales o de lo que se tercie. De hecho, la ministra Fátima Báñez fue tan humilde que las mejoras en la economía española, y que terminaron con la crisis que nunca quiso nombrar Zapatero, ella las atribuyó a la Virgen del Rocío. Para nada a su persona, y eso que tiene nombre de virgen con pedigrí.

Seguir leyendo »

¿Es necesario el azud de Zaragoza?

Cuando se proyectaba la Expo 2008 de Zaragoza sus promotores incluyeron en el diseño un río de caudal estable y surcado por grandes barcos, al estilo centroeuropeo.

Luego se dieron cuenta de que nuestro Ebro es un río de régimen mediterráneo, con avenidas en invierno y primavera y, en la época estival en que se desarrollaba el evento expositivo, con fuertes estiajes. Nada que ver con un río centroeuropeo.

Para remediarlo, se procedió a una serie de reformas. La principal, retomar un proyecto que no era nuevo, la construcción de un gran azud, o pequeño pantano, en Zaragoza, y llevarlo a la práctica. Junto a la construcción del azud se procedió a otras reformas: un programa de continuos dragados en el río para mantener artificialmente un canal de navegación para barcos de calado y se llegó incluso a retirar parte de la solera del Puente de Piedra para permitir su paso.

Seguir leyendo »

El futuro de los derechos históricos

Fernando Rey Martínez, catedrático de Derecho constitucional de la Universidad de Valladolid, exponía, no sin audacia.

“La aproximación aragonesa a la singularidad de su autonomía a partir de su propia historia no ha encontrado aún concreción y ni es fácil que lo haga (puesto que su peso político en el conjunto del Estado no es comparable al de otras regiones), (…), pero, a mi juicio, se halla, sin embargo, latente y pudiera ser concretada del futuro”.

Para Chunta Aragonesista la actualización de los derechos históricos es una prioridad, sobre todo ante las posibilidades que abren algunos marcos conceptuales como el citado y, por otra parte, el debate que se está produciendo en España sobre la arquitectura institucional territorial, con posturas soberanistas y foralistas que remueven la realidad actual del Título VIII de la Constitución.

Seguir leyendo »

#19JAlertaFeminista. #VamosAPorTodas. Violencias Machistas, Cuestión de Estado

Cartel de la convocatoria del 19J de la Coordinadora de Organizaciones Feministas de Zaragoza.

Hay dos citas importantes que van a suceder la próxima semana.

Una de ellas será en el Congreso de los Diputados. Se discutirá y aprobará la última versión de los Presupuestos Generales del Estado para el 2017.

La otra, se llevará a cabo en varias ciudades del Estado español. En sus calles, en sus plazas, en sus ayuntamientos y en cada una de las mujeres en alerta feminista que vamos a salir a la calle para exigir, a este gobierno de corruptelas y machunos voceras, que la Violencias Machistas sean Cuestión de Estado.

Seguir leyendo »

Por alusiones, o por falta de ellas

Al señor Alberto Cubero, concejal de Servicios Públicos:

Leímos con estupor en un artículo aparecido en Heraldo de Aragón el 23 de mayo de 2017, que, después de 52 avisos y 11 animales de compañía muertos en nuestra ciudad a manos de uno o varios criminales sueltos, el señor Cubero, concejal de Servicios Públicos, está pensando tomar medidas tales como elaborar un mapa que alerte de las zonas en las que se han encontrado trampas con veneno y objetos punzantes para las mascotas o aumentar el número de perros de rastreo para detectar venenos.

Únicamente mencionar que ese mapa lleva en funcionamiento hace más de un año y se actualiza diariamente. No solo eso. PACMA elaboró un informe completo en el que se detallan todos los casos, incluyendo fecha y lugar exacto del incidente, así como la propuesta de doce medidas a implementar con el objetivo de prevenir y paliar esta situación. Ambos documentos, mapa e informe, obran en su poder desde hace algo más de siete meses. A juzgar por su respuesta, se diría que dicha documentación se encuentra en el fondo de algún cajón que no abre usted frecuentemente.

Seguir leyendo »

El lobo que llegó a los Monegros

Corría el mes de abril de este año cuando nos sobrecogió un bando municipal en Leciñena que autorizaba a los cazadores a llevar a cabo batidas contra los perros que, supuestamente, estaban atacando y acabando con la vida de diversos animales de los rebaños de la zona. Dos miembros del equipo de PACMA Aragón se desplazaron hasta esta localidad para informar al alcalde, Don Gonzalo Gavín González (PSOE), de lo inoportuno de la medida. La batida fue paralizada en aquel momento a la espera de soluciones éticas y respetuosas con todos.

El día 10 de junio se publicó que los perros no eran tales sino que se trataba de un lobo joven. El caso da un giro considerable. Si los perros llamados por algunos "asilvestrados" eran el enemigo a batir, ahora se habla de un animal que no goza de popularidad. Los lobos, esquivos por naturaleza, recorren extensas áreas y su censo es difícil. Es más adecuado hablar de estimaciones. En cualquier caso, el lobo no es una especie en expansión como muchos quieren hacer creer. El lobo ibérico se considera una especie extinguida en los Monegros (Ruiz Gaspar, J., Escuer, C. en Monegros Project, 2014), si bien es cierto que la toponimia de la zona revela la presencia del lobo en otros tiempos (Cantalobos, Boquero Lobo, Val de Lupo...).

PACMA ha presentado un requerimiento para garantizar la protección del lobo en la comarca de los Monegros. En primer lugar, es de gran importancia determinar con certeza que el animal avistado es un lobo. Se trata de una pieza clave para mantener la salud de los ecosistemas. La gestión humana jamás será más adecuada que la función que cumple el lobo en el mantenimiento de sistemas ecológicos sanos y versátiles (Brook, L.A., Johnson, C.N., Ritchie, E.G., 2012). Tal es su relevancia, que el Congreso pidió recientemente al Gobierno declarar al lobo ibérico especie protegida, por motivos ecológicos, científicos, sociales, culturales y éticos en todo el territorio español.

Seguir leyendo »

El niño de las gomas

En una calle de un país cualquiera había un niño, se llamaba Daniel y no hablaba.

Daniel tenía una impresión de sí mismo deformada y quizás esa era la razón por la que nunca hablaba. Daniel tenía gato y piedra, pero sobre todo tenía una colección de gomas que nunca utilizaba y que eran su gran tesoro, la parte de su corazón que nadie podía ni podría acariciar. Daniel bajaba a primera hora todos los días a la calle, se detenía en la papelería y revisaba las nuevas gomas y las acariciaba y soñaba que un día, no muy lejano, sería el propietario de todas las gomas del mundo.

Un día Daniel desapareció y nadie lo echó de menos, solo la dueña de la papelería, pero no porque lo quisiera, sino porque se quedó con miles de gomas que fueron envejeciendo en cajas dispuestas en el almacén, cada día más sucio y abandonado.

Seguir leyendo »