eldiario.es

Focos

Barbijaputa

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 64590

Si Le Pen es mujer, entonces bien

Un usuario de Twiter me daba así los buenos días esta mañana: "Supongo que el feminismo estará feliz. Un candidato (Macron) y una candidata (Le Pen) Equilibrio perfecto" . No ha sido el único, por supuesto, en recurrir al sarcasmo machista después de que Le Pen pasara a la segunda vuelta de las elecciones francesas. 

No es nada nuevo, tampoco muchos entendieron hace unos meses por qué muchas feministas no estábamos entusiasmadas con la posibilidad de que Hillary Clinton llegara al poder en Estados Unidos, concluyendo una vez tras otra que si no la apoyábamos era sin duda porque "claro, como no es de izquierdas, ya no os vale".

Seguir leyendo »

Vikingas

Cuando tomas conciencia feminista, ya no existe un sólo momento del día en el que puedas desconectarla para intentar disfrutar de alguien o de algo donde brillen tintes machistas. También es cierto que, personalmente, si existiera un botón que parara automáticamente la perspectiva de género, yo no lo pulsaría. No me siento mal estando incómoda con personas o situaciones machistas. Quiero estar incómoda. Quiero cabrearme. Creo que he llevado la venda demasiado tiempo.

A cuenta del feminismo, he dejado atrás libros, personas, películas, actividades y series, entre otras muchas cosas. Las he dejado felizmente atrás, debería añadir. Antes de tener conciencia feminista todo era mucho más turbio. Había situaciones y personas que me rechinaban y no sabía justificar por qué. Y cuando no puedes explicar qué es lo que sientes, te lo callas, no lo compartes, te lo guardas. Y te acaba haciendo bola. Mi vida, como la de cualquier feminista, ha ido transformándose en una experiencia mucho más liberadora gracias a que he sabido ponerle nombre, apellidos y razones a todas esas cosas y personas que nos dañaban o hacían revolvernos en la silla en mayor o medida. 

Seguir leyendo »

Carta abierta a Cristina Cifuentes

Esta semana, Cristina Cifuentes ha dado una entrevista a SModa, como todas sabemos ya a estas alturas. Me puedo imaginar la cara de la periodista cuando le tocó elegir el titular, teniendo en cuenta que cada frase que dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid era más risible que la anterior. Al final, El País, optó por tuitear el artículo varias veces, usando varias: el éxito de clics estaba asegurado y ellos lo sabían.

Pero como toda opinión machista merece una respuesta (máxime si hablamos de alguien con tanto poder) me ha parecido oportuno escribirle una carta a la política más cool del Partido Popular, tomando las preguntas de la periodista y sus respuestas como percha.

Seguir leyendo »

La regla y las milongas

El día 8 de marzo, mientras miles de mujeres se manifestaban por una sociedad libre de violencia machista,  una mujer guardia civil era sancionada por ausentarse entre 5 y 10 minutos de su puesto de trabajo para ponerse una compresa.

"A mí no me cuentes milongas, vas al baño antes o después del punto de control pero no durante", le gritó su superior. Obviamente este superior no sabe qué es tener la regla. No sabe que a veces se adelanta, otras se atrasa; unas veces duele, otras veces no, unas veces la notas bajar con días de antelación y, otras veces, no la ves venir hasta que tienes las bragas y el pantalón manchados de sangre.

Seguir leyendo »

Es una señal del destino

El mito del amor romántico mata.

Conceptos como "el hombre de mi vida", "mi media naranja" o "el amor es una montaña rusa", basados en este mito del amor romántico, conllevan a que normalicemos comportamientos que se resumen en frases que todos hemos escuchado: "Aguantar por amor", "aguantar por los hijos", "quien bien te quiere te hará llorar", "si espero, él cambiará", etc.

Seguir leyendo »

Dejémonos rescatar

On se rend mieux compte en gif de toutes les retouches faites sur la photo de Claudia Cardinale. #Cannes2017 pic.twitter.com/Qf2U8ANdSK

Seguir leyendo »

Si él no disfrutó de la violación, no fue violación

En Estados Unidos y en otros países capitalistas, las leyes contra la violación fueron originalmente formuladas para proteger a los hombres de las clases altas frente a las agresiones que podían sufrir sus hijas y esposas. Habitualmente, los tribunales han prestado poca atención a lo que pudiera ocurrirles a las mujeres de clase trabajadora, y por consiguiente, el número de hombres blancos procesados por violencia sexual infligida a estas mujeres es extraordinariamente reducido.

Angela Davis, 'Mujeres, clase y raza'. 1981.

Seguir leyendo »

Violencia nosequé

Si la mirada de nuestra sociedad hacia el machismo en el que vivimos es descorazonadora, no se me ocurre un adjetivo a la altura para describir la de quienes están a cargo de hacerlo desaparecer. 

Una ya no sabe si es un problema de nomenclatura, de entendederas o de interés, porque es comprensible –viviendo en el mundo que vivimos– que haya debajo de este artículo señores haciendo activismo machista y negando la violencia de género; pero cuando es la directora del Instituto de la Mujer quien desconoce que la violencia machista se produce por el machismo dan muchísimas ganas de tirar la toalla.

Seguir leyendo »

Libertad de persecución

"Barbijaputa ya sé dónde vives, y voy a ir a asesinarte destrozándote el vientre a cuchilladas, feminazi de mierda!". Esta frase, que puede parecer excepcionalmente dura, la recibí el otro día en mi buzón de correos al despertar mientras me bebía el café. Lo alarmante no es ya tanto que la recibiera sino, más bien, darme cuenta de que estoy tan habituada a mensajes así que seguí desayunando y leyendo mi correo sin que me moviera lo más mínimo. 

En las redes sociales recibo también constantemente amenazas como ésta y mucho peores que, por no herir sensibilidades, no suelo compartir; o si, las comparto, opto ahora por pixelar las imágenes que las acompañan.

Seguir leyendo »

La guía franquista de la buena esposa actualizada por @Barbijaputa

Vuelve Barbijaputa, una mujer fuerte como un ejército que llega con su Sección Feminazi hasta ganar la batalla al machismo. Esta vez da la vuelta a los 12 puntos de la Sección Femenina de la buena esposa para convertirlos en los 12 puntos de la Sección Feminazi. 

Seguir leyendo »