eldiario.es

Barbijaputa

Los hombres que odiaban a las mujeres

No sé cuál es el motivo por el que los traductores de la trilogía de Stieg Larsson, “Milenium”, tradujeron el título del primer libro como Los hombres que no amaban a las mujeres teniendo en cuenta que, como supimos poco después, el título original ('Män som hatar kvinnor') significa literalmente “los hombres que odiaban a las mujeres”. Quizás lo hicieron porque el público español, en su batiburrillo de judeocristianismo e hipocresía, rechazaría un libro con un título tan directo.

Hay una gran diferencia entre 'no amar' y 'odiar' pero no vamos bien de sutileza, dado que incluso historias como 50 sombras de Grey las compramos como historia de amor.

Seguir leyendo »

50 sombras de Paqui

Las entradas se venden como churros, mujeres de todas las edades se agolpan en las colas de las salas donde se proyecta la película. Leo también en los periódicos que la recaudación del film no deja de aumentar de forma obscena.

Yo, haciendo de tripas corazón y riñéndome a mí misma por contemplar la escena de forma condescendiente, me digo que, oye, igual me sorprende la historia, que aún no la he visto; ¿que he leído críticas devastadoras?, sí, pero joder, ¿quién sabe?, no quiero cerrarme en banda, yo he venido aquí a abrirme, a que me den hostias en los prejuicios, a que el argumento me ate a la butaca. Le echo valor y me digo que sí, que allá voy.

Seguir leyendo »

¡Eres libre, tonta!

Que la noche de la gala de los Goya fuera la más fría del año no iba a impedir que no se celebrara una costumbre tan sana como la de mujeres desfilando –con vestidos que las dejaban tiritando– para que el resto de la sociedad juzgara su aspecto.

Tuve la osadía de reconocer en Twitter que deseaba que algún día, por fin, fuera socialmente inaceptable que profesionales tuvieran que posar y exhibir su físico antes de entrar en un auditorio donde se premiaba su talento, como si su aspecto estuviera relacionado de alguna forma con su valía profesional, solo para que la sociedad las juzgara.

Seguir leyendo »

Je suis @Barbijaputa!

Hace unos días me topé con un tuit de alguien llamado @isaacj (Isaac Jiménez, orgulloso miembro de HazteOír.org, Intereconomía y demás organizaciones en pro de las libertades en general), que decía lo siguiente:

El 60% de los infectados por hepatitis C es por consumir drogas vía intravenosa y el 15% por irse de put*s. Y tenemos que pagar.

Seguir leyendo »

Tener al enemigo dentro

Toni Cantó escribió el sábado un artículo criticando la reacción de Alberto Fabra a la polémica creada en torno a las azafatas utilizadas por un complejo hostelero para promocionar el turismo en Gandía.

¿Es machista que una discoteca ponga a dos mujeres en bañador en mitad de un pasillo de una feria internacional para promocionarse? ¿Es sexista que las suban a tacones de 20 centímetros, que les pongan un escote hasta el ombligo, que las maquillen de forma agresiva? ¿Es sexista que elijan a dos mujeres con el pecho tres veces más grande que la media?

Seguir leyendo »

Volvamos al redil

Cada vez son más los españoles que deciden no comprar periódicos, que ponen el telediario para mirarlo como las vacas miran pasar el tren y que sintonizan la radio sólo para escuchar música. No para evadirse de la realidad -Twitter sigue creciendo como herramienta para estar al día-, sino excusándose en que la manipulación mediática es ya tan evidente que se hace insoportable.

Como si ahora fuérais a saber más que los grandes medios.

Seguir leyendo »

Aznar y Blesa: amigos con derecho a sobres

José María Aznar, gran estadista y mejor persona, se vio obligado esta semana a venir a este país en decadencia para conceder una entrevista en TV y hacernos saber al Gobierno y a los españoles, qué hay que hacer, cómo y cuándo.

Jose Mari no pudo sino criticar al presidente del Gobierno (a quien él mismo eligió a dedo como su sucesor en el Partido Popular) por no saber sacarnos de una crisis que empezó él con la, muy bien traída, ley del suelo. Aunque no todo el mundo sepa verlo.

Seguir leyendo »

TVE, la televisión de todos pero de unos más que de otros

TVE, la televisión de todos pero de unos más que de otros, en su empeño por mantener un canal lo más plural posible, ha decidido incluir en varios de sus telediarios reportajes tan necesarios para esta sociedad en decadencia como " ¿Va mi hija provocando?" o " Acercarse a un altar da paz". Porque, dejemos de hacernos los modernos, la lucha contra el sexismo está sobrevalorada y la aconfesionalidad del Estado ni está ni se la espera.

Seguir leyendo »

Siempre nos quedará el PSOE

Tras un año y medio de Gobierno del Partido Popular, dos huelgas generales, cientos de manifestaciones y más de seis millones de parados, mucha gente firmaría ahora mismo por unas elecciones anticipadas.

El "quita que tú no sabes" que le hizo el PP al PSOE y en el que confiaron once millones de almas, resultó ser –no puede ser, quién lo iba a decir– una estrategia para llegar al poder y hacer política de derechas cuyo último benefactor sería el pueblo que les votó. Muchos de esos millones de votos que recibió el Partido Popular fueron, como sabemos, socialistas cabreados; el famoso "voto castigo", que es igual que el "voto útil" pero poniendo cara de cabreado en vez de cara de listo frente a la urna.

Seguir leyendo »

Nosotros, los delincuentes

Hasta hace apenas dos años, nuestros gobiernos eran comprensivos con nosotros, sonreían en los mítines, sólo tenían palabras amables a través de las redes, contestaban con entusiasmo cualquier pregunta, prometían soluciones en precampaña y no había problema que no pudiera ser fácilmente resuelto.

Seguir leyendo »

- PUBLICIDAD -
- PUBLICIDAD -
>