eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Barbijaputa

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 76130

Diana

Diana tiene 35 años y lleva 10 trabajando en la recepción de un hotel. Entre su sueldo y el de Mario, se apañan para vivir ellos y sus dos hijas pequeñas.

A Diana le gusta su trabajo, aunque hace tiempo que le faltan energías. Ella se repite que desde que tuvo a las niñas, pero algo le dice que quizás desde antes. Lo que sí es cierto es que tiene muchas cosas que hacer en el curro y, sobre todo, mucho que hacer fuera de él. 

Seguir leyendo »

Unos te machacan y la Justicia te remata

Contaba ayer Rosa Maria Artal en su cuenta de Twitter cómo fue cubrir el juicio de una violación múltiple:

Yo también hice un reportaje de Informe Semanal con casos como el de #laManada Absolvieron a cinco tíos que violaron a una chica en el Parque Güel de Barcelona porque... no se resistió. Ella, en la entrevista, me decía que cómo podía resistirse a 5 tíos. Fuerte, eh? resistirse.

Seguir leyendo »

Un maltratador, dé o no golpes, no puede ser un buen padre

Un hombre que tacha a su mujer de loca cuando ésta se queja de la sobrecarga de trabajo que tiene. Un hombre que se mofa de su mujer, que la humilla con la excusa del “humor”. Un hombre que le grita a ella porque al jefe no puede alzarle la voz. Un hombre que hace luz de gas a su novia y la acusa de inventarse cosas que sabe perfectamente que han pasado, o cosas que recuerda perfectamente haber dicho. Un hombre que usa la economía para ejercer control y poder sobre su pareja. Un hombre que pone pegas a que su compañera emprenda actividades, ya sean lúdicas, laborales o educativas, por miedo a que conozca a otro. Un hombre que prefiere a la mujer en casa. Un hombre que ejerce violencia de cualquier tipo no puede ser buen padre. Un sujeto así no puede, jamás, dar un ejemplo sano a las criaturas que conviven con él bajo el mismo techo.

Un hombre que amenaza, que agrede, que insulta a su pareja, aunque no sea en presencia de las hijas o de los hijos, es un hombre violento y agresivo que demostrará su misoginia cada día frente a ellos. Porque la misoginia no es como una mentira, que puedes esconder cuando quieras, la misoginia está presente en tu forma de expresarte, en cómo hablas de las mujeres, en los comentarios que haces mirando la televisión, en la forma que tienes de tratar al resto de mujeres. Por fuerza, un hombre que ejerce violencia psicológica sobre su pareja, no sólo no criará a nadie de manera sana, sino que diferenciará a los hijos de las hijas, porque para él no son lo mismo.

Seguir leyendo »

Alicia

Alicia* tiene 17 años y no sabe en qué momento se torció todo. Empezó a salir con su novio hace dos, pero en algún momento que no sabe calcular empezaron a discutir cada vez más. A veces esas discusiones se les iban de las manos, y acababan en gritos y empujones. Y a veces en más cosas.

Alicia, a sus amigas, les dice lo que ella cree: que los dos se quieren muchísimo, pero a veces parecen incompatibles. Pero que se quieren, sí, es obvio: para perdonarse mutuamente cada grito, cada empujón, hace falta mucho amor y muchas ganas de que la relación salga bien. ¿Si no hubiera amor ni pasión, por qué iban a estar intentándolo una vez y otra vez?

Seguir leyendo »

TVE, la tele de todos... (de todos ellos)

Salvador Sostres, Pepe Navarro y Santiago Segura fueron los tres hombres invitados por Carlos Herrera para "debatir" sobre acoso sexual en su programa '¿Cómo lo ves?'. También tres mujeres: Isabel Gemio, Marta Robles y Cayetana Guillén Cuervo. Para que la paridad sea posible en un programa como éste parece que el tema a tratar tiene que ser el acoso sexual, agresión que ellos no sufren.

El nivel de vergüenza con ese plantel estaba asegurado (y pagado por nosotras). Sin embargo, no sólo no decepcionaron los señores allí presentes (presentador incluido) sino que el bochorno fue algo más que eso: un programa sobre machismo regido por un hombre que dijo, literalmente, "no me interesa nada un debate sobre feminismo". (Tranquilo, no nos cabía ninguna duda).

Seguir leyendo »

Miss Perú: las herramientas del amo no destruirán la casa del amo

"Algo está cambiando". Es un pensamiento, una frase, a la que muchas feministas recurrimos cada vez que notamos que hay avances dentro de la lucha. 

El hecho de que el caso Weinstein haya provocado tanta polvareda y una ola de apoyos a las denunciantes es una de esas cosas que nos hacen pensar que algo está cambiando. Y es que así es. La lucha feminista, como toda lucha progresista, es lo que tiene, que a pesar de las piedras del machismo y el conservadurismo, sigue su camino. A veces para, a veces va más despacio y otras más deprisa, pero indudablemente, siempre acaba abriéndose paso entre la maleza. 

Seguir leyendo »

Niñas para consumo masculino

Hace unas semanas, el juez de menores, Emilio Calatayud, decía en televisión que "las niñas se hacen fotos como putas", y que  "después de las fotos, pueden venir los acosos, los abusos y las violaciones". 

Esta semana hemos visto la enésima prueba de que culpar a las propias niñas (o mujeres) de la objeticificación de sus cuerpos es una falacia machista, además de un análisis de chichinabo provocado por la misoginia que la sociedad nos graba a fuego desde pequeños.

Seguir leyendo »

Sangre en vez de líquido azul en un anuncio de compresas: Barbi analiza reacciones

Barbijaputa vuelve con La Sección Feminazi en la que da un repaso a la actualidad que no deja a ningún machirulo contento.

Seguir leyendo »

Y tú, ¿eres cómplice?

Miguel Lorente ha escrito en varias ocasiones que " mata el machismo, los machistas sólo ejecutan la conducta que elaboran a partir de las referencias de ese machismo que tenemos en la sociedad". 

Es una forma bastante exacta de describir cómo funciona el machismo y cómo mata. Si cada mes 13500 mujeres denuncian maltrato por parte de sus parejas y si cada año salen decenas de hombres que matan a su mujer (sólo contando España), no es por otro motivo que por el machismo que la sociedad alimenta.

Seguir leyendo »

Empezamos a no depender de que ustedes nos crean, señores

Imaginen que una famosa directora de cine es acusada de abusar sexualmente del hijo de su pareja. Sé que es bastante peregrino, pero inténtenlo. Imaginen, además, que esa misma mujer, cuando cumple 56 años, empieza una relación con otro de los hijos de su (ya) ex, que sólo cuenta con 21. 

¿Sospechan dónde habría ido a parar su carrera cinematográfica? Seguro que son capaces de imaginar cuál habría sido la respuesta del público. Ahora comparen con la siempre meteórica carrera de Woody Allen.

Seguir leyendo »