eldiario.es

Focos

María Iglesias

María Iglesias (Sevilla, 1976) es periodista y escritora. XXV Premio de la Comunicación de la Asociación de la Prensa de Sevilla (2016). Guionista de Contramarea, documental sobre los refugiados en el Egeo, y autora de la novela Lazos de humo. Tras ejercer en la Agencia EFE y Diario de Sevilla, trabajó en Noche sin Tregua, late-nigth presentado por Dani Mateo en Paramount Comedy Channel y fue redactora y presentadora de El Público Lee, programa sobre literatura de Canal Sur2 TV, conducido por Jesús Vigorra. Desde 2006 es Diplomada en Estudios Avanzados (DEA) en Literatura y Comunicación. La puedes seguir en www.periodista-freelance.com

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 498

Se buscan políticos que traigan a los refugiados

Ya sabemos lo fácil que es sacar a 160.000 personas a la calle. Este es un país con una sociedad civil hiper-movilizada. Que reclama no sólo lo que toca a su bolsillo (sueldos, empleos, viviendas dignos, pensiones garantizadas), sino también derechos colectivos. E ideales abstractos. Por eso, que Barcelona fuera el sábado escenario de la mayor movilización de Europa a favor de la acogida de refugiados no es noticia. O sólo efímera. Casi exclusivamente gráfica. Porque sí, la marea humana desde la cabecera que llegó al Paseo Marítimo cuando aún muchos no habían salido de Plaza Urquinaona era vistosa. Pero ya está. 

En 48, 72 horas la voraz actualidad ha deglutido la iniciativa de Casa Nostra, casa vostra y la digestión no ha dejado más que un fino poso mediático y político. La Generalitat de Cataluña ya ha declarado, por boca de su consejera de Presidencia y portavoz del gobierno, Neus Munté (que estuvo en la marcha), que no acogerán refugiados sin permiso del Estado, que en este tema no habrá “desobediencia”. El Ejecutivo español -si es que Rajoy, como anhelaba Évole, vio la protesta entre zapping futbolísticos-, debió limitarse a pensar que es una rabieta más de los protestones catalanes. Entre ellos la alcaldesa Ada Colau con su amplio CV manifestante. Y listo.

Seguir leyendo »

La literatura ‘menos rentable’ logra las ventas más estables 

Nuestra búsqueda de superlibros en la selva de superventas nos hace recalar en la librería La Fuga (C/Conde de Torrejón, 4, Sevilla) que Luis Gallego creó en 2004 “como autoempleo y herramienta al servicio de colectivos sociales y artísticos”. En doce años, La Fuga se ha convertido en referente de ensayo político. “Siempre ofrecimos, poesía, cómics y narrativa, pero hemos montado “El SofáCama de la Fuga” para divulgarlo pues la gente nos vincula al ensayo por la concepción política de la librería como instrumento para transformar la realidad”.

Gallego elige los fondos y sus lecturas personales buscando “los textos para entender el mundo” y recomienda, El apoyo mutuo de Piotr Kropotkin, obra de 1902 editada en 2016 por Pepitas de Calabaza, que ofrece un paradigma de la evolución disitnto a la selección darwinista, y cuestiona la justificación biológica del capitalismo; los relatos 10 ingobernables, de June Fernández (Libros del K.O.); El libro de los abrazos de Eduardo Galeano (Siglo XXI) y La Mosca del dramaturgo polaco Mrozek (Acantilado), “relatos de un humor muy particular”.

Seguir leyendo »

Los pactos PPSOE y de la oposición olvidan a los refugiados

La que llamamos "crisis humanitaria de los refugiados" discurre soterrada, aflorando puntualmente, como el Guadiana. El cadáver del niño Samuel en Barbate nos remite a Aylan; la muerte de un veinteañero en la tienda de campaña donde combatía con fuego el frío de la nieve en Lesbos nos estampa en la cara que los 60.000 atrapados en Grecia siguen en condiciones inhumanas. Como tantos en las fronteras europeas de Macedonia, Serbia, Hungría y en los países limítrofes a Irak y Siria.

El Gobierno de España se comprometió, en septiembre de 2015, ante la Unión Europea a acoger, del total de 160.000 en todo el continente, a 17.680. Unos 16.231 serían reubicados procedentes de países europeos como Grecia e Italia y 1.449 reasentados, de extracomunicarios como Turquía, Jordania, Líbano.

Seguir leyendo »

Sumisión o victoria

La gente no sale en masa a la calle a reclamar sus derechos. Ni a oponerse a que los pisoteen. No se revuelve contra el timo de que suban la luz en plena ola de frío. Menos clama contra la ignominia de dejar morir, en el mar o en campamentos nevados, a los refugiados que no refugiamos. Con gran esfuerzo de los convocantes se logran protestas contra los recortes en sanidad y educación. Pero sin la concurrencia que merecería el empeoramiento en la atención sanitaria y la enseñanza. ¿Qué nos pasa?

El caso del exdecano de la Facultad de Educación de Sevilla, Santiago Romero,   condenado a seis años y nueve meses de cárcel e indemnización de 110.000 euros, por acoso sexual a dos profesoras y una becaria de investigación entre 2006 y 2010, puede arrojar luz. Porque siendo ignominioso en sí es, además, indicador de un grave problema sistémico en España: hay una asignatura trasversal que se nos imparte desde niños y que ha sobrevivido a los cambios de planes y currículos. Es la sumisión.

Seguir leyendo »

A dieta contra el empacho "social media"

El 1 de enero ha entrado en vigor la Ley francesa del derecho a la desconexión digital del trabajador. También en España, cierto desenganche, ciudadano y de políticos sería un buen propósito para 2017. En vez de apuntarse al gimnasio, atajar la "infobesidad". Tratamiento de choque al empacho de redes sociales que ha dejado en nada el de polvorones.

Los pitidos, vibraciones, brillos en los bolsillos abruman de forma, cada vez, más general. Si cada cual no tuviera bastante con los grupos del trabajo, familiares, amigos, del cole de los hijos, los políticos nos bombardean. Trasladan sus rifirrafes de las tribunas del Congreso, parlamentos regionales y ayuntamientos a nuestros teléfonos. Y hasta dirimen en ellos las diferencias de sus corrientes internas. A veces se dan cuenta de sus excesos y hacen propósito de enmienda. Pero en vez de refrenarse, en consecuencia, nos dan la buena nueva por Twitter o Facebook. 

Seguir leyendo »

Recomiéndenme un libro emocionante

"Las radios apostaron por música facilona, las editoriales por productos accesibles, los museos por hacer imanes para la nevera", escribe Braulio Ortiz Poole en La fórmula Miralbes (Caballo de Troya) que retrata cómo una novelista experimental vende su alma al mercado para triunfar. Nuestra "Búsqueda de great books versus bestsellers" tenía que contar con el autor de poemarios como Hombre sin descendencia que confiesa que escribió su última novela "preocupado al comprobar, por mi tarea de periodista cultural en Diario de Sevilla, cómo el criterio mercantilista se ha impuesto a la calidad literaria. ¡Tantas novedades son novelas de presentadores de TV y poemarios de cantantes para adolescentes!".

"Lo que se ve en el escaparate es desalentador", dice, "sin embargo no debemos caer en la desesperanza porque hay editoriales magníficas que editan obras buenísimas". Destaca "libros confesionales" como El amor del revés de Luisgé Martín, "sobre el estigma de ser diferente, temer ser un monstruo y la aceptación de la homosexualidad"; La lección de anatomía de Marta Sanz, "acerca del rol social de la mujer", y "obras de duelo" como Nada se opone a la noche, de Delphine De Vigan "sobre la huella de la locura de su madre muerta y el afán por seguir a flote"; El olvido que seremos de Héctor Abad Faciolince, "sin rencor sobre el asesinato de su padre" y Lo que no tiene nombre de Piedad Boned, "dedicada a su hijo, en precario equilibrio mental, hasta el suicidio".

Seguir leyendo »

Congreso Comedy Channel

Los parlamentarios españoles se acaban de revelar estrellas del Club de la Comedia. Al recoger los premios de la Asociación de Periodistas Parlamentarios, en el ambiente desinhibido de cena de empresa navideña, ante el micro, han cambiado la gresca por el humor. La mayor revelación ha sido la presidenta del Congreso, Ana Pastor, imitándose a sí misma mandando a callar al “Señor Rufián”, cómplice con Errejón por su adicción al Twitter y con su chiste: “ Yo sí que quiero pasar a mejor vida y ser senadora o eurodiputada”, recibido con risas, aplausos y vítores de periodistas y políticos.

¡Qué tiemblen Dani Rovira y Andreu Buenafuente! La puerta giratoria con la que sueñan los diputados de la XII legislatura no lleva al Consejo de Administración de una eléctrica. 

Seguir leyendo »

Separémonos todos en la lucha final

Unidos Podemos y el PSOE están decididos a no entenderse, ni en España ni en Andalucía, donde se dan el PSOE más conservador con el Podemos más anti capitalista

El PSOE, tras apoyar, con Ciudadanos, la investidura del Gobierno de Rajoy, acaba de pactar con el PP una subida del 8% del salario mínimo de los 655€/mes hasta los 707,6. Subida, sí, pero menor que la de la proposición no de ley aprobada por el Congreso a iniciativa de Unidos Podemos a final de noviembre, con el aplauso de los sindicatos, y que era de 800€/mes el 1 de enero de 2018 y 950 en 2020. 

Seguir leyendo »

"Estoy apocalíptico: gana Trump, neofascismo en Europa y la izquierda española con su atomización cómica"

Luisgé Martín, escritor y director de la revista Eñe, publica El amor del revés , libro confesional sobre su evolución, inversamente kafkiana, "de cucaracha a ser humano". Y se lanza alentado por la poética de Michel Leiris, La literatura considerada como una tauromaquia, según la cual "para lograr la plenitud vital literaria, el escritor debe comportarse como el torero ante el toro: arriesgando su vida, exponiéndose a la cornada, corriendo el riesgo de que el lector encuentre en él lo vergonzoso o lo infame. Lo verdaderamente humano" (p.215). "Mira que soy antitaurino" -comenta Martín (Madrid, 1962), autor además del libro de viaje Donde el silencio y la colección de cartas Amante del sexo busca pareja morbosa- "pero me parece una imagen muy bonita la de correr el riesgo de exponerte ante ti mismo, sabiendo que la faena será en plaza pública y que lo que das ahí no es sólo un aderezo, sino que eres tú". 

¿Por qué esta no ficción en la que cuenta hechos que ya inspiraron Los oscuros o La muerte de Tadzio? ¿Ha disfrutado más apegado a la realidad o recreándola?

Seguir leyendo »

Una asociación andaluza alquila pisos para refugiados del campo de Ritsona

Mientras menos de 5.000 refugiados han sido reubicados por la Unión Europea un año después de su compromiso de alojar a 160.000, una iniciativa ciudadana española, Solidaridad con Ritsona, acomoda, en pisos dignos, de Grecia, a familias del campo de refugiados situado a una hora de Atenas, 20 minutos de Chalkida.

Claudia Montemuiño, licenciada en Derecho de Algeciras y Angelina Delgado,  onubense, bibliotecaria y técnica de Cultura en Camas (Sevilla) son presidenta y vicepresidenta de esta asociación constituida en Andalucía pero con cuatro cooperantes de otras autonomías. Su nexo, haber sido voluntarias en Ritsona desde la creación, en marzo, de ese campo con 700 alojados, el 40% menores -según ACNUR-, que han sufrido hasta 50 grados en verano y ahora padecen el frío y la lluvia otoñales.

Seguir leyendo »