eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Víctor Lapuente Giné

Soy doctor en Ciencias Políticas por la Universidad de Oxford. En la actualidad, enseño e investigo en el Instituto de Calidad de Gobierno de la Universidad de Gotemburgo. Mis intereses principales son el análisis de políticas públicas, el funcionamiento de las administraciones desde un punto de vista comparado y las causas y consecuencias de la corrupción.

  • Reacciones a sus artículos en eldiario.es: 421

Primavera económica, otoño del bienestar

La primavera ha llegado. La economía española se está recuperando. El proyecto de presupuestos presentado por el Gobierno es celebrado. Pero muchos españoles no se sienten partícipes de esta primavera económica. Sienten que alguien les ha robado el mes de abril. ¿Tienen razón? ¿O simplemente deben tener un poco de paciencia y esperar a que la marea del crecimiento nos empuje a todos hacia arriba?

Para responderlo, tomemos cuatro fotografías de la sociedad española y de nuestro estado de bienestar a partir de datos de la OCDE:

Seguir leyendo »

¿Por qué es tan difícil pactar en España?

Ya que nuestros políticos (viejos o nuevos) se comportan como Caín y Abel, se me pasó por la cabeza que nuestros antepasados quizás habían cometido un pecado original. Por el cual fueron expulsados del paraíso y sus descendientes condenados a pelearse fratricidamente. Mientras, en otros países, la política es mucho más consensual. En manos de Abel y Abel. Y lo cierto es que, tras investigar un poco, sí he encontrado un relativo pecado original cometido por nuestros predecesores. Un pecado que explica parte (lo subrayo para remarcar que no lo explica todo) de nuestra forma tan ibérica de entender la política como confrontación, como un juego de suma cero y no de suma positiva. Hay otros factores, como  este que intenté desarrollar la semana pasada. Pero aquí me voy a centrar en el peso de la historia; un legado que no determina nuestro futuro, pero que nos influye y que, por ello, debemos tener en cuenta.

Irónicamente, nuestro pecado original tiene que ver con que nos rebelamos contra Dios. O, para ser más precisos, contra la Iglesia Católica. En el siglo XIX los españoles, como otros países fuertemente católicos, iniciamos lo que Stathis Kalyvas llama “ el ataque liberal contra la iglesia”. El objetivo de los liberales era arrebatar el control que la Iglesia ejercía sobre la educación, la familia y diversos asuntos sociales y dárselo al Estado. La respuesta fue la movilización de los más religiosos en partidos conservadores. Así, el anticlericalismo se convirtió en un pegamento fácil para unir a movimientos de izquierdas que, desde el anarquismo a las izquierdas republicanas, tenía más bien poco en común. Y, a su vez, el clericalismo sirvió para unir a las derechas más variopintas, de los carlistas del XIX a la CEDA.

Seguir leyendo »

¿Sois las mujeres menos corruptas?

Ayer fue el Día de la Mujer y es una buena oportunidad para abordar uno de los temas candentes en los estudios de corrupción: ¿son las mujeres menos corruptas que los hombres? La respuesta sencilla es que sí, pero la relación entre género y corrupción tiene muchos matices: ¿se da en todos los países y contextos políticos? Y, si es así, ¿por qué? ¿Sois menos egoístas? ¿Tenéis más auto-control? ¿O simplemente no tenéis las mismas oportunidades y no se os invita a los clubs de amigachos que se reparten el pastel?

En este artículo, intentaré resumir qué sabemos de la relación entre mujeres y corrupción. Me baso en la evidencia más reciente que conozco – que no es la única, pues son varias las disciplinas en ciencias sociales (y las corrientes metodológicas) que se han interesado por esta relación –. En particular, me centraré en cuatro hallazgos interesantes. Hay muchos más (por ejemplo, sobre los efectos desiguales que la corrupción tiene sobre los hombres y las mujeres), pero los dejaremos para otra ocasión.

Seguir leyendo »

Que ayuden ellos

Ana Pastor escribía una interesante columna en El Periódico sobre el mal trato a los refugiados en países europeos modélicos. Mostraba lo que la periodista Berta G. de Vega acertadamente llamaba en Twitter “la cara B de la referencia danesa”, como la confiscación de los bienes de los refugiados que excedan los 1.340 euros. El artículo destacaba también las bochornosas medidas tomadas en Suecia, Holanda y Finlandia, que han anunciado deportaciones masivas de solicitantes de asilo. Iba acompañado de una foto de niños refugiados sirios durmiendo en la nevada intemperie, esperando a que sus familias fueran atendidas en una oficina de inmigración en las afueras de Estocolmo. Y concluía con la reflexión del eurodiputado de Iniciativa per Catalunya-Verds, Ernest Urtasun: “Si la Unión Europea quisiera entrar ahora en la Unión Europea no la dejaríamos”.

De forma parecida, para el director adjunto de El Periódico Albert Sáez, “ la crisis de los refugiados ha hecho añicos el espejo nórdico”. Las que veíamos como democracias “justas, eficientes y tolerantes”, hoy “cierran fronteras, requisan, deportan”. En eldiario.es, Michala Bendixen denunciaba la “ actitud egoísta de Dinamarca” y Ruth Toledano era aún más contundente: “Dinamarca (¡Dinamarca!), Suiza y Alemania desvalijando víctimas”, como resultado de que “las ultraderechas y las xenofobias han hecho su reaparición, alimentadas por la trampa de las políticas de austeridad”.

Seguir leyendo »

Corrupción y elecciones

Este artículo es el cuarto de la serie conjunta sobre el 20D con nuestros amigos de Politikon. Hoy escribimos a la par que Elena Costas, quien revisará las propuestas contra la corrupción de los partidos a la vez que aquí se hace un diagnóstico de la naturaleza de la corrupción en España. Seguimos también en las redes (#20DPolitikonPdP).

Para atajar la corrupción, ¿a quién debes votar el domingo? Es una pregunta complicada, pero el análisis de las propuestas anti-corrupción de los programas de los partidos que hace Elena Costas te puede ayudar. Aquí nos vamos a centrar en calibrar el problema de la corrupción en España, desmontando unos estereotipos entorno a nuestra corrupción:

Seguir leyendo »

Los Diez Mandamientos de un Debate Electoral

Los debates políticos son un ejercicio sano para la democracia. Pero, como todo ejercicio, debe seguir unas pautas para evitar que, en el afán de buscar resultados milagrosos, acabemos haciéndonos más daño que beneficio. Me temo que algo así está sucediendo con los debates en España. 

Para que los debates sean constructivos, debemos seguir unas normas. Basándome en la experiencia de otras democracias, he elaborado la siguiente lista de consejos, o mandamientos, sobre cómo hacer debates electorales. Espero que genere un cierto debate sobre nuestros debates: 

Seguir leyendo »

La política del fango

Cuando desperté, Donald Trump todavía estaba allí. Lanzando exabruptos incendiarios, Trump seguía liderando las encuestas para ganar la nominación republicana. Y tiene serias opciones de hacerse con la victoria en las decisivas primarias de New Hampshire, que son el Ohio o, mejor dicho, el Aragón, de los republicanos, pues quien gana en New Hampshire, con un electorado relativamente moderado, tiene muchos números de alzarse con la candidatura republicana en las presidenciales americanas del próximo año. Todos los analistas que llevan meses prediciendo la caída de Trump parece que lo han minusvalorado.

¿Cómo es posible que tantos votantes republicanos, incluidos los moderados, voten a un candidato con diagnósticos tan insensatos como que “ cuando México envía su gente, no envían a los mejores; envían a la gente que tiene muchos problemas, y traen esos problemas...drogas…crimen…violadores”?  ¿Cómo es posible que voten a un candidato que presenta propuestas tan insensatas como construir una muralla impenetrable en la frontera mexicana – eso sí, con una “ gran y bonita puerta” para quienes tengan los papeles en regla – y asegurar que México va a pagarla? ¿Cómo es posible que voten a un candidato con cambios de opinión tan insensatos como decir, en relación al aborto, que es “muy pro-choice” y en otra ocasión que “ soy pro-life”? 

Seguir leyendo »

Los costes de la corrupción

No sabemos cuánto nos cuesta la corrupción. Algunos académicos lo cifran en un 1% del PIB, es decir en unos 10.000 millones para el caso de España, mientras la Comisión Europea entiende que son unos  120.000 millones para el conjunto de la Unión. Pero investigaciones recientes, siguiendo metodologías muy distintas y estudiando casos muy heterogéneos, apuntan a que los costes reales de la corrupción pueden ser mucho más grandes. La corrupción se está convirtiendo en una de las amenazas más serias a la convivencia en todo el planeta. De los países más desarrollos a los más pobres.

Durante los últimos años hemos perfeccionado la forma de medir la corrupción en las democracias avanzadas. Nuestro principal escollo ha sido, y sigue siendo, la necesidad de confiar en medidas de corrupción basadas en percepciones subjetivas o “blandas”. Por una parte, es natural, porque no nos podemos fiar de los indicadores objetivos o “duros”. Por ejemplo, un aumento de los casos “objetivos” de corrupción en un país ¿indica que la corrupción ha ido en ascenso o que, por el contrario, ahora por fin estamos de verdad luchando contra ella?

Seguir leyendo »

El victimismo socialdemócrata

Ignacio Paredero escribía un interesante artículo en Infolibre sobre la socialdemocracia ( La socialdemocracia, ¿cómplice o adversaria?), con dos partes muy diferenciadas. La primera es una descripción magistral y concisa del error cometido por la socialdemocracia al apostar sin apenas críticas internas por el euro (aunque hubo excepciones), cuyas instituciones presentan unos fallos estructurales que Paredero disecciona lúcidamente. Por si fuera poco, Paredero escribe muy bien y esta primera parte está llena de metáforas evocadoras y bien traídas. En la segunda parte, sin embargo, se agria hasta el estilo y la lírica es reemplazada por lugares comunes sobre la derrota de la socialdemocracia. Está bien, no soy objetivo, porque esta es la parte en la que critica mi artículo “ Socialdemocracia, las crisis le sientan muy bien”.

Quizás por ello mi hipótesis es que el artículo de Paredero está escrito por dos autores distintos. La primera parte la escribió Paredero Jekyll mientras la segunda es obra de Paredero Hyde. Los dos son analistas de la socialdemocracia, pero usan prismas opuestos. Paredero Jekyll se apoya en datos, estudios académicos, con argumentos sutiles y contra-intuitivos; y dejando al lector a dos pasos de una propuesta política concreta al complejo problema sobre la mesa. Chapeau.

Seguir leyendo »

Lo que todo el mundo necesita saber de Grecia

No, no lo encontrarás en este post. Pero sí te diré dónde puedes leer lo que todo el mundo necesita saber de Grecia: en este didáctico  libro de Stathis Kalyvas, catedrático de ciencias políticas en Yale. Kalyvas explora las corrientes de fondo que nadan por debajo de las sucesivas crisis y periodos de expansión que Grecia ha experimentado desde su independencia (1832).

Para entender lo que está ocurriendo hoy día en Grecia, es imprescindible conocer la historia moderna de Grecia: cómo emerge como estado independiente de las entrañas el Imperio Otomano tras una épica guerra ; cómo después muy rápidamente adopta dos inventos muy occidentales: la democracia y la reforma agraria; cómo vive auge de los estados-nación en los Balcanes y el baile de fronteras que desembocarán en la Primer Guerra Mundial; cómo sucumbe luego al proto-fascismo local, al fascismo italiano y al nazismo alemán, para desangrarse en una larga y cruenta guerra civil; cómo se produce el “milagro económico griego” de la postguerra gracias al Plan Marshall, pero también al esfuerzo y la iniciativa de los griegos; cómo la dictadura da paso a una democracia que acerca a Grecia a la Europa Occidental, pero que siembra la semilla de una fuerte politización y apropiación del estado por grupos de interés muy organizados y que han sido capaces de capturar rentas.

Seguir leyendo »