eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Vacaciones en familia: viajar con animales

En una época en la que se disparan los abandonos de animales de compañía, recordamos las crecientes opciones para disfrutar de unas vacaciones con toda la familia

- PUBLICIDAD -
Una perra disfrutando de la playa (foto cedida a El caballo de Nietzsche)

Mi perra disfrutando de un día de playa. Foto: Paula González Carracedo

Cada vez son más las personas que deciden adoptar o rescatar a un animal para que sea uno más de la familia y compartir una vida en común. Son muchos los preparativos que hay que hacer antes de decidir adoptar un conejo, un perro, un loro, un gato o cualquier otro animal que pueda convivir con humanos. Saber qué rutinas tenemos, implicar a todos los miembros de la familia en el cuidado del animal nuevo que llega; en caso de ser primerizos en una especie denominada ‘exótica’ (hablamos siempre de animales rescatados) saber cuáles son los cuidados especiales que requiere ese animal para poder instalarse en nuestra casa y que lo sienta también como su hogar.

Tras meses de alegría y de adaptación a la nueva situación, llegan los meses de verano y, con el relax estival, en muchas ocasiones, los abandonos. Las cifras se mantienen: unos 150.000 animales abandonados al año en España. Sin embargo, también aumentan los casos de familias que entienden que la decisión de adoptar es para toda la vida y que es un compromiso sagrado que se pacta para siempre con otro individuo. En ese caso, puede que con el verano comiencen los agobios para encontrar planes compatibles con todos los miembros de nuestra familia, para dar con las vacaciones "amigas de los animales".

Internet está plagado de guías para viajar con tu perro o con tu gato, aunque lo que se suele recomendar para los gatos es que se queden en su casa habitual. En ese caso, iniciativas como Animal Care, impulsada por gente comprometida con los animales, ofrecen servicio de guardería a domicilio para cuidar de los tuyos. Una opción de este tipo es muy beneficiosa para aquellos animales que no se adaptan bien a los cambios. Si no tenemos a nadie de confianza para que cuide de ellos, puede ser una opción menos problemática que una residencia canina o felina, donde a veces los animales no tienen un trato familiar.

Conscientes de la creciente demanda de este tipo de vacaciones, los hoteleros han incrementado la oferta y crecen las opciones de visitar establecimientos con animales como lo que son, parte de nuestra familia, sobre todo en el caso de pequeñas casas rurales y hostales especialmente amigables. Por ejemplo, en Madrid tuvimos una experiencia muy positiva en el hotel rural vegetariano La Fuente del Gato, donde mi perra fue muy bien atendida. Sucede lo mismo en sitios cuyo compromiso con los animales es total, como el  Caserío da C astiñeira en Galicia, o el hotel  Villa Vegana en Mallorca. En estos tres maravillosos alojamientos, los animales no solo son bienvenidos, sino que, además, no son parte del menú.

Otros muchos destinos son también accesibles a los animales que conviven con nosotros, y el criterio de selección suele estar incluido en las páginas de búsqueda de alojamientos. Siempre es mejor preguntar directamente antes de ir, para confirmar que no haya ninguna restricción en la 'letra pequeña'.

También hay guías específicas, por ejemplo la de Micaela de la Maza y su perro Colega, más conocido como Sr. Perro. Si el destino elegido es Barcelona, nos vendrá muy bien la guía de establecimientos amigos de los animales editada por la Fundación Altarriba. Y si queremos un camping,  esta guía contiene casi mil por toda España en los que son admitidos. 

Recomendaciones para viajar con ellos

Lo más recomendable es acostumbrarles a viajar tanto en coche como, si lo precisan, dentro del transportín. Con refuerzos positivos, invitándoles al juego y haciendo que entiendan que tanto el coche como el transportín son espacios seguros para ellos, conseguiremos grandes resultados. Dependiendo de la especie, si no llevan bien viajar es mejor consultar con etólogos o educadores para que nos puedan echar una mano en la tarea. Se trata de que las vacaciones sean un periodo de relax para todos, no solo para nosotros.

En el coche viajarán con el arnés de seguridad y a salvo de objetos bajo los que puedan quedar sepultados. Una rejilla que separe espacios puede ser una buena opción. Si optáis por este medio de transporte, en  esta web podéis consultar las áreas caninas de descanso ubicadas en algunas gasolineras y estaciones de servicio.

Hacer su maleta también es algo positivo que podemos aprovechar como un juego: su manta favorita, sus juguetes, su comedero... el proceso previo al viaje puede ayudar a que se aclimate mucho mejor durante el trayecto y después al sitio elegido, ya sea un hotel, un camping o un apartamento. Un kit de primeros auxilios, con sus medicamentos, si toma alguno, los teléfonos de urgencias de los veterinarios más cercanos a nuestro destino y su cartilla sanitaria, se suma a la lista imprescindible para viajar con ellos de forma segura.

¿Y cuando no son perros ni gatos?

Hablamos con Tere Rodriguez, presidenta de la APAEC (Asociación Protectora de Animales Exóticos de Catalunya) quien nos insta a aplicar siempre el sentido común cuando de viajar se trata. "Los animales que son de difícil transporte, como pueden ser los peces, los reptiles o algunas aves de gran porte, es recomendable dejarlos al cuidado de algún experto en la especie, siempre investigando antes quién es y cómo hace las guarderías a nivel higiosanitario".

Tere Rodríguez nos aconseja también sobre el transporte específico de otros animales: "en el caso de los pequeños mamíferos o aves más transportables deberemos evitar siempre las situaciones de estrés y los golpes de calor. Mantenerlos frescos y tranquilos en el lugar de vacaciones y transportarlos en contenedores bien ventilados y guarecidos de excesivos estímulos visuales".

Otra de las recomendaciones imprescindibles es viajar siempre con la documentación en regla y asegurarnos de que nuestros animales llevan el chip, y de que los datos asociados a él están actualizados. Rodriguez nos recuerda que es fundamental por si el animal se perdiera o en caso de que nos parase la policía, para que podamos localizarlo o acreditar la pertenencia de ese animal a nuestra familia.

Vacaciones inolvidables

Para los más perrunos se multiplican las opciones, desde paseos al amanecer por las  playas permitidas hasta visitar el primer parque acuático para perros de España. Este resort canino se encuentra en Catalunya, cerca de Granollers.  Can Jané incluye piscinas, juguetes gigantes, pruebas divertidas y todo lo que tu perro puede soñar para pasar un día inolvidable.

Aunque crece la oferta, aún nos falta mucho para llegar a las mismas condiciones que otros países europeos en cuanto a opciones para vijar cómodamente con toda nuestra familia. Por eso, el pasado mes de julio PACMA convocó  concentraciones en localidades costeras para reclamar que las playas sean accesibles también para los animales que nos acompañan.

Hay muchos planes para que puedas elegir entre lo que más te apetezca y más se ajuste a las necesidades de tu familia. Si algo nos enseñan los animales es a disfrutar con muy poco: un chapoteo en un río, unas carreras al salir al parque o unos mimos en el sofá son la mejor medicina para soltar el estrés acumulado y recargar pilas, que de eso se trata en vacaciones.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha