eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

La cría particular y la compra caprichosa alimentan el abandono de animales

El número de animales recogidos por las protectoras ha crecido un 15% entre 2006 y 2014, según un informe del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente

Las medidas propuestas para reducir el abandono coinciden con las que defiende la Federación de Asociaciones de Protección Animal de la Comunidad de Madrid (FAPAM), que ha tenido acceso a las conclusiones de ese informe dentro del grupo de trabajo creado para evaluar la situación y definir posibles medidas

FAPAM cifra en unos 400 los perros abandonados al día en España, y pide por ello una mayor concienciación sobre la esterilización y la adopción

- PUBLICIDAD -
Timberland es uno de los muchos animales que espera una oportunidad en el CIAAM de Madrid. Foto: FAPAM

Timberland es uno de los muchos animales que espera una oportunidad en el CIAAM de Madrid. Foto: FAPAM

Cientos de animales son abandonados cada día en España, y buena parte de ellos proceden de la compra caprichosa y de la cría por parte de particulares, unas veces de forma intencionada (para regalarlos, venderlos, usarlos con alguna finalidad o simplemente por el deseo de tener cachorritos sin tener claro qué hacer después con ellos) y otras indeseada por la falta de esterilización y de control. Esa realidad, que las protectoras denuncian desde hace años, ha quedado constatada en un informe encargado por el Gobierno para evaluar la situación y estudiar posibles medidas.

Se trata de un informe que encargó el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente y cuyas conclusiones han sido dadas a conocer a los participantes en el grupo de trabajo que lleva funcionando un año para generar guías de buenas prácticas consensuadas entre las partes implicadas en el sector de animales considerados de compañía. Sus conclusiones son la base para diagnosticar el problema del abandono y del maltrato, medir su magnitud y analizar las fórmulas para resolverlos.

Como parte de ese grupo de trabajo, la Federación de Asociaciones de Protección Animal de la Comunidad de Madrid ( FAPAM) celebra que ese informe demuestre lo que lleva tiempo diciendo a las administraciones: que la cría por parte de particulares que regalan, venden o explotan a esos animales mientras son 'útiles', y la compra de forma compulsiva, “caprichosa”, es uno de los mayores focos de origen del drama que viven esos animales en España.

Según informó FAPAM, el informe analiza algunos estudios previos y cuantifica el abandono en función de los animales recogidos por las protectoras, que crecieron en torno a un 15% entre 2006 y 2014, con un incremento muy acusado los dos primeros años y un leve descenso interanual desde 2008. Los picos de esa recogida se dan sobre todo en primavera y otoño por la cría de animales callejeros. Durante ese periodo se registró también un aumento del número de casos de maltrato, lo que coincide con los datos del Seprona, y se ha incrementado la actividad policial y judicial en esos casos. Los procedimeintos judiciales abiertos por maltrato pasaron de 108 en el año 2008 a 681 en 2014, y las sentencias condenatorias, de 11 a 62.

FAPAM cifra en unos 400 los perros abandonados al día en España, un dato “vergonzante” que nos sitúa a la cabeza del abandono en Europa. Su presidenta, Matilde Cubillo, pide evitar la compra "caprichosa" y la cría incontrolada de animales como si fueran “juguetes”. “ Estamos en fechas de recordar que sumar un perro o un gato a la familia debe ser una decisión meditada y en la que todos los miembros deben estar de acuerdo. A la hora de hacerlo es clave considerar la adopción, ya que los albergues y perreras municipales están repletos de animales que un día no muy lejano  fueron los regalos de navidad de familias irresponsables”, recuerda. Los datos de ese informe indican que el regalo es la principal forma de adquirir un perro en España, seguido de la adopción y la compra. En el caso de los gatos, la recogida de la calle y la adopción superan también a la compra.

El informe indica que en los dos principales portales de venta por Internet en España publican unos 370.000 anuncios anuales de venta de animales, sobre todo perros, pero también pájaros, peces y gatos, y en el caso de los perros el 80% de esos anuncios corresponde a particulares, según la declaración del propio anunciante.

Las tiendas dedicadas a ello obtienen entre un 10% y un 30% de sus ventas directamente de los animales, y entre el 70% y el 90% de la alimentación y complementos. En total, el sector facturó 848 millones de euros en 2014, un 8% más que el año anterior. De media, mantener a un perro cuesta 817 euros al año, 534 si es un gato y 376 si es otro tipo de animal considerado de compañía.

Según el informe, solo uno de cada tres perros está esterilizado, y las protectoras alertan insistentemente de que cada camada multiplica exponencialmente el número de potenciales nuevos animales y, por tanto, de abandonos. Los principales motivos esgrimidos para no esterilizar a los perros son: que al propietario no le parece natural o no le gusta (34%), que el animal es demasiado joven (26%), que no da problemas (15%), o que quiere tener crías (13%). En el caso de los gatos, están esterilizados tres de cada cuatro, y los motivos de quienes no lo hacen son la falta de problemas (50%), que es demasiado joven (42%) o pura dejadez (17%).

El informe constata también la falta de homogeneidad entre las comunidades autónomas al registrar a los animales de compañía, ya que datos como la raza o el sexo muchas veces no aparecen, y también hay disparidad de criterios al registrar la edad, la esterilización o las vacunaciones. Además, en algunos territorios son las administraciones autonómicas las que gestionan los registros, y en otros son los colegios veterinarios. La falta de un órgano común, dice el informe, genera complicaciones y exceso de burocracia a la hora de establecer un contacto entre registros, por ejemplo cuando un animal se pierde en una comunidad diferente a aquella en la que está registrado.

Reconoce, asímismo, que las bases de datos de esos registros no están actualizadas ni depuradas, y que si los propietarios no informan de la baja el animal permanece como activo, lo cual sobredimensiona el número de registros. De hecho, hay 7,5 millones de perros registrados en solo once comunidades autónomas pero la cifra estimada es de 5,1 millones en todo el territorio nacional. Ocurre lo contrario con los gatos, ya que apenas hay registrados 430.000 pero se estima que hay unos 2,3 millones. El informe alerta sobre la falta de información de los propietarios acerca de sus obligaciones en el registro de animales, lo cual lleva a que no comuniquen las modificaciones de los datos personales o de la situación del animal. También aparecen errores administrativos en el registro por parte de los veterinarios, fundamentalmente por no cumplimentar alguno de los datos necesarios para contactar con el propietario o por no asociar los datos del chip con los personales.

Con todos esos datos sobre la mesa, el informe hace una serie de recomendaciones que, según FAPAM, coinciden en gran medida con las que las asociaciones llevan años proponiendo. Por ejemplo, unificar el sistema de registros en las comunidades autónomas con unos mínimos obligatorios que permita tener una base de datos homogénea. También propiciar un mayor nivel de comunicación entre el Seprona y la Fiscalía, y aprobar una normativa estatal que recoja unas bases de partida para todas las comunidades autónomas. Sugiere la elaboración de un Libro Blanco que sirva para evaluar la situación y facilite la reflexión, y apuesta por potenciar las campañas de concienciación sobre las consecuencias del abandono de animales, la importancia de la esterilización y la responsabilidad de cumplir con las normas sobre el cuidado de los animales.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha