eldiario.es

Síguenos:

Boletines

Boletines

Menú

Al Secretario General del PSOE

¿Hay alguien de verdad ahí?

- PUBLICIDAD -

Estimado desconocido secretario general del PSOE, en el momento de escribirte esta carta no sé todavía cuál de los Tres Tenores eres, pero sí estoy convencido de que da lo mismo, porque sois tal para cual, los tres del PSOE en la modalidad de oposición. Eso significa al menos tres cosas.

En primer lugar, volvéis a prometer cosas que jamás ha hecho el PSOE cuando ha gobernado. Teniendo en cuenta que el PSOE ha batido el récord de permanencia en el Gobierno en este país, ¿quién pensáis que os va a creer? ¿Te pongo algún ejemplo? Vale, la denuncia del Concordato da como risa. En cuanto llegáis al Gobierno, se os olvida la promesa y os ponéis de rodillas. Ídem de lienzo con la confesionalidad del Estado o la enseñanza de Religión en la escuela. Ahora abomináis de la reforma laboral del PP. Claro que sí, amigo, pero ¿qué hicisteis con el mercado laboral desde el Gobierno? Ahora resulta que sois republicanos y hasta federalistas. Por supuesto, en los más de veinte años de Gobierno, ¿cuántas veces habéis hablado de eso? ¿Cuántas consultas le dejasteis hacer a los vascos? Para no mencionar la pretensión surrealista de que se puede apoyar al mismo tiempo a la República y a la monarquía.

Como decía Krahe: “¡Hombre blanco hablar con lengua de serpiente!”. Tanto es así que los tres sólo habláis de ofrecer algo “creíble”. ¿Creíble? ¿No sería más fácil que fuera verdad, simplemente verdad? Algo creíble a mí me suena a que, como no es verdad, hay que hacer que nos lo creamos.

Por otra parte, los tres tenéis la misma sonrojante grandilocuencia. La solemnidad cursi es, por supuesto, el escudo para protegerse de la falta de ideas. Os he oído a los tres rimbombancias a mansalva, todas muy parecidas: “se abrirán las grandes alamedas para que más pronto que tarde”,  “la pasión es lo que nos mueve a los socialistas”, “debemos de quitarnos los complejos, que lo mejor que ha pasado en este país es de la mano del PSOE”, “regeneración”, “puertas abiertas”, etc. Parecían unos juegos florales. La retórica y la demagogia son igual de peligrosas cuando las utiliza Podemos, el PP o vosotros.

Y por último, ¿por qué no salís a la calle? ¿De verdad pensáis que el candente asunto primarias sí, primarias no es lo que nos quita el sueño a los votantes? ¿Os parece que la discusión sobre las bondades o perfidias de la bicefalia y la concentración de poder nos tiene en vilo? Imagino que estas cosas ocurren cuando tenéis en la sala cien personas y ciento cincuenta periodistas. Pues os advierto una cosa: no nos representan. Dicen que la ciudadanía no se siente representada por partidos como el vuestro, pero lo que es indudable es que no se siente representada por la prensa mayoritaria. Lo que les interesa a los periodistas, lamento decíroslo, no es lo que nos interesa a los votantes. Entre las instituciones en crisis, no sólo cuentan los tres poderes: el llamado cuarto poder también sufre una crisis de confianza. Lo que ocurre es que no se habla tanto de ella por una razón fácil de comprender: sale muy poco en los periódicos.

Cuando escribo queda una semanita para que elijan a uno de los tres, pero parece que hay un gran desinterés. ¿Sabes por qué? Porque ninguno dice nada nuevo ni diferente. La pregunta que te quiero hacer, por tanto, es la siguiente: en esa semana, ¿dijiste algo diferente y que sea no sólo “creíble”? O en otras palabras, esta carta ¿se dirige por fin a alguien de verdad o a una vez más a cualquiera de los Tres Tenores procedentes de la guardarropía del partido?

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha