eldiario.es

Menú

José María Mena: "La querella contra el 9-N es un estropicio"

El ex fiscal jefe de Catalunya afirma que la querella planteada por el Fiscal General "no se sostiene de ningún modo"

- PUBLICIDAD -
José María Mena, fiscal del cas Banca Catalana / ENRIC CATALÀ

José María Mena durante una entrevista con CatalunyaPlural.cat / ENRIC CATALÀ

El ex fiscal jefe de Catalunya, José María Mena, considera que la decisión del Fiscal General del Estado, Eduardo Torres-Dulce, avalada por la Junta de Fiscales, de presentar una querella contra el presidente de la Generalitat, Artur Mas, la vicepresidenta del Gobierno catalán, Joana Ortega, y la consellera de Educación, Irene Rigau "es un estropicio". Mena, que junto con el fiscal Carlos Jiménez Villarejo, instruyó la querella contra el ex-presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, por el caso Banca Catalana, considera que las dos querellas son diferentes y no se pueden comparar.

En declaraciones a CatalunyaPlural, José María Mena afirma que la querella planteada por el Fiscal General "no se sostiene de ningún modo". Suscribe la tesis de los fiscales catalanes que entienden que no se puede acusar Artur Mas, de "desobediencia", ya que en el acuerdo del Tribunal Constitucional que suspendía la consulta no se decía nada concreto sobre a quién iba dirigida.

La inclusión del presunto delito de "usurpación de funciones" en el nuevo redactado de la propuesta de querella planteada por Torres-Dulce, está "cogida por los pelos", según Mena. En todo caso, lamenta el cruce de acusaciones sobre las supuestas presiones del Gobierno de la Generalitat sobre los fiscales catalanes y del Gobierno español sobre la Fiscalía General del Estado. Cree que Mas no ha presionado a los fiscales y que entre Mariano Rajoy y Torres-Dulce "no hay más presión que la coincidencia de planteamientos. Ambos quieren parar a Mas".

En todo caso, Mena piensa que la Junta de Fiscales ha aceptado que la querella se tramite para "no decapitar a Torres-Dulce". Ahora se enviará a Catalunya y el problema que se plantea, según Mena, es quien la presenta: "¿Un fiscal jefe de Catalunya, que no está de acuerdo con ella? ¿Un fiscal enviado desde Madrid? ".

Una declaración de Artur Mas ante los fiscales en estas condiciones "no es prudente políticamente", para Mena, que recuerda que cuando él y Jiménez Villarejo interrogaron a Jordi Pujol en el Palau de la Generalitat, se encontraron con su coche con las ruedas pinchadas cuando salieron a la plaza de Sant Jaume. “¿Qué pasaría ahora?", imagina.

El ex fiscal jefe de Catalunya está convencido de que el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya, no admitirá la querella si finalmente se acaba presentando.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha