eldiario.es

Menú

El Govern se niega subir el IRPF al 4% de catalanes que declaran más de 60.000 euros

"Todas las comunidades sufrimos la competencia fiscal desleal de la Comunidad de Madrid", asegura el secretario de Hacienda del Govern

- PUBLICIDAD -
Presentació Pressupostos 2017. Oriol Junqueras

El vicepresident y conseller de Economía, Oriol Junqueras ©SANDRA LÁZARO

Los catalanes que ganan más de 60.000 euros anuales, el 4% de los 3,5 millones de declarantes, seguirán pagando el mismo IRPF. El secretario de Hacienda del Govern, Lluís Salvadó, ha presentado este miércoles un estudio sobre progresividad del sistema fiscal catalán. Entre las actuaciones fiscales futuras del Ejecutivo no figura subir tipos de IRPF a las rentas más altas, pese a que Catalunya mantiene una presión fiscal menor a la media de comunidades autónomas para las rentas superiores a 100.000 euros. "El problema de fondo no se soluciona subiendo tipos marginales. Haciendo esto se aprieta más al contribuyente que cumple", ha aseverado Salvadó.

Hasta nueve autonomías tienen unos tipos de IRPF más altas para las rentas superiores a 100.000 euros. Por contra, las rentas catalanas más bajas –el 35% de contribuyentes declaran menos de 12.000 euros, y el 80% menos de 30.000– sí sufren una presión fiscal dos puntos más alta que la media autonómica. Catalunya es, con diferencia, la comunidad donde pagan más IRPF: en el tramo autonómico de rentas hasta 20.000 euros el tipo asciende al 12%. Entre los 60.000 y 100.000 euros, el tramo catalán se sitúa en la media autonómica o ligeramente por encima de ella.

Salvadó ha cerrado la puerta a una de las principales reclamaciones de los partidos de izquierda, que JxSí ha rechazado siempre votando junto al PP y Ciutadans: subir el IRPF, el impuesto de Sucesiones y Donaciones y Patrimonio. En este sentido, ha explicado que el Govern priorizará la inspección sobre el fraude fiscal. "Aumentaremos la recaudación sin subir tipos", ha pronosticado.

De hecho, Salvadó ha descrito los cambios de los últimos años en Sucesiones –Mas lo eliminó pero la presión de ERC hizo que se recuperase en parte el tributo– como una "historia sin éxito". Ha asegurado que el Govern tripartito (del que ERC formó parte) "se pasó de frenada" con este impuesto, ya que llegó a generar "dramas sociales" sobre contribuyentes que no podían pagarlo. También ha cargado contra la política fiscal de Madrid, que a su juicio se basa en bajar impuestos para atraer a contribuyentes de otros territorios: "Todas las comunidades sufrimos la competencia fiscal desleal de la Comunidad de Madrid".

El Ejecutivo asume como medidas para mejorar la progresividad del sistema fiscal los cambios en el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales incluidos en la ley de acompañamiento de presupuestos, así como revisar los "beneficios fiscales más regresivos" del IRPF y "estudiar la mejora de la equidad" de los impuestos, en especial el de patrimonio. Asimismo, se ha comprometido ha continuar con los gravámenes ambientales implantados en los últimos años –como el impuesto sobre las bebidas azucaradas–, extender herramientas de lucha contra el fraude fiscal y revisar de forma periódica los riesgos y los beneficios fiscales.

La oposición ha salido muy decepcionada con el Ejecutivo, al que ha afeado que se haya limitado a describir la fiscalidad catalana sin proponer cambios que busquen que los ricos paguen más impuestos. La diputada del PSC, Alicia Romero ha lamentado que Salvadó no haya presentado propuestos para ingresar más y aumentar la progresividad. "Las otras comunidades autonómas están a años luz de la creación de impuestos que ha seguido la Generalitat", le ha respondido Salvadó.

Desde Catalunya Sí Que es Pot, Joan Coscubiela ha reclamado que el Govern actúe sobre los 15.000 contribuyentes que más impuesto de Patrimonio declaran. La diputada de la CUP –el partido con el que el Govern quiere aprobar los presupuestos–, Eulàlia Reguant, ha reclamado que el Ejecutivo aumente la recaudación a través de cambios fiscales progresivos del IRPF, Sucesiones y Patrimonio.

"Bajar los impuestos es bueno para las personas y para la administración", le ha pedido al Govern el diputado del PP, Santi Rodríguez. Por su lado, el representante de Ciutadans, Antonio Espinosa, ha pedido a JxSí que introduzca cambios sustanciales en el impuesto a los bienes de lujo que junto a la CUP ha registrado en el Parlament.

Déficit del 1%

También ha comparecido ante el Parlament el secretario de Economía del Govern, Pere Aragonès, que ha explicado que la Generalitat prevé cerrar 2016 con un déficit de alrededor del 1,02%, tres décimas por encima del objetivo impuesto por el ministerio de Hacienda.
Aragonès ha argumentado que es una previsión que puede variar, pero en todo caso el déficit rondará el 1%. Asimismo, ha explicado que habrá gasto no financiado y por tanto no pagado, porque a pesar de que la ejecución presupuestaria de 2016 es mejor que la de 2015, en los meses finales del año se concentran una parte importante de los pagos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha