eldiario.es

Menú

CATALUNYA

Junqueras acepta la auditoría ciudadana de la deuda que reclama la CUP pero rechaza el impago

El vicepresident considera que el anuncio de un impago haría "desaparecer" a los acreedores, algo que Catalunya no se puede permitir por estar en déficit

La CUP defiende la necesidad de estudiar el impacto "social, ambiental y de género" de la deuda y de determinar su origen

- PUBLICIDAD -
La CUP plantea en el Parlament reprobar al fiscal de la Audiencia Nacional

Grupos de la CUP y PP en el Parlament de Catalunya

El conseller de Economía, Oriol Junqueras, ha acercado posturas con la CUP este jueves respecto a uno de los asuntos que más preocupan a los anticapitalistas: la deuda de la Generalitat. En el mes previsto para que Junqueras presente su proyecto presupuestario, el líder de ERC se ha mostrado favorable a una auditoría ciudadana de la deuda tras una interpelación parlamentaria de la CUP, que llevará el asunto al próximo pleno en forma de moción. Junqueras se ha mostrado favorable a hacer "todas las auditorías, del tipo que sean", pero se ha cerrado en banda a un posible impago.

La diputada de la CUP, Eulàlia Reguant, ha realizado la interpelación sobre la deuda de la Generalitat defendiendo la necesidad de que sea estudiado su impacto "social, ambiental y de género" mediante un proceso de auditoría "ciudadana y popular". Según el grupo, la auditoría no puede ser realizada por una consultora externa, ya que esta se centraría en los aspectos técnicos cuando lo importante, en su opinión, son los motivos de la contracción de la deuda. Los anticapitalistas señalan grandes obras y privatizaciones como la línea 9, el canal Segarra-Garrigues o las autopistas como posibles orígenes de esta deuda.

Según Reguant, una auditoría de este tipo deber ser el primer paso para dar voz a la ciudadanía en la decisión de pagarla o no, en el marco del proceso constituyente. La diputada de la CUP ha asegurado que su grupo considera que es una deuda que no se debe pagar por ser unas "cadenas" impuestas por los Estados respecto a las poblaciones.

El vicepresident se ha mostrado favorable a avanzar en esa auditoría como un método para "poner luz", pero ha negado la posibilidad de que acabe en un impago. "Nadie que esté endeuda y en una situación de déficit puede anunciar un impago", ha considerad Junqueras, ya que los acreedores "desaparecerían". Pese a esto, el conseller sí ha aceptado que los efectos de la deuda está siendo "especialmente intensos" para los catalanes y ha reclamado a la CUP comenzar a trabajar en la auditoría ciudadana de la deuda que proponen.

Los anticapitalistas llevarán al Parlament una moción sobre la deuda previsiblemente la semana que viene, una votación que, tras lo manifestado por Junqueras, podría volver a tensionar el grupo de Junts pel Sí. El vicepresidente económico está obligado a buscar el acuerdo de los anticapitalistas después de que la repetición electoral le haya puesto un importante obstáculo a su 'plan B' para sacar adelante las cuentas, que pasaba por buscar la complicidad de CSQEP o PSC.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha