eldiario.es

Menú

Trapero traslada al fiscal que precintar colegios electorales puede comportar "alteraciones de orden público"

El mayor de los Mossos alega que la policía debe aplicar con "proporcionalidad" la orden de la Fiscalía

26 Comentarios

- PUBLICIDAD -
El fiscal vuelve a reunirse con Trapero y otros mandos policiales por el 1-O

El mayor de los Mossos, Josep Lluís Trapero EFE

La partida de ajedrez entre la Fiscalía y los Mossos d'Esquadra a cuenta del operativo para impedir el 1-O ha vivido un nuevo movimiento este miércoles. En una reunión en la Fiscalía Superior de Catalunya, el mayor de los Mossos d'Esquadra, Josep Lluís Trapero, ha trasladado al fiscal que la orden de precintar colegios e impedir el voto el 1-O puede comportar "consecuencias no deseadas", y, en concreto, "alteraciones de orden público".

Trapero ha avisado al fiscal superior de Catalunya, José María Romero de Tejada,  que la policía –tanto los Mossos como la Guardia Civil, la Policía Nacional y las policías locales– debe aplicar sus instrucciones para impedir el referéndum del 1-O ajustándose a los principios de "oportunidad, proporcionalidad y congruencia", ante el riesgo de alteraciones en el orden público.

Así, el mayor muestra su disposición a acatar la última instrucción del fiscal, como los Mossos vienen haciendo con todas las órdenes del ministerio público para impedir el 1-O, pero siempre ajustadas a estos tres principios y a que no haya altercados. 

"El cumplimiento de instrucciones no excluye la responsabilidad profesional de contemplar que aplicarlas puede acarrear consecuencias no deseadas en referencia a la seguridad ciudadana y al más que previsible riesgo de alteraciones del orden público que se puedan derivar", ha trasladado el mayor al fiscal.

En una instrucción inédita en su dureza para impedir el 1-O, el fiscal ordenó a los Mossos precintar los más de 2.000 colegios electorales previstos para el 1-O e impedir el voto, incluso desalojando concentraciones ciudadanas frente a los puntos de votación y evitando que se pueda votar en la calle en un radio de 100 metros del colegio electoral.

Fuentes jurídicas consultadas censuran especialmente este último punto de la instrucción, ya que consideran que una vulneración de este calibre del derecho fundamental a reunirse en la calle debería ordenarla un juez tras realizar un detallado examen de proporcionalidad, y no un fiscal. Recuerdan en este sentido que ya hay una causa judicial abierta en el Tribunal Superior de Justicia de Catalunya (TSJC) por el 1-O.

Desde que  el pasado sábado el fiscal Romero de Tejada ordenara al coronel de la Guardia Civil y número 3 de la Secretaría de Estado de Seguridad, Diego Pérez de los Cobos, se han sucedido las réplicas de Trapero y las respuestas del fiscal.

En una carta este lunes, Trapero alegó la expulsión de los Mossos de la coordinación policial para el 1-O con duras críticas al fiscal general del Estado, José Manuel Maza. A esta carta respondió Romero de Tejada con la orden a los Mossos para que acudieran a las escuelas para identificar a los directores. Y este martes el fiscal dictó la orden definitiva a los Mossos para impedir el 1-O: precintar colegios e impedir el voto.

El contenido del aviso de Trapero al fiscal, a quien el mayor ha entregado una carta, lo ha difundido la propia cuenta de Twitter de los Mossos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha