eldiario.es

Menú

Atento Toledo se mantiene en pie en contra de los despidos

Los trabajadores de la compañía anuncian paros en marzo por los despidos de los meses anteriores, que aseguran son parte de un ERE “oculto”.

Distintas fuerzas políticas han mostrado su apoyo a las denuncias y exigencias de los trabajadores, quienes temen por el despido de hasta sesenta personas en la ciudad.

- PUBLICIDAD -
Atento alcanza un acuerdo con los sindicatos y readmitirá a 179 trabajadores de los 655 despedidos

Después del ERE anunciado en julio, que fue finalmente declarado nulo, los trabajadores de Atento en Toledo no logran encontrar tranquilidad en sus puestos laborales. Tal como señala Julio Fernández, representante sindical de STAS, la compañía ha anunciado que existen entre 55 y 60 puestos de trabajo que ya no son rentables y que se encuentran en negociaciones con Telefónica para evitar despidos. Sin embargo, la última reunión concertada entre los trabajadores y la empresa, para el pasado viernes 20 de febrero, fue cancelada, sin dar más explicaciones.

El “goteo de despidos”, como señala Fernández, se han producido entre diciembre y enero de este año, todos apelando al absentismo laboral. El sindicalista señala que debido a la última reforma laboral, este tipo de despidos son lamentablemente procedentes. Los paros convocados para los días 2, 3 y 4 de marzo son una respuesta ante estos despidos, que se temen sean la antesala de más despidos, sobre todo después del anuncio de los trabajadores que “no salen rentables” a la empresa. Los trabajadores se han concentrado ya en contra de este “ERE encubierto” en Toledo.

Los apoyos políticos se han manifestado desde diversas iniciativas. José García Molina, el recientemente elegido Secretario General de Podemos Castilla-La Mancha, ha señalado que la Junta debe dar explicaciones de los acuerdos que pueda tener con Atento, y ha reforzado también la idea de que las relaciones entre la administración pública y las empresas debe ser legítima, pero también éticas y dignas para los trabajadores.

Desde Izquierda Unida Toledo, Javier Mateo ha señalado que no se puede permitir que los trabajadores de la filial de Telefónica pasen de nuevo por la situación de incertidumbre del verano pasado. Mateo ha señalado a la Junta de Comunidades por su impasividad ante la situación, señalando que es una “irresponsabilidad” del Gobierno regional, ya que la Junta tiene contratos con la empresa y, además, es propietaria de los terrenos en los que se desarrolla la actividad, teniendo así herramientas para “presionar”.

Finalmente, el actual alcalde de Toledo, Emiliano García-Page se reunió también con los trabajadores, y ha señalado que colaborará con la resolución del asunto. Page ha señalado también que la filial se asentó en sus principios en la ciudad para la promoción económica de Toledo, y que están perfectamente capacitados para desarrollar su trabajo. Cabe recordar que el anterior ERE de la empresa afecto al 7% de la plantilla nacional, y afectaba, entre otras, a ciudades como Madrid, Cáceres, Sevilla o Valencia.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha