eldiario.es

Menú

Denuncian a la empresa que se ocupa de las visitas guiadas “El Griego de Toledo” del Museo de Santa Cruz

Los guías, seleccionados y facilitados a la empresa por la UCLM, son alumnos de Licenciatura y Máster de la Facultad de Humanidades; que trabajan como becarios por 400 euros brutos al mes

- PUBLICIDAD -
Museo de Santa Cruz

El sindicato CCOO ha  presentado denuncias ante la Inspección de Trabajo contra la empresa “ A punto Eventos S.L.” por relación laboral encubierta e incumplimientos con la Seguridad Social. Esta empresa es una de las concesionaria de las visitas guiadas a la exposición  El Griego de Toledo del Museo de Santa Cruz de Toledo, las  denominadas “Experiencia Greco”, los hechos denunciados, según exponen, afectan a los becarios que la empresa emplea para la realización las vistas guiadas.

El responsable de la FSC-CCOO de Toledo José Luis Arroyo, ha afirmado que “estas visitas guiadas, Experiencia Greco, son sumamente rentables para A Punto Eventos”, según el sindicato, la empresa cobra 100 euros por cada una de ellas, a lo que se suma el alquiler de auriculares obligatorio dentro de la exposición, “la voracidad y la rapiña de la propietaria de A Punto Eventos parece ser insaciable”, señala el responsable de la FSC-CCOO de Toledo, José Luis Arroyo.

A punto Eventos S.L, tras conseguir el encargo de gestionar las visitas, suscribió un convenio de colaboración con la Universidad de Castilla-La Mancha, mediante el cual la UCLM seleccionó y facilitó a la empresa siete alumnos de máster y licenciatura de la Facultad de Humanidades, con un excelente curriculum. La artífice por parte de la empresa del mencionado convenio fue la propietaria de la sociedad, María Bajo Gálvez según informa el sindicato.

Estos jóvenes fueron seleccionados como becarios por A Punto Eventos S.L, con un salario bruto de 400 euros mensuales y una jornada semanal de 25 horas, con disponibilidad plena durante los siete días de la semana en función de las peticiones de los clientes.

Abusos laborales con los becarios:

Según declaraciónes al diario.es C-LM de una de las afectadas, “tuvieron que realizar un periodo de formación casi autodidacta de 15 días, entre el 1 y el 14 de marzo, comenzaron a actuar como guías al abrirse la exposición de El Greco en el Museo de Santa Cruz”.

El primer conflicto surgió cuando, María Bajo se negó a pagar a los jóvenes becarios el periodo de formación, ofreciéndoles eso si una “propinilla de poco más de 50 euros” tal y como nos expresa una de las becarias.

Según las mismas fuentes, durante los dos meses siguientes, y pese a que la empresa cobra las visitas a tocateja, la propietaria de A Punto Eventos retrasó cuanto puedo los pagos de los salarios a los becarios. La indignación de los jóvenes guías se desbordó cuando comprobaron que A punto Eventos sí les descontaba de sus 400 euros los ocho correspondientes a la retención del 2% del IRPF

Pero durante esos dos meses y medio, A Punto Eventos no había gestionado ni pagado la cuota patronal a la Seguridad Social (35 euros mensuales por cada becario).

Los becarios informaron a la UCLM de la situación, ya que María Bajo les daba siempre excusas para no cotizar la cuota correspondiente a la empresa que incluso pretendió descontársela de sus nóminas a los propios becarios. Solo a partir de la intervención del sindicato y de la propia Universidad, y ante el temor a ser denunciada, procedió a dar de alta fuera de plazo y con carácter retroactivo a los becarios

También denuncian represalias

La denuncia también plantea que a partir de esta situación se adoptaron medidas de represalias contra los becarios que más protestaron:

Uno de ellos fue despedido, CCOO considera el despido improcedente y ha presentado la correspondiente demanda.

A otra becaria que decidió renunciar a su beca se la acusó verbalmente, el mismo día de su renuncia, de apropiarse de un dinero que ella entendió como propina de un cliente especialmente satisfecho con el trato y las explicaciones de la joven durante la visita guiada. A esta aún se le adeudan retribuciones.

En declaraciones a este diario los afectados reconocen el apoyo de la universidad pero reclaman que no se siga confiando en esta empresa de cara al futuro dadas las circunstancias y el trato que han recibido.

Desde CC.OO. califican  la actuación de María Bajo como “misérrima” añaden que  tanto la Fundación El Greco como la UCLM se han equivocado gravemente al confiar en esta empresa.

El diario.es C-LM  ha intentado ponerse en contacto con la empresa para conocer su versión sin que por el momento haya sido posible localizar a ningún responsable 



- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha