eldiario.es

Menú

Page dispuesto a que los sindicatos valoren la enmienda de retribuciones de altos cargos

El presidente regional pedirá al consejero de Hacienda que hable con ellos tras comprobar "que hay gente" a la que "le suscita dudas ese debate"

El líder socialista ha calificado la actitud del PP ante la remodelación del Gobierno autonómico de "exagerada" y les ha recomendado que "se serenen"

- PUBLICIDAD -
FOTO: JCCM

FOTO: JCCM

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, va a plantearle al consejero de Hacienda y Administraciones Públicas, Juan Alfonso Ruiz Molina, que "hable con los sindicatos" sobre la enmienda presentada por PSOE y Podemos que modifica la Ley de Empleo Público, relacionada con las retribuciones de altos cargos nombrados públicamente.

"No tengo ningún problema en que los sindicatos hablen con el consejero", ha señalado García-Page en una entrevista en la Cadena Ser tras comprobar que "hay gente" a la que "le suscita dudas ese debate".

El propio titular de Hacienda y Administraciones Públicas ha negado que esa enmienda se refiera a "sobresueldos" y ha indicado que de lo que trata es de "no perjudicar la carrera profesional de aquellos funcionarios que acceden a un puesto de responsabilidad en la Administración regional".

Al respecto, García-Page ha indicado que en sus conversaciones con los sindicatos hablan "muy habitualmente de lo que supone ser funcionario cuando luego pasan a la administración pública", y ha incidido en que por ello su pretensión es "que no haya privilegios y prejuicios".

García-Page se ha referido también a la reciente incorporación de Podemos al Ejecutivo castellano-manchego, un ofrecimiento que, según ha relatado, tenía como objetivo “superar cualquier tipo de desconfianza y desbloquear los presupuestos regionales”, tras el incumplimiento del acuerdo previsto en materia de presupuestos el pasado mes de abril y la situación de “absoluta incertidumbre” a la que se vio abocada la región desde entonces.

En este sentido, el presidente regional ha reiterado que lo que realmente le importa es que los funcionarios de la región puedan cobrar más sueldo a partir de septiembre, recuperar la tasa de depreciación que hizo con ellos Cospedal, que haya más puestos de trabajo para empleados públicos en educación y en sanidad, o sacar adelante todas las obras de los hospitales que están en marcha. “Me importa sobre todo la gente que más lo necesita, que es por la que estoy en política, por la que me presenté y por la que soy presidente”, ha asegurado.

Por ello, se ha mostrado convencido de que Castilla-La Mancha contará con presupuestos el próximo 31 de agosto, una circunstancia que permitirá “salvar el progreso y la recuperación social de la región”, y que “nadie pueda utilizar a los ciudadanos ni a la gente que peor lo está pasando como rehenes de sus estrategias políticas”.

Por otro lado, el presidente se ha pronunciado sobre la actitud “exagerada” del PP ante la remodelación del Gobierno autonómico, “que no se corresponde con la lógica y la moderación”. A su juicio, han actuado con “rabia e inquina”, y han llegado a hacer un “papel lamentable” en sus ruedas de prensa, motivo por el cual les ha recomendado que “se serenen”, al tiempo que les ha recordado que el pasado mes de abril fueron ellos “quienes votaron en contra del presupuesto más expansivo” conjuntamente a Podemos, “pero cada uno hace el ridículo como puede”, ha añadido.

Finalmente, el jefe del Ejecutivo autonómico ha advertido que se puede estar discutiendo “todo el rato”, pero su responsabilidad como presidente se fundamenta en “sacar adelante el proyecto de cambio y recuperación regional”, y ello pasaba por superar problemas “de enorme desconfianza y crisis” por el incumplimiento del acuerdo en materia presupuestaria. “Yo no saco más conclusiones –ha añadido- pero de esto, de todo lo que ha pasado en estos meses en Castilla-La Mancha y del papel de cada partido político, vamos a hablar largo y tendido en el próximo Debate del Estado de la Región”.

22 proyectos de instalaciones educativas

El presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, ha anunciado la aprobación en bloque de 22 proyectos de instalaciones educativas “que estaban pendientes y en suspenso” el próximo 5 de septiembre, una de las primeras medidas tras la aprobación de los presupuestos regionales, prevista para el próximo 31 de agosto, “y con la que pretendemos evitar los barracones y dignificar el trabajo de los profesores y de la propia Educación, que se vio muy denostada en la pasada legislatura".

García-Page, que se ha comprometido a “predicar con hechos”, ha garantizado este viernes, durante una entrevista concedida a la cadena SER Castilla-La Mancha, que el próximo mes de septiembre “traerá multitud de decisiones en cascada”, en concreto serán “más de una al día”, superando así la treintena. “Decisiones de larguísimo alcance y profundidad” desde el punto de vista de la Educación, la Sanidad, el empleo, la Función Pública y las obras públicas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha