eldiario.es

Menú

La huerta toledana narrada por grandes poetas

"Cuando a Toledo lo declaran patrimonio de la humanidad no solamente son los monumentos, son sus paisajes de los cigarrales y las huertas"

Juan Estanislao Gómez, doctor en historia, tratará la historia de la fuente de riqueza que ha sido el río Tajo a través de todos los géneros literarios

- PUBLICIDAD -
El veto ruso afecta a las hortalizas y frutas andaluzas

El próximo lunes 7 de noviembre, Juan Estanislao Gómez, cofrade mayor honorario del Gremio-Cofradía de Hortelanos y doctor en historia por la Universidad de Castilla La Mancha, dará una conferencia sobre la huerta del Tajo dentro del ciclo de Conferencias Gastronómicas del mes de noviembre. La ponencia que ofrecerá será en el restaurante 'La Fábrica de Harinas' a las 17:30 de la tarde, dirigido a todos los públicos, bajo el titulo  “Frutas y hortalizas de la huerta toledana en la literatura del siglo de oro”.

En una zona tan seca como Toledo, con los climas tan extremos, que pasará en aquellos momentos un río sin contaminar, era un producto fruto de riqueza. Juan Estanislao, para ello ha hecho una recopilación durante el Siglo de Oro, adentrándose en todos los géneros, épico, lírico y dramático de los grandes literatos, tanto toledanos como extranjeros. Poetas que han hablado y han escrito sobre los productos más típicos, como obras de Lope de Vega, Calderón de la Barca, Tirso de Molina, Agustín Moreto o los toledanos Baltasar Elisio de Medinilla o Baldivieso.  Obras en las que se han narrado las virtudes de las huertas toledanas, destacando productos que ahora ni nos suenan, como son los cardos, el almendro, pero sobre todo los productos con fama mundial fueron las berenjenas y los membrillos, por esto Cervantes en el Quijote describe a los toledanos como berenjeneros.

Además, la importancia del membrillo, que según explica Estanislao, hay documentos que dicen que llegaban hasta la India e incluso conservados en azúcar, hasta el Cabo del Mundo.  Así como también el famoso albaricoque de Toledo, con fama por ser hueso dulce,  y que aún hay gente que se sigue acordando. Según cuenta Juan, hace poco estuvo en Segovia y comentado con gente de la zona que él era de Toledo, le respondían “¡A que eres del hueso dulce!”.

Y como consecuencia de la desaparición de huertas, la desaparición de estos productos. Hoy en día, las únicas que quedan son las de antes de llegar a Toledo, las huertas del Rey pero que llevan ya unos años sin fructificar, así como las de Azucaica y la Alberquilla, lo que sería la Vega Alta, porque en la Vega Baja todo ha desaparecido por la urbanización del terreno.

La conferencia tratará el tema de una forma más literaria, una edición muy distinta que intenta recordar y ver la importancia que tienen todos los productos hortelanos. Se trata de una labor de investigación del cofrade mayor honorario del Gremio-Cofradia de Hortelanos, sobre la huerta en citas de grandes literatos que no solo hablaban de la corte o de la eucaristía.

Y en palabras del doctor, “cuando a Toledo le declaran patrimonio de la humanidad no solamente son los monumentos, son sus paisajes de los cigarrales y las huertas, por ello las que quedan hay que conservarlas como oro en paño”.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha