eldiario.es

Menú

El empleo (o su pérdida) como herencia de la legislatura del PP

La candidata para revalidarse como presidenta a la Junta de Comunidades se ha comprometido a que nadie reciba la “herencia que ella se encontró”. Pero, ¿qué herencia deja ella?

El Gobierno regional ha insistido en hablar de empleo siempre en tasas interanuales, pero los números absolutos del INE muestran el descenso innegable de la población activa y el aumento de parados.

- PUBLICIDAD -
Un total de 416 trabajadores fallecieron en accidente laboral hasta septiembre

La herencia socialista ha sido un punto repetido una y otra vez por el Gobierno regional. Los diputados de Castilla-La Mancha, han señalado, cada vez que han podido, que los problemas que presenta la región son producto de la mala gestión de los anteriores gobiernos socialistas. Las medidas de ajuste han sido siempre para el Ejecutivo de María Dolores de Cospedal una medida para enfrentarse a los problemas dejados por sus antecesores y la justificación acababa ahí. El Gobierno se ha auto calificado siempre como “austero”, “riguroso”, “esforzado”.

La herencia no ha podido quedar fuera de la campaña electoral, y María Dolores de Cospedal se comprometió este fin de semana a que ningún presidente de Castilla-La Mancha reciba la “misma herencia” con la que se encontró. Durante un acto electoral en Tomelloso, la candidata señaló que se trata de un propósito “firme” que pretende cumplir y que ha hecho un paralelo entre la herencia socialista con una “hamburguesa de elefante” que han tenido que ir comiéndose “trocito a trocito”.

Nadie en la oposición ha olvidado la promesa electoral de la campaña del Partido Popular en 2011. “Si quieres trabajo, vota al Partido Popular”, anunciaba la formación cuatro años atrás. Sin embargo, los datos de empleo que publica el Instituto Nacional de Estadística no confirman los eslóganes que usa la candidata ‘popular’ de manera repetida. Dice María Dolores de Cospedal que su Ejecutivo lleva 19 meses consecutivos  “mejorando los datos de desempleo” y que son 14 meses en los que la región registra una “creación de empleo neto”.

La Encuesta de Población Activa es clara en su comparativa entre el segundo trimestre de 2011, meses de cambio de gobierno, y los últimos datos de 2015. Y es que mientras los datos de población activa y ocupada bajan, los parados suben. En el primer caso, la población activa de Castilla-La Mancha alcanzaba, en 2011, los 1.025.000 ciudadanos, pero baja en más de treinta mil personas en el primer trimestre de 2015, hasta los 991.500 castellanomanchegos. Lo mismo ocurre con los ocupados de la región, que han pasado en el mismo periodo de tiempo de 787.500 a 707.000. La población inactiva también ha bajado, pasando de ser 701.200 personas a 698.100 en 2015.

Población activa de entre 16 y 25 años en Castilla-La Mancha 2011 y 2015

Foto: INE

Y, si bien Cospedal señala que los datos de empleo han sido positivos en los últimos meses, la realidad entre el inicio y el fin de la legislatura es que los parados han aumentado de los 237.600 del segundo trimestre de 2011 a los 284.500 en la última EPA publicada. Ahora bien, en el caso de los jóvenes entre 16 a 25 años el número absoluto de parados bajó en este período, de 50.400 a 47.600 también es cierto que la bajada de jóvenes que pertenecen a la población activa es mucho más pronunciada. Mientras en 2011 el total superaba los cien mil jóvenes de entre 16 y 25 años, los últimos datos de 2015  señalan que este número baja a los 75.100. El caso de las chicas es especialmente preocupante, ya que se ha reducido a cerca de la mitad: de 21.900 en 2011 a sólo 12.900 en los últimos datos.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha