eldiario.es

Menú

La especial importancia de Castilla-La Mancha en la campaña del PSOE

La región es, junto a Andalucía y Madrid, una de las Comunidades que más visitas recibirá de del secretario general de la formación, Pedro Sánchez.

Las encuestas otorgan la revalidación a María Dolores de Cospedal, en la mayoría de los medios, pero nunca con la mayoría absoluta. Emiliano García-Page contaría con entre 14 y 11 escaños en las próximas elecciones.

- PUBLICIDAD -
Pedro Sánchez y García-Page protagonizarán un acto público en Albacete el próximo lunes

La próxima visita de Pedro Sánchez a Albacete es ya la tercera que ha realizado el secretario general del PSOE a territorio castellanomanchego. Sánchez ha acompañado a Emiliano García-Page en las provincias de Guadalajara y Cuenca, como parte de la precampaña electoral. A partir del inicio de la campaña oficial, el secretario general socialista visitará también Toledo el primer domingo de la campaña, para pasar por Ciudad Real el día 20 de mayo, dos días antes de acabar la campaña de las municipales y autonómicas. Castilla-La Mancha es, junto a Andalucía y Madrid, las comunidades que más visitas de Sánchez recibirán.

María Dolores de Cospedal, candidata por el Partido Popular a revalidarse como presidenta de la Junta de Comunidades, se juega mucho en las próximas elecciones. Pero aún más el PSOE. Para la formación de Pedro Sánchez sería un logro importantísimo volver a recuperar Castilla-La Mancha y, para eso la precampaña de Emiliano García-Page ha sido muy intensa. El candidato socialista regional se ha desplazado por todas las provincias durante la última semana, a pesar de que la campaña todavía no ha comenzado oficialmente. La apuesta de García-Page ha sido centrarse en el PP como su único contrincante, evitando a las demás formaciones, y para eso también ha contado con el apoyo de líderes históricos socialistas, como José Bono o Alfredo Pérez Rubalcaba.

Los resultados de las elecciones de 2011 estuvieron lejos de ser las mejores para los socialistas en la región. Sólo dos de las capitales de provincias quedaron en mano del equipo de García-Page, de las nueve que los socialistas alcanzaron en los últimos comicios municipales y Nemesio de Lara se quedó sólo a la cabeza de la Diputación de Ciudad Real. A pesar de estas cifras, los socialistas están convencidos de su éxito y se han expresado abiertamente en contra de cualquier coalición electoral con otras formaciones políticas. Incluso, a pesar de la famosa cena que dirigentes del PSOE mantuvieron con Pablo Iglesias, evento que el Partido Popular ha intentado usar a su favor todo lo posible.

¿Qué dicen las encuestas?

Diversas encuestas han salido en relación a las próximas elecciones autonómicas en Castilla-La Mancha. Todas, menos ABC, coinciden en algo: María Dolores de Cospedal perdería la mayoría absoluta en el Parlamento regional. Sin embargo, ninguna ofrece a Emiliano García-Page más de catorce  escaños de cara al 24 de mayo. Además, la rebaja del número de diputados, a través de la reforma del Estatuto Autonómico, no contaba con la fuerza con la que se han introducido formaciones como Ciudadanos o Podemos en la región.

Vozpópuli otorgaba, en febrero de este año, entre 14 y 16 escaños a Emiliano García-Page, mientras que a María Dolores de Cospedal, no más de quince. El medio alcarreño La Calle señalaba en su última encuesta que ambos candidatos alcanzarían los mismos resultados, catorce escaños, mientras que Podemos entraría con hasta cuatro diputados. Son los resultados más positivos que ha recibido el candidato socialista en las encuestas publicadas durante la precampaña.

Como era de esperar, ABC ha otorgado a María Dolores de Cospedal una “holgada mayoría absoluta” con 18 escaños de los 33 diputados que formarán las Cortes regionales en la próxima legislatura. Emiliano García-Page por otro lado, según el medio, conseguiría unos once y Podemos se quedaría con el resto. ABC además ha atacado a los socialistas, señalando que la formación de Pablo Iglesias se quedará con los votos del PSOE, afirmando así que la “emergencia del populismo” tendría un “muy reducido impacto en el PP de Cospedal”.

Finalmente, La Razón ha asegurado que Castilla-La Mancha es un feudo “que da tranquilidad electoral” al Partido Popular. Según la última encuesta del medio, Emiliano García-Page perdería un 10% de los votos que consiguieron los socialistas de Barreda en 2011, pasando a tener sólo entre diez y once escaños. El medio apunta, además, que la reforma electoral impulsada por María Dolores de Cospedal tendrá especial efecto entre los socialistas, que se verían obligados a alinearse con las otras fuerzas políticas.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha