eldiario.es

Menú

Por una jornada de 35 horas: "los funcionarios no somos derrochadores culpables de la crisis"

Los empleados públicos de la Junta se han concentrado en todas las provincias de Castilla-La Mancha contra la intención del Gobierno de Rajoy de que se vuelva a las 37,5 horas semanales de jornada laboral

Los sindicatos advierten al Partido Popular castellano-manchego que "no tolerarán la demagogia" de quien incrementó la jornada laboral y ahora se suma a las propuestas para reducirla

- PUBLICIDAD -
Concentración en un centro público en Toledo

Concentración en un centro público en Toledo

Los empleados públicos dependientes de la Junta de Comunidades de Castilla la Mancha se han concentrado este para reclamar "una solución inmediata" contra la decisión del Gobierno central de recurrir el acuerdo de recuperación de las 35 horas de jornada laboral aprobado por el Ejecutivo castellano-manchego para volver a las 37,5 horas semanales que impuso la que fuera presidenta regional, Dolores de Cospedal.

Las concentraciones se han producido en todos los centros públicos de trabajo de la región y también en la Delegación y las subdelegaciones del Gobierno en Castilla-La Mancha. En un comunicado conjunto de los convocantes,  CCOO, UGT, CEM, CSI.F, FSES Intersindical, STAS, SIC-GS y USAE, se ha mostrado la "repulsa por la acción lesiva del Gobierno central" y se ha exigido al Gobierno Autonómico "que aplique cualesquiera de las formulas existentes que emplean numerosas administraciones, y que hacen posible una flexibilidad compatible con las jornada laboral de 35 horas".

De no ser así, advierten, "los empleados públicos de Castilla la Mancha volveríamos a ser los peor tratados de todo el territorio nacional" y en este sentido recordaban "recortes" como la jornada laboral, la llamada 'Tasa Cospedal' que disminuye el 3% del salario de estos trabajadores, la "sobrecarga" de trabajo existente en las diferentes administraciones, la "normativa ultrajante en incapacidad temporal" o la paralización de la carrera profesional, entre otras cosas. 

"Hemos perdido más del 30 % de poder adquisitivo", denuncian, además de recordar la disminución de los salarios desde el inicio de la crisis. Los empleados públicos dicen sentirse como "una pelota de fútbol pateada por dos partidos políticos cuya meta es la búsqueda del rédito electoral" y dentro de "un partido donde hay varios árbitros, donde se toman decisiones sin tener en cuenta a sindicatos y trabajadores". 

"No toleraremos la demagogia del PP de Cospedal"

Los sindicatos advierten que no tolerarán "que se nos utilice jugando con nuestras condiciones profesionales tanto económicas como laborales" y añaden, que harán lo mismo con "la demagogia del PP castellano-manchego de Cospedal que siendo artífice del incremento de jornada ahora se suma a las propuestas de todos los sindicatos de la Mesa General".

Hoy mismo, l a portavoz del Partido Popular de Castilla-La Mancha, Carmen Riolobos, aprovechaba la convocatoria de movilizaciones para "exigir" al presidente de la Junta, Emiliano García-Page, que "cumpla sus compromisos y aplique las 35 horas a los trabajadores públicos de inmediato".

Los empleados públicos "no tenemos culpa de la corrupción"

Hay unos 70.000 trabajadores afectados, entre maestros, profesores, médicos, enfermeros, celadores, administrativos, ordenanzas, peones u oficiales que, dicen, "no tenemos culpa de la corrupción, del derroche que se ha realizado en el erario público, que nos hemos presentado a un fuerte proceso selectivo peleando por un puesto en igualdad, mérito y capacidad".

En este sentido, añaden, "no nos han colocado a dedo como hacen los políticos con sus asesores, no cobramos miles y miles de euros como los políticos que se reparten cargos en multitud de empresas públicas creadas “ad-hoc” para eludir formas de acceso y control presupuestario. Somos los que damos la cara en la Administración y prestamos un servicio social básico en nuestra sociedad".

Los sindicatos han dicho "basta ya" a usar al empleado público en los "juegos políticos", a "criminalizarnos como si fuésemos los derrochadores culpables de la crisis", a recortes en el sueldo y piden que se comience por "recuperar de una vez lo que nos están quitando", las 35 horas de jornada laboral.

No se descarta una manifestación regional

Los sindicatos no descartan la celebración de una manifestación regional según el responsable del sector autonómico de UGT en Castilla-La Mancha, Luis Manuel Monforte, quien ha comentado, según recoge Europa Press, que aunque en principio barajaron celebrarla este fin de semana, lo vieron "complicado" por la celebración del Corpus en Toledo, de tal forma que "seguramente" se vaya a mediados de junio.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha