eldiario.es

Menú

‘Signal’: presente y pasado unen lazos en busca de justicia

Este drama surcoreano con tintes fantásticos ha sido todo un fenómeno de masas en su país.

Brillante, adictiva y compleja es posiblemente una de las mejores ficciones de este 2016.

- PUBLICIDAD -
Foto: dramafever.com

Foto: dramafever.com

Hace unas semanas, cuando escribí sobre los ‘upfronts 2016’ avisé que la próxima temporada el tema temporal -con viajes o no incluidos- iba a estar de moda. Hasta cuatro propuestas lo tocaban: ‘Time after time’, ‘Making History’, ‘Timeless’ y ‘Frequency’, esta última es la que tiene más reminiscencia con la serie de la que hablo en esta entrada.  Un diamante surcoreano de 24 quilates con el título de ‘ Signal’.

Este drama surcoreano con tintes fantásticos ha sido todo un fenómeno de masas en su país y, desde luego, si se emitiese en HBO o AMC sería un bombazo a nivel mundial. Un excelente, en mayúsculas, piloto que tras su visionado recuerda a aquella película que se estrenó en el año 2000 y que protagoniza el actor Dennis Quaid, ‘Frequency’; aunque, ‘Signal’ recoge esa esencia o idea poco a poco se aleja de ella y la eleva a un nivel superior.

Se emitió durante los tres primeros meses de este 2016 en la cadena TVN y está protagonizada -aunque os suene a chino- por Lee Je-hoon, Kim Hye-soo y Cho Jin-woong. Una ficción que seguramente no estará en el 99% de las listas de mejores series del año para los críticos seriéfilos dada su procedencia y que no está distribuida a nivel internacional -de momento- pero, sin duda y gracias a la recomendación de Lorenzo Mejino, estará en la mía.

Foto: hancinema.net

Foto: hancinema.net

Park Hae-young (Lee Je-hoon), un ávido y joven detective especializado en perfiles de asesinos y delincuentes, encuentra por casualidad o destino un antiguo walkie talkie perteneciente a Lee Jae-han (Cho Jin-woong) un antiguo agente de la policía que lleva más de 15 años desaparecido. En ese preciso momento y, en ciertas ocasiones a lo largo del tiempo, empiezan a producirse breves conexiones entre presente y pasado.

Las concisas conexiones servirán para intentar resolver casos -en el presente- que se quedaron ‘olvidados’, cerrados y sin solución en el pasado. Para este tipo de crímenes y delitos se crea una brigada especial comandada por Cha Soo-hyun (Kim Hye-soo). El teniente Park mantendrá las conexiones con Lee en secreto, mientras poco a poco descubre que todo está interrelacionado y que lo que toquen en el pasado tendrá una repercusión en el presente.

Foto: noonasoverforks.com

Foto: noonasoverforks.com

Si tuviera que definir con par de vocablos el texto de ‘Signal’ esos serían, sin lugar a dudas, el de complejo y el de dificultad; ya que, un guión que compromete narrativamente tanto el presente a través de sus cambios en el pasado es una tarea muy laboriosa, en el sentido de lo fácil que es caer en incoherencias y agujeros de guión estrepitosos. El entrelazado de las dos líneas temporales y sus correspondientes tramas y subtramas es perfecto; realizado por verdaderos maestros artesanos. Todos los problemas que pueden traer este tipo de narración están resueltos de forma muy natural, fácil y verosímil, siendo una auténtica delicia para todos los sentidos.

La duración de los episodios -cerca de los 70 minutos- no supe ningún lastre para la narración, al revés, cada uno de ellos es una dosis de tensión y ritmo a partes iguales. Sin duda, todo está pensado al milímetro para que cada segundo sea importante. Este drama policial con tintes fantásticos combina y conjuga a la perfección todos los elementos narrativos (los clímax, los contrapuntos, los tiempos, el ritmo, etc) para ofrecer al espectador un buen e interesante espectáculo.

También hay que reseñar una más que buena dirección cinematográfica, una excelente ambientación y una gran banda sonora.

Foto: hancinema.net

Foto: hancinema.net

Una historia central ligada a la corrupción y tejemanejes policiales se va desgranando a través de los diferentes casos sin resolver que vuelven al presente; aunque, poco puedo escribir sobre ella ya que es mejor que vosotros vayáis descubriendo todo. Esas ayudas y pistas, entre pasado y presente para resolver esos delitos es a cuentagotas, es decir, esas conexiones solo se dan a una hora concreta y con una duración estimada de un solo minuto. Lo que es un acierto total, ya que convierten en esos momentos en algo emocionante y clave: tanto que decir, tanto que callar.

El juego hábil para alternar entre las dos líneas temporales se le une tres protagonistas (Park, Lee y Cha) fantásticamente construidos que tiene un gran trasfondo y complejidad. Ellos están unidos por más lazos de los que creen y la relación y la química entre ellos se va creciendo capítulo a capítulo. Personajes con una fuerte personalidad que quieren conseguir justicia ante una corrupción fuertemente arraigada.

‘Signal’ es una de esas ficciones que da para tantas conversaciones y para rellenar cientos de páginas digitales desmenuzando cada episodio para teorizar sobre ella. Desde un piloto excelente, ‘Signal’ solo sabe crecer, crecer y crecer.

Pocas veces me entusiasma tanto una serie a la que le doy un diez y una recomendación muy firme. Quizás, es uno de los guiones más trabajados que he visto estos últimos dos o tres años. Si esto lo hubiera creado la HBO estaríamos hablando de una obra maestra, no lo dudo. Se puede encontrar buceando por internet en versión original con subtítulos en español.

- PUBLICIDAD -

Comentar

Enviar comentario

Enviar Comentario

Comentarios

Ordenar por: Relevancia | Fecha